domingo, 26 de septiembre de 2010

El cofre del tiempo

El día 1 de Octubre se inaugura la nueva biblioteca y centro cultural del barrio donde me crié ,y por motivos que no vienen al caso me han invitado al evento y a participar en el juego del Cofre del Tiempo , que es esa iniciativa según la cual se escriben una serie de mensajes para sellarlos y abrirlos dentro de una pila de años (en este caso veinticinco ) .
He sentido vértigo escribiendo para un grupo de personas y para mí misma , para la Reyes de 66 años ,(si es que llego, claro ) pero lo he hecho .
Al acabar lo he releído y la idea general desprende un cierto aroma de esperanza .
No lo he hecho aposta , de verdad .
Pero es lo que me sale.
Debe ser que estoy cambiando en serio .

16 comentarios:

Pilar Vidal Clavería dijo...

Hola Reyes,

Ya me habían hablado del Cofre de Tiempo, creía que que eran 100 años los que se tardaba en abrir el cofre.

Me gusta el aroma de la esperanza y me alegran tus cambios.

Un abrazo

iris dijo...

Me encanta el tono de optimismo que desprenden tus palabras. Besos guapa.

añil dijo...

Enhorabuena por la invitación al cofre del tiempo.
Me alegra ver esa nueva visión en tí, parece que las islas te han influido mucho.


Un beso

Isabel dijo...

Qué bien suena eso de "el barrio donde me crié"
Aromas de esperanza y cambios huelo yo también. No sabes cómo me alegro.

Besazo

NáN dijo...

Dabuten!!!

carmen dijo...

Olé!
Que estás cambiando todavía a mejor??

Miguel Baquero dijo...

Tendrían que abrirlo a los 50 o a los 100 y que hasta entonces se mantuviera esa esperanza

Sue dijo...

A mi el paso del tiempo me da vértigo, así que prefiero no pensarlo.
Reyes, recién empiezo a mirar blogs de nuevo. Es un gusto saber que sigues ahí.

BS en llamas.

El miércoles por la tarde estaré free. Te llamo.

iliamehoy dijo...

Si que da cosa, si... Una gran demostración de valentía u de esperanza.
Una sonrisa

Araceli Esteves dijo...

Es una buena idea, que te obliga a enfrentarte al vértigo que nos produce a todos el paso del tiempo. Yo no sabría qué poner.

Elvira dijo...

Dicen que se puede vivir sin fe, pero no sin esperanza. ¡Bien por ti!

Besos

virgi dijo...

Qué bien, chiquilla! Me alegra ese tonillo que olfateo, me provocas una sonrisa de cariño largo.
Ya me contarás.
Besitos

Reyes dijo...

GRACIAS A TODOS .
Nos vemos en Octubre de 2035 en la biblioteca de mi barrio .
(Bueno, mejor antes).
Besazos.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Pues yo te rogar que no cambies nunca... bueno, que cambies lo justo para ir adaptándote a la vida que es cambiante.

Besos

Ampersand Libros dijo...

¡¡¡ohhhh!!! El barrio de mi infancia no tiene biblioteca, o por lo menos, que yo sepa, después de abandonarlo; que tuviera una sería una gran esperanza. En un episodio del Doctor en Alaska, Maggie encuentra una carta que se escribió de adolescente, a sí misma, y la encuentra de adulta. Quizás me anime y la guarde entre las hojas de algún libro que sepa que releeré dentro de 25 años. Besos ;)

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Reyes:
La esperanza, la positividad, es muy importante y muy buena, porque aunque no nos demos cuenta, los seres humanos todos estamos interconectados, y por eso tus pensamientos y emociones influyen de alguna manera, sobre el estado de ánimo y la mentalidad del resto. De hecho, las personas están más predispuestas a hacer suyas aquellas ideas que más abundan en la conciencia colectiva, aún cuando no sean buenas ideas. Si fuéramos conscientes de que compartimos nuestras ideas y emociones con todos los demás, aportaríamos nuestros mejores activos a ese fondo común y seríamos más responsables con lo que pensamos, sentimos y decimos, pues las palabras fortalecen a esos pensamientos.
Así que gracias por tu esperanza. Besitos:
Tadeo

Mamá

Mamá es una desconocida que deambula por la casa, quitando el polvo , vaciando las cestas de la ropa sucia y de vez en cuando quejándose ...