sábado, 29 de septiembre de 2012

Un país para follárselo


Ahora que Mariano Rajoy se atreve a recalcar que la inmensa mayoría de los españoles somos tela de gilipollas buenos,una vez más son los artistas gráficos los que me ponen una sonrisa en los labios,aunque sea amarga.No voy a entrar en lo que siento cuando oigo la opinión de gente normal,gente trabajadora de ano expandido,que derrama sus opiniones como vómito digerido por otros.Tampoco puedo cabrearme ya más por cosas lejanas porque gracias a mis dioses tengo cosas que hacer y vivir que me acarician el corazón,(en mi casa ahora hay palomitas de maíz crujiente,perras,niña,limonadas y tendederos de cinco metros para poner sábanas a secar)y con eso me basta para ser feliz.
De momento.
Sólo que espero de todo ídem( uy,esto ya no debería ser un ídem,la palabra "corazón " quedó muy lejos ...bueno,ya sabéis que trabajo sin guión):a lo que iba; que sólo espero que algún día podamos tener por fin un gobierno que no merezcamos.

martes, 25 de septiembre de 2012

domingo, 23 de septiembre de 2012

Verdades/Mentiras


Ahora que llega el otoño y debo reinventarme,sacando del día medio folio de ideas positivas entre cuadernos de desesperación interna,decido que ciertas cosas son verdad y otras mentira.

Es verdad que no soy perfecta ,pero es mentira que alguna vez yo pretendiera serlo.

Es verdad que no tengo ambición pero es mentira que no sepa apreciar la luz fresca de un día nublado con su evocación de cuevas y pan con mantequilla,aunque es verdad que me falla la energía más que a una pila de los chinos.

Mentira son todos mis pensamientos ingenuos sobre la mejora de las relaciones humanas y la solidaridad como principio,pero verdad es que hay más luz que sombra aunque los titulares se empeñen en lo contrario.

Es verdad que cada mañana en el metro boceto personajes que nunca escribiré( en mi afán vampírico voy robando caras) y es cierto que una mañana lloré sin que nadie se diera cuenta porque me vino a la cabeza que es el amor el principio y fin de todas las cosas,y todo porque enfrente de mí se sentó un chico muy delgado,medio tontito según diría esta sociedad tan avanzada que hemos creado después de años de luchas tribales e iluminaciones;aquel chico tenía bondad en la mirada y una cabeza muy gorda,ambas cosas motivo más que suficiente para ser una víctima entre los bellos y listos.

Ahí fue verdad que me preocupé a mí misma porque la compasión no puede ser nunca una herida,sino una fuente de dulzura,pero también es verdad que seguí mi rutina como si tal cosa.

Es mentira que Einstein estuviera seguro de todo lo que pensaba,pero es verdad que existe la magia y más cierto aún que mis ideas pueden cambiar la realidad de la gente más cercana ,o simplemente mi pobre y pequeña vida,que se abre como una flor enferma de poesía,aunque yo no quiera darme por enterada y me esconda en el tambor de la lavadora mientras separo la ropa blanca de la de color.

Claro que es mentira que sea tan sensible como escribo,puesto que alegremente me meto en la rueda de hámsters depresivos para trabajar y mantener conversaciones de mierda como el más sano de nosotros,y no me duele nada más que la cabeza de vez en cuando.

Bueno,es verdad que vivo,y con esta verdad,ahora mismo,tengo suficiente.

(En la foto las dos macetas del aloe que me ha pasado un compañero de trabajo;me han dicho que es bueno para las quemaeras,que no es lo mismo que las quemaduras,pero probaré a ver).
Y gracias por todos los correos y comentarios delfinarios que me han llegado,por unos días me he sentido escritora de verdad;quiero que sepáis que todos me han venido bien,incluyendo las críticas;creo que cada día sé más quién soy y lo que debo esperar de mí;es un buen trabajo;me gusta crecer y resistir como hacen las plantas).

jueves, 13 de septiembre de 2012

Delfines on the road

Aunque esta semana no estoy en mi mejor momento,con otitis y molestias varias (aparte de esta falta de tiempo y ganas que empieza a preocuparme,la energía no me da casi para nada más que para trabajar,comer,maldormir y volver a madrugar)he de anunciar,con menos palabras de las que yo quisiera,la aparición en el día de ayer "La puntualidad de los delfines"por fin,en la página de LiteraturasLibros.com,donde está a disposición de todo el que quiera y tenga ebook.
Yo no tengo pero por las mañanas veo cada vez más gente lectora que pasea por las líneas digitales,y como en el fondo una es medio boba y además no tiene remedio,me hace ilusión que alguna de esas personas madrugadoras esté un día de éstos leyendo mis historias mientras a pocos asientos voy yo,pálida y con ojeras,con esa pinta de náufraga que me caracteriza o que a mí y sólo a mí me parece ver reflejada en los cristales de los vagones.
Habrá quien vea sólo una maruja más bien depre,que va a trabajar a una oficina de Correos;sin embargo soy alguien que escribe,y que ya está de alguna manera en algún punto del océano de los libros.
O el mar de las palabras,que es más cursi aún.
Pero con cursiladas o sin ellas,salto entre las olas y os hago señales.
Prometí que lo anunciaría,y aquí está.
Gracias y besos para todos los que en algún momento habéis pasado por aquí.
Volveré con más tiempo.
Abrazos.

(No lo he dicho y espero que salga en el libro,la foto de la portada es el mar de Tenerife,obra de Virginia Glez. Dorta que además de artista,es mi amiga).

sábado, 8 de septiembre de 2012

Me perdono







Esta mañana,mientras pelaba unas gambas para el arroz,pensaba en las muchas cosas que he aprendido sobre mí en los últimos años;la claridad meridiana con la que he asimilado la razón de todos mis fracasos,o de algunos al menos,por haber maltratado el inmenso ramo de posibilidades que solemos tener al principio de la existencia,cuando todas las cosas,relaciones y experiencias están por estrenar.

Las cosas que pude hacer con mi instinto, las posibles mujeres que pude ser y que sin embargo murieron entre mis depresiones y acojones,como todas las capacidades perdidas en el regazo de la atroz cobardía.

Pero no era una sensación de lamento la que me acompañaba al pensarlo,sino más bien un sentimiento de conformidad.

Partiendo de la base de que,aun con esos pensamientos Alicia sobre los que filosofaba Sue el otro día en su blog,mi esqueleto ideológico esencial es bueno,en sentido machadiano,tampoco me voy a quejar,ya no se me ocurre.

En el pasado hice lo que pude teniendo en cuenta la información que tenía,la educación recibida,los mapas heredados y todo lo que a lo largo de mi camino he ido poniendo en duda,desmontando cada uno de mis días con la precisión de los paranoicos y volviéndolos a montar a la siguiente jornada;y no sólo eso,sino que decidí que me perdonaría.

Sí,me perdono a mí misma el daño que me hice,las horas arrancadas al sueño,las lágrimas inútiles,las búsquedas sin sentido,el protagonismo que puse (y que pongo todavía,según los instantes)en manos de los demás,cuando necesito que aprueben todo lo que hago o pienso;

me perdono por clamar ante la falta de alma,la burricada constante en la que vivimos en este sistema intolerante y oprimido,(hay quien todavía piensa que la opresión sólo procede de las tiranías políticas,como si el machismo ,la xenofobia,la homofobia,la violencia verbal y el catetismo barbárico no fueran una forma insoportable de falta de libertad);

también me perdono por creerme moñas sólo por tener corazón,me perdono por la necesidad que tengo a veces de escupir rabias e injusticias,me perdono por haber amado y por haber odiado,me perdono por haberme creído todo lo que me contaban,empezando por los curas y acabando por aquel amor mentiroso que me volvió fea e inapropiada;me perdono por haberme atrevido a bajar hasta los infiernos de mi propia y asquerosa honestidad;me perdono por no ser perfecta en un mundo de pensamiento uniformado donde las revoluciones se hacen virtualmente mientras fuera el rebaño sigue pastando;no arden los ministerios ni los bancos,arden los bosques,y yo me perdono por no entenderlo.

Pero me perdono también porque sé que las noches de insomnio seguirán,puesto que no soy un Buda y el vaso de agua mantiene su capacidad de ahogarme;aunque también me perdono por seguir manteniendo la esperanza;por inventar palabras y hacer mala poesía y por desear escribir en renglones japoneses siendo tan sólo una sevillana que abandonó filología en primer curso por un desengaño amoroso.


Me perdono por ser básica y pequeña;por comer demasiado;por usar la cerveza como ansiolítico;por marujear en el sofá y por pretender la libertad de pensamiento;por la soberbia de querer a veces escandalizar a los otros contando cosas de mi vida,algunas inventadas,por ese deseo de sacudir el árbol de bellotas a ver si al caer se convierten en iluminados como yo;me perdono por haber tapado los espejos de mis ojos con sabanitas de dolor y penuria.


Que sí.

Hoy me perdono.


(La foto es mi versión del Ecce Homo).

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Telegrama


Espero que todos bien STOP Yo trabajando en Correos en ventanilla STOP Me levanto a las 6 de mañana y veo que cada vez amanece más tarde STOP La ciudad se abre para mí con desayuno céntrico y flores de los jardines públicos STOP La gente está muy mal en su mayoría,esto dicho así en general STOP Yo no soy una excepción desde luego pero resisto con mirada al horizonte y albricias en salsa verde STOP desechando miedos y atravesando puentes a veces muy despacio STOP Estoy perdida del blogocoso,Sorry STOP Vuelvo pronto que ni leer puedo STOP corto ya que los telegramas a partir de 49 palabras cambian tarifa STOP besos.
(Si necesitáis argo ya sabéis dónde estoy).

Algo se romperá (Crisis)

Algo se romperá entre nosotros cuando ya no piense como tú, cuando entiendas que lo que tanto te importa se me da una higa, cuando nos dé co...