lunes, 31 de diciembre de 2012

Mañana de cristal




Esta mañana salgo al campo con la perra y una luna mordida se cuelga sobre un cielo azul rosa cortado a navaja.

A lo lejos se ve Sevilla brillando con los primeros rayos de sol y se me ocurre que es una especie de bufanda con lentejuelas, o quizá lo que brilla son cristales.

Sí,deben ser cristales de ventanas,hospitales,edificios de telemarketing,oficinas.

Un hormiguero precioso cuajado de cristales,como algo roto en medio del campo.

Hace un frío de cojones,un pobre chucho peludo hurga en la basura,hace intento de perseguir a mi perra de algodón pero le paro en seco,aunque a cambio le pido al Creador que encuentre un hogar antes de que acabe el día.

Enseguida retoma su labor de buscar comida metiendo el hocico en una bolsa destrozada que está esparciendo por el suelo.

Es una escena curiosa,a la espalda del perrillo una línea de horizonte limpísima recorta la silueta de un árbol y la luna,ahí sigue.

Estoy fatal,pienso,la luz de la fe sigue brillando en mí,aunque mi corazón sea una lata,a la mínima empiezo a rezar mentalmente,no sé por qué.
(las latas también pueden brillar).

Esta mañana el espejo me ha devuelto una cara infame por la falta de sueño.

Estoy echando de menos los días de vacaciones,las mañanas del hotel,los puestos de zambombas,dormir bajo un castillo,la ilusión de no tener nada que hacer.

Esta noche hay fiesta y cena en mi casa;pero yo sólo puedo pensar en pasado mañana,qué agobio.

Éstos no son pensamientos de año nuevo,la verdad; éstos son los mismos flecos del año viejo.

De todos los años de mi vida pasada.

Y presente.




sábado, 29 de diciembre de 2012

A limpiar la casa


Después de más de cuarenta años de vida (pocos más,dice el ego,que desea ser un ente follable durante toda la eternidad)empiezo a ver cuáles son las cosas importantes al cabo;ideas que uno oye y le parecen un puro tópico pero resulta que son verdad;por ejemplo,que lo mejor de viajar es volver a casa.

Que la felicidad es una sensación más que un estado y que la inmensa mayoría de lo que creímos imprescindible era superfluo.

Soy muy feliz,me lo veo como si fuera un grano en la cara;la felicidad también puede ser un grano al que no quieres acostumbrarte no sea que se explote,por eso no lo quieres ni tocar.

Pero la porcelana de la desgracia sí que nos inspira, con ésa nos atrevemos ,no nos da miedo acercarnos ,cortarnos con sus añicos,la cuidamos y la definimos y la ponemos en el altar que rige este valle de lágrimas.

En mi pequeño despertar diario me doy cuenta de esto,y es un descubrimiento delicado como la sífilis,la tuberculosis y otras enfermedades románticas.

Sigo soñando con olas negras que me cubren,sigo visitando el reino de los muertos a menudo; el otro día soñé que mi abuela iba a cumplir 86 años y le prometía a mi madre que pasaría a verla pronto; ella murió un 19 de Enero con 85 y en el sueño me daba cuenta de lo erróneo que era no haber ido a verla a menudo;me acordé de la inmensa Historia de Genji de aquella autora que sabía de su propia muerte por soñar con Budas anunciantes,sensible y temerosa como yo misma,un carácter repetido a través de los siglos;
sigo oyendo en mi cuerpo los susurros de lo que va mal,porque algo va mal por ahí abajo,siempre,pequeños dolores que taladran los huesos inocentes,hinchazones que hablan de dolencias femeniles que mantengo al margen de los controles periódicos por si resulta que es algo más que mi ansiedad.

Nunca lo comprobaré,no me interesa, a no ser que un día me obliguen a escribir torcido porque el dolor curva y entorpece.

Más bien quiero ocuparme de limpiar la casa;se acercan días nuevos en los que será necesario aprender a vivir de otra manera.

Con un poco de voluntad quizá pueda dejar de juzgar a la gente a la velocidad de la luz,quizá pueda relajarme lo suficiente para dejar de sentir latidos en el ojo izquierdo.

Quizá pueda sentirme tan guapa como dice mi hija que soy,cuando en realidad estreno una cara nueva y mucho más mayor todos los días,un mapa de bolsas y ojeras,un óvalo bien conocido que cuelga sus columpios a los lados de las mejillas,y digo conocido porque es en efecto la cara de mi padre.

A todo eso una tiene que acostumbrarse; a eso y a la maravillosa sabiduría que se nos regala gota a gota en cada jornada,puesto que es imposible hacerlo de otro modo.

Aprender hasta el último día,sentada en un pupitre eterno (éste de la foto ,que está en Baeza, en el aula que usaba Antonio Machado para dar sus clases de francés,podría valer,)con el corazón de un niño.

De una niña curiosa,en este caso.


Me atrevería a recomendaros una limpieza general de afectos y desafectos, de intereses y prioridades,aprovechando el fin de año.

Una gran Tirada a la basura de todo lo que no sirva.

Es barato,sienta muy bien y por eso mismo jamás lo dirán por la tele.

Feliz Año Nuevo a tod@s.








sábado, 22 de diciembre de 2012

Pues ná,felicidades y todo eso

Sobrevivimos,pues.

Y como es día 22 hay que desearse lo mejor con la mejor de las intenciones,que de

cabrones ya vamos sobrados; también sobra todo aquello que no fue auténtico,

pero que nos sirvió para aprender,que es para lo que estamos aquí.

Así que con más torpeza que otra cosa me pongo a redactar una felicitación para estos

días.

He pensado en colgar una felicitación cañera y pesimista,tal que

así:


Pero luego caí en que este blog no es la 1 de TVE precisamente y que no se trata de

crear conciencia entre los propios amigos.

Se trata de insuflar esperanza y buen rollo,sin recurrir al patriotismo

sentimental del anuncio de Campofrío.




(La primera vez que lo vi,absorta y emocionada cual Michael Langdon cortando leña, me gustó (soy tan emocionalmente cursi)... pero luego repasando,y con la inestimable ayuda de sitios web como Zona Crítica,me di cuenta de que en verdad resulta patético,como si ahora tuviéramos que inventarnos motivos para el orgullo,cuando los tiros no van por ahí;el tema no es que seamos un buen pueblo o un mal pueblo,sino un pueblo machacado y estafado).

Un pueblo que ya no puede ni cantar los viejos estribillos porque cada vez está más desnudo.



Y encima este año sin paga,pa una vez que trabajo en una empresa pública...lo cual nos hace plantearnos las viejas preguntas...




Pero qué se le va a hacer;tenemos derecho a un poco de esperanza.



No sé vosotros,pero mi pequeña lucha ,el poco contraste entre lo que pienso y lo que hago,me hace feliz.

Leí algo no hace mucho sobre la felicidad;una de las bases es mentir lo menos posible,encontrar una coherencia entre lo que sientes y cómo actúas,desde la ideología política hasta las relaciones personales.

Intentar cada día de la vida ser honesto con uno mismo,no defraudarse continuamente,no tirar piedras contra el propio tejado,no actuar en contra de los sentimientos e ideas.

En ese sentido,y aunque sea una lucha de hormiga,me siento lo bastante fuerte como para desearos una feliz Navidad y unos días inmejorables en los que se empiece a notar la brisilla fresca de mejores vientos.

Que así sea.
Hasta la semana que viene.

jueves, 20 de diciembre de 2012

El pollito Mariano Pío (Versiones).

No es lo que se dice un reto intelectual pero me he divertido mucho con este

pollito Pío,un juego de añadidos,y su correspondiente versión Rajoy.

Vayamos por partes; ésta es la versión original,apropiada para bailar con los críos.




Y ésta es la que podríamos bailar los adultos(españoles) en las próximas fiestas.




domingo, 16 de diciembre de 2012

Un trozo de bizcocho

Después de leer los comentarios al anterior post,lo mínimo que puedo hacer es ofreceros un trocillo de bizcocho.
Lleva poca azúcar,está mejor de corteza que otras veces y su nivel de esponjosidad es aceptable,con un toque de textura acanelada.
Estoy por aceptar la entrevista para el País semanal que llevo meses rechazando,porque si hay algo que me reviente es el pijerío asubnormalado de sus contenidos.
Jajaj.
(Se nota que estoy de vacaciones,eh??).
Feliz semana a tós.
Y zen kius por estar ahí.

sábado, 15 de diciembre de 2012

Diciembre




Primera parte post.


(Hace un día de ésos que apetece escuchar música clásica,a veces Diciembre nos convierte en personajes de una película francesa.Por la ventana puedo ver cómo el viento agita las ramas y hojas de los inocentes árboles y yo sé que casi seguro no saldré a ninguna parte.

Me quedaré escuchando mi dolorcito de cabeza,potreando el sofá y zapeando con la manopla del mando a distancia,porque hace tiempo ya que no tengo libros,hay rachas en las que me falta la lectura obsesiva,estas semanas me he entretenido con el alimento light de unos cuentos que tenía por ahí de Rosa Montero,escritos hace ya unos años y que me llevo a la boca como si fueran rosquillas ,familiares y asequibles.

Parece que me aburre también (y esto es terrible,sobre todo para mí)toda la parafernalia que supone escribir y todos los rollos que se cuentan sobre ello,cuando lo que sobran realmente en este mundo son historias mal contadas.

Sin acritud pero también sin idealizaciones,creo que la sobrecreación de lo ligth ha llegado también a la literatura porque se ha convertido en un pasatiempo,y no lo puedo soportar.
Quizá si leyera a Bradbury,a Padura,a Bolaño o similares se me pasaría,pero hoy por hoy siento que leo demasiada pluma,parecida a lo que yo podría escribir o de hecho escribo.
No quiero pensar en los Delfines,jamás renegaré de ellos porque son un trozo de mi corazón,y a un hijo tonto se le quiere hasta la muerte.

Me he vuelto dura,de invierno,de sequía quizá).

Segunda parte post.



Ayer,primer día de vacaciones,caminé por el barrio sola recordando los preparativos que hacía mi madre para la cena de Nochebuena,íbamos a comprar la carne a tiendecitas donde la vaca de perfil mostraba sus partes señalizadas como en un mapa,me acuerdo del tiempo que me quedaba yo allí mirando el interior del animal que los humanos nos repartimos a trozos,y el carnicero había puesto bolas de colores por encima de nuestras cabezas y espumillón que brillaba grotesco entre pancetas y pechugas.

Oía a mi madre ponerle las pilas al carnicero,sintiendo ese mundo de practicidad y marujeo eficaz que me resultaba tan ajeno;era tan super tímida que podía hasta marearme;bastaba un comentario de los comerciantes,("qué niña tan guapa")para que me subiera a la cara un chorro de tinta roja ,estaba segura de que yo jamás iría sola a comprar a un sitio de ésos donde te miran a los ojos y tienes que explicar exactamente lo que quieres con voz clara y rotunda.

Solía irme a la puerta a mirar la calle para que no repararan en lo sosa y pava que era la hija de esa mujer tan guapa y expresiva.

A lo lejos un cielo oscuro de Diciembre amenazaba con desplomarse,lo veía entre los
bloques de pisos,(este barrio se levantó en medio del campo,un antiguo cortijo,dicen, que ya existía en época romana),yo entonces niña sentía una felicidad bailando en mi corazón como pocas veces he vuelto a sentir.

Por la cercanía de la Navidad,porque tenía un hogar,porque mi madre me protegía,porque la tienda de barrio tan cutre era sin embargo alegrísima,con aquel tío trabajando allí tan dispuesto,porque en Navidad no había clases y los cielos oscuros nos pillaban entre las mantas calentitos.

La vida es tan bonita,aunque sólo la podamos sentir a través de nuestros ojos niños y a fogonazos,eso que dicen de los instantes.

No importa que luego se demostrara que mi madre no era tan feliz en esos años;que mis abuelos ya no estén ;que ya sólo haya chinos en todas las esquinas del barrio;que todo se nos esté resquebrajando entre las manos y que sólo algunos parece que tengan el ánimo y las ganas de luchar.

No importa todo eso;me gusta pensar que la luz siempre consigue abrirse paso a través de las tinieblas;que siempre habrá quien sienta en su pecho la sencilla alegría de las cosas cutres y sinceras.

Hoy hornearé un bizcocho para cerciorarme de que ya no soy aquella niña sosa con tendencia a la melancolía;sinceramente hay mucho que celebrar,aunque no estén los tiempos para decirlo en voz alta.

Mi hija tiene derecho a ello,como lo tuve yo.

Después de muchos años de vagar por oficinas y polígonos,de desayunar en bares decorados con espumillón en mañanas con sabor a anís,indudablemente ya no hay peligro;nunca seré un personaje de peli francesa.

Renuncio a la amargura y a la grandilocuencia;yo sé que la vida no es más que una cesta llena de bolas huecas pero eso sí,de muchísimos colores.


(Foto Google).



lunes, 10 de diciembre de 2012

Siempre empezando





Hoy vuelvo a nadar después de tres semanas no porque lo haya decidido,sino porque la espalda me está matando después de siete horas de pie.

Hoy estreno la vida como nunca antes lo hice,pero sigo sin entender por qué apuro la salsa guacamole con un bollito integral antes de tirar el bote, como si tuviera exactamente catorce años y mañana me esperara un examen de latín poco preparado.
(y me escondo para que mis cercanos,en especial la niña,no me vean así de degradada).

Hoy caminaré por el borde de la piscina con mis volantes de carne,una vez más, con el tronío desgraciado de quien se sabe capaz de tener buen cuerpo pero por alguna extraña razón prefiere llevar un abrigo natural de grasa polar.

Hace días que tengo hambre,un hambre atroz que se abre paso entre las múltiples pelusas de mis deseos de mejora,y le hago caso,al hambre,digo,por lo que hago sitio para polvorones robados a destiempo tanto en el trabajo como en casa,por donde ya proliferan cajas multicolores preñadas de bombas calóricas hechas a base de almendra y cerdo dulce.

Digo yo que será el invierno,el frío,las caderas de Australopithecus caducada que todavía cree que tiene que ser una cuna de madera de roble para una prole saludable.

Pobre de mí que ya no alumbraré más que ripios bajos en calorías.

En el fondo de mí clama aquella que fui hace seis semanas,cuando con admirable entereza y sentido común masticaba tomando conciencia de cada bocado y caminaba concienzudamente y que en poco tiempo perdió tres kilos ,de repente brillando más que una estrellita adolescente en la frontera de los cuarenta y tres rozando con los policías del Cuarenta y cuatro,que en primavera volverán a cachearme para volver a sonreírse mientras palpan el flotador debajo de la camiseta.

Vuelve ahora esta yonki a calmar su ansiedad buscando un relax inmediato que la deje de nuevo en el punto de partida;y no entiendo por qué,como dijo una negrita incapaz de alcanzar sus objetivos en el programa aquél de la MTV,especialista en fracasos y boicots.

En fin.Os dejo.

Tengo que ir a quitarme los pelos para ir a la terapéutica suavita,sólo faltaba que aparezca en plan Yeti; ya que no menos gorda,al menos lisa.
Suave como una venus de Willendorf de canela y chocolate.
Por aquello de la estética saludable,más que nada.

Hasta mañana.
Uff...(menos mal que me quedan tres días para las vacaciones).

domingo, 9 de diciembre de 2012

jueves, 6 de diciembre de 2012

El desahucio de la hormiga



Aunque soy pequeña,no podréis conmigo.

Me llegarán las cartas de desahucio

pero no tengo puerta para vuestros nudillos

y no sabéis entrar al hormiguero.

Tampoco hay cerrajeros que trabajen

la inmensa alegría que hay en mi alma

la buena noticia es que soy libre

y mi vida no es de nadie ni de nada.

Aunque soy pequeña

y entiendo el dolor que provocáis

el resto del planeta es cosa mía

vuestra propia miseria os la quedáis

que yo me voy a recorrer el mundo

hay trozos de tierra que aún no tienen precio

hay versiones de una vida más hermosa

y vosotros jamás la soñaréis.

Aunque soy pequeña,

me niego a desahuciarme.

Yo lo llevo todo en mis antenas.

Vosotros,

sin la poli,sin ese cuerpo gordo que tanto contamina

sin leyes inventadas para engañar hormigas

sin religión de mierda para asustar a otros

sin el odio necesario para seguir viviendo,

nada.

Ya os oigo llegar.

Arrastráis los pies pesados de inmundicia

y se os llena la boca de opiniones baratas

mientras la calle clama migajas de justicia.

Entrad cuando queráis;

os dejo el agujero.



(Feliz día de la Prostitución a todos los súbditos de buen corazón).

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Mega-rollos


Los conflictos familiares,los madrugones de los últimos días antes de

vacaciones,algunos martes.

La pesadilla de los recortes,la impunidad,la sinvergonzonería,la

picaresca.

Algunas cosas parece que no vayan a terminar nunca.









viernes, 30 de noviembre de 2012

Pequeños afectos,no sé







He necesitado un par de días para digerir la tarde del martes,y no soy la única.
En la sala de la clínica veterinaria un pequeño bulto arropado con una chaqueta masculina esperaba a ser atendido,como yo esperaba para recoger a nuestro propio bulto blanco con patas,un ser vivo a quien a menudo atribuimos cualidades humanas como el amor incondicional y la empatía,puede que también la lealtad,no lo sé.
Yo tengo tendencia a atribuirle a mi perra mis propias taras,como el despiste,la flojera de sofá y brasero,la tranquilidad como forma de vida,y quizá sea por eso por lo que nunca ladra sin motivo y no suele saltar ni hacer ruido.
Yo soy un poco burra y por lo tanto no me considero animalista,pero tampoco del todo humana;sé que no se pueden esperar comportamientos humanos de los animales pero tampoco tengo muy claros los límites entre especies.
Sé que a veces una persona puede ser más cruel que las tradicionalmente crueles hienas,y también sé que hay monos que serían más competentes que ciertos ministros;desde luego no tengo ninguna duda de que cualquier delfín de tamaño medio es más interesante que Ana Botella,y que Aznar es más feo que un perezoso con estreñimiento,quien por otra parte,también podría aportarnos mejores dosis de paz para el planeta (el perezoso,digo).
Digo estos nombres como podría decir cualesquiera otros,pero teniendo en cuenta que está de moda el humor inteligente tipo Arturo Fernández,y que tengo un pensamiento rojo intenso de corte tradicional,es lo que me sale,cada uno tiene sus limitaciones,y por suerte una no es mala persona porque si no, sería esa especie de folklórica cabreada llamada Antonio Burgos.(qué suerte tienen los lectores del ABC,estoy por cambiarme de bando).
En fin.
Sigamos.
Supongo o me gusta suponer que en los tiempos antiguos de la España nacional católica Manolete ,que era un depre,no podía ser otra cosa que torero pero a lo mejor con otra educación hubiera sido poeta;y el toro que lo mató no tenía la mala leche que le atribuían,porque también hizo lo que le mandaron sus coordenadas espacio temporales y con ella preñó el aire españó de una especie de mala leche permanente que luego heredarían los hijos de la patria.
No sé.
Yo quisiera volver a ese pequeño bulto que os decía que esperaba en la sala de un veterinario,el martes pasado por la tarde.
Era un perro tipo Pancho cuyas patas parecían demasiado tiesas; a su lado una mujer,que antes lo había sostenido en su regazo,lloraba en silencio.
Yo me sentí exactamente igual que cuando uno está en la sala de un hospital y sabe lo que está pasando otra familia; esas situaciones en las que nos convertimos en espectadores de un drama ajeno y se nos encoge el corazón aunque no vaya con nosotros.
Creo que se llama empatía,pero no estoy segura,porque últimamente meto mucho la pata al escribir.
El caso estaba claro; aquella pareja (que se turnaba para sostener al perrillo) estaba allí para acompañarle en su último minuto.
Cuando los llamaron,tuve serias dudas acerca de la separación animal-humano,afecto grande-afecto pequeño,amor-simple afección,mascota-familiar.
Incluso empecé a divagar sobre la conveniencia de clasificar a la familia en categorías; madres-mascota,novios o maridos -mascota,hijos-mascota ,abuelos-mascota,(también mascotas útiles que hacen de niñera),y menos mal que la puerta se abrió y me rompió los pensamientos.
Salió la mujer sola bañada en lágrimas y yo muy seriamente la compadecí.
Cuando nos tocó entrar a nosotros,la pantalla del ordenador seguía abierta con los datos del último servicio y una,que es lista como el hambre,se la leyó enterita;(a veces pienso que es muy cansado fijarse en todo,leérselo todo,darse cuenta de todo,supongo que algunos sabréis a qué me refiero;creo que es por eso por lo que no tengo vida social; porque me cansa mucho estar pendiente de que las bebidas se han terminado o que ya no hay luz en el cielo; o dónde están los niños o qué cara está poniendo el camarero;supongo que también por eso tengo tendencia al alcoholismo;porque es lo único que hace que me relaje).
Y bien.
El perrillo en efecto,el pequeño S.D.(no pondré su nombre completo para preservar su intimidad-mascota) fue eutanasiado por causas de fuerza mayor y posteriormente pasado al protocolo de incineramiénto.
Nosotros recogimos a Cleo,traumatizada y microchipiada y cuando llegó el turno de la vacuna me tuve que esconder,como si aquello blanco que gemía ansiosamente fuera más un bebé que una perra.
Qué queréis,ya sabéis de mi alma pequeña,si no no escribiría post titulados así como éste ni podría hacer poemas con papelillos de papel de fumar.
Y desde luego,si mi alma fuera tan grande y poderosa como la de cierta gente inteligente de verdad,(como esos diputados o senadores que han declarado lo del Toro de la Verga como fiesta de interés nacional,finalmente),no hubiera necesitado un poco de tiempo para digerir la tarde del martes.

Uno de estos días,será un pequeño afecto o desafecto lo que acabará conmigo.
Pero igual tiene que haber gente pequeña en un mundo tan amargo.
No sé.






(En la foto,Cleo con suéter sin creerse todavía que estó esté pasando ...).

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Hoy te acuerdas de mí



Hoy te acuerdas de mí, me llamas a deshora

con el sentido de orientación de los seductores

que llaman al amor con campanillas

y recogen los polvos de ceniza

con la escobilla de un corazón pequeño.

Hoy me sacas del tugurio de mi mente

haciéndome pensar en cosas viejas

aquellos días de sol emocionado

en que me inventaba tu amor como una cura

para mi terca soledad de mujer sola.

La carretera se tragaba mis abrazos

cada recuerdo rodando en la cuneta

de tu cama a mi vida una viñeta

despegada con saliva de tus labios

de color perfecto y definido

cada cosa en su lugar,

excepto a veces

cuando el frío de la noche se plantaba

a tus pies como un abismo

que podías sortear desde mi boca.

Adiós,mi viejo amor

tus ojos transparentes no me reflejan más

debajo de las hojas del limonero amargo

que brillaba inocente en aquel patio

en el que fui feliz cuando creía

que era bueno para ti lo que sembrabas

como si yo fuera tierra buena y dulce.

Y sabes qué?

Resulta que lo era.

Yo era tierra buena y dulce,

está claro.

Ahora intuyes que he salido de tu agenda

llamas de repente para romper un lunes

me preguntas como quien no quiere la cosa

te informas acerca de mi ruta

así despreocupado

como si pasaras un trapo por el salpicadero de tu coche

o rascaras con la uña la parte más morada

donde duele la herida,

donde se está más solo

incapaz simplemente de decir lo más simple,

"te echo de menos"

o "qué putada para mí que alguien te quiera"

algo así

algo sencillo.

Una carta blanca de amistad o de nostalgia

sin imposturas ni estrategias desfasadas.

Pero qué va.

Eso sería demasiado humano.

Los seductores sólo tienen campanillas

para creer que aman

o que amaron.








domingo, 25 de noviembre de 2012

A 25N,59



Desde el otro lado,la vida debe verse más hermosa.

Sólo cuando te lo han quitado todo se alcanza a comprender el calibre de la injusticia.

Este año 59 van montadas en ese autobús fantasmagórico;si cayera a un barranco en un solo día,haría mucho más ruido.

Pero cae lentamente,como una gotera que ya sabemos oír;entre las víctimas también los niños,pasando por este mundo como sombritas sin nombre.

En una vida caben muchas historias de amor y desamor,rupturas,experiencias.

Algunas tienen el repugnante poder de convertir a las mujeres en cadáveres.

Todavía no entiendo por qué.

Menos mal que el Estado vela por nosotros y no se escatima en medios y recursos.


(Morgan,brutal).

jueves, 22 de noviembre de 2012

Sin cosas






Este verano quemé el motor,me quedé sin coche.
Ayer,pendiente de otras cosas, tiré el móvil a una taza llena de agua en el fregadero.
Ahora piensa si volver a la vida entre oleadas de arroz de la UVI doméstica o dormir para siempre,un Alcatel jovencito de pantalla táctil con su blutuh y sus posibilidades de wasap obtenido a través de los puntos Orange en Marzo pasado,cuando mi vida comenzaba a cambiar,por enésima vez.
Ahora cada vez más desnuda y con frecuencia sola,me pregunto qué será lo siguiente.
Discutir por negociaciones ajenas.
Dejar notas en una nevera distinta.
Prepararme para la resignación de que las tonterías me seguirán haciendo sufrir,es mi forma de ser.
Comer bayas silvestres y llevar un trapo blanco justo anudado en las caderas ,esconderme de la civilización.
Cazar un mamut y elegir sólo la pechuga,escupir los huesos de las aceitunas ocres.
Preguntarme /por enésima vez también/ qué es el amor.
Dejar que mi chepa dolorida crezca hasta el infinito,lejos ya de todo y de todos.
De cada palabra que nos sirvió de semilla en Noviembre para florecer en primavera;las mejores cosas se crían en libertad,aunque también la cautividad permite la vida.
Una vida cada vez más sencilla y limitada.
...
Um.
Está anocheciendo.
Voy a pasear a la perra con la lanza a medio afilar y el taparrabos oliendo a Wipp Exprés frescor azul.
Tengo que seguir con la dieta del doctor Coco,andar mucho y comer poco.
Hay unas nubes como caras grises haciéndome burla desde lo alto.
Preguntaré a la niña si quiere venir conmigo,aunque para cuando termine de vestirse,ya será de noche.
Seguro.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

domingo, 18 de noviembre de 2012

Propósito de poesía







Harta de estar harta,en los flecos del domingo me propongo tratar de relajarme un poco; las malas noticias de este mundo que nos venden (hay otro menos visible que es verdaderamente hermoso) me estresan hasta que el corazón amenaza con redoblar otra vez el tantám de la ansiedad.Hoy en el País Semanal explican cómo nos afectan las malas noticias,los negros augurios,las amenazas ,la incertidumbre y el miedo.

Humanos somos y a mayor capacidad de empatía,más alto nivel de sufrimiento;desde el punto de vista de la calidad humana,mejor sufrir ante la injusticia que ser uno de esos bultos que comen y cagan hasta que un día estiran la pata sin haber aprendido nada.

Vale,en eso de acuerdo;pero cuando es el propio cuerpo el que empieza a escorarse hacia el abismo (por motivos totalmente inasibles) llega el momento de poner orden.
Tenemos una vida y hay que llenarla de macetas floridas mejor que de mierda,aunque la mierda rebose ahí fuera.

He tenido tentaciones de despacharme a gusto contra la "sociedad que hemos creado"después de oír lo del suicidio de la niña ecuatoriana,a la que acosaban por pobre y por inmigrante en un colegio de Ciudad Real;se me saltaron las lágrimas el otro día viendo al señor Jaramillo (su padre )en una entrevista en televisión,y a su señora madre,tan humilde y dolorida e inofensiva como sólo puede serlo cierta clase de pobre,la clase que no conoce ni sus derechos y que quizá,sólo quizá,considera la desgracia como una parte inherente de la vida.

Ellos no pudieron salvarla,ni los profes,ni la Unión Europea ni el guionista de "Aida" responsable de la invención del nombrecito "Machu Pichu",usado ahora para hacer risa con los panchitos, (otro término xenófobo)y de tanto calado social que así era como llamaban a la muchacha en el instituto sus jóvenes verdugos.

Ni hablar de la ofensiva sobre Gaza,en la que están cayendo tantas niñas de pestañas espesas cuyos ojos me recuerdan a los de mi hija,en una carnicería consentida como antes lo fue el genocidio nazi.

Mientras tanto en mi ciudad esta tarde ya van no sé cuántos detenidos antes de la celebración del derby Sevilla-Betis,donde se comprueba el nivelazo cultural de una especie humana localista y energúmena;donde se ponga el fútbol que se quite todo lo demás,pasión donde las haya que aporta sentido a esta perra existencia,anda ya con las protestas sociales y los recortes y el coño de tu prima.

He tenido tentaciones de escribir sobre todo eso,de diarrear pataleos infumables y frases pretenciosas,como que mejor que los payasos deberían morirse los mafiosos,por ejemplo.(sí,porque para colmo se ha muerto Miliki,en vez de cualquier otro de los muchos que salen cada día en la tele...mi clase es media no más,visceral y torpe,y los de mi clase tenemos estas salidas).

Sin embargo,roja de ira,encendidas las mejillas como Heidi en lo alto de las montañas,me he detenido en seco y me he preguntado dónde está mi paraíso.

El de las mollas,las dietas inexistentes,la dulce voz que se ha follado siempre la vida con palabras,el olor de los jazmines de cuando era joven(otra pretensión,ahora que intuyo que el tiempo no existe), mi sentido del humor y la delicada perla de mi pensamiento,con la que un día sacaré a todos los muertos de mi familia de su armario empolvado.

No está lejos mi paraíso,no:seguramente lo tengo al lado.

Voy siempre a cara descubierta,aunque no quiera;hago bizcochos deformes rematados con hilos de fondue de chocolate,juego por obligación con una niña en un bosque de barbies desnudas;me basta extender una mano para tocar lo que durante muchos años necesité y no encontraba nunca;tengo la responsabilidad de preservar todo eso porque bajo la lluvia es mejor desplegar un paraguas pequeño que ninguno.
El sufrimiento me invalida,me hace débil.

Entonces he tomado una decisión; a partir de ahora,me salvará la poesía.

Más mala que buena,qué duda cabe ,pero me agarraré a ella como lo hice otras veces,la catarsis más barata que he conocido y la más auténtica.
Cuando no pueda con algo,cuando el peso de un titular o una historia me superen,vendré y lo escribiré en forma de poema;lo siento por quien todavía se acerque a este blog.
Je.
...
Y con esto y un bizcocho,me voy a preparar la ropa de romano,que decía mi padre,porque mañana es lunes.
Acabo el pó recomendandóos lo mismo;el cultivo del propio paraíso.
Abrid bien los ojos porque cada uno tiene el suyo más cerca que lejos.
Aunque el mundo rabie y aúlle detrás de los cristales de la ventana.



(La foto me la hizo mi compañero en mi lugar de trabajo;mi estado habitual después de un día de curro en contacto con la gente;le gustó tanto que la ha colgado en su FB bajo una leyenda que prefiero no recordar).

viernes, 16 de noviembre de 2012

De vuelta

De vuelta después de día y medio sin internete.
Este post cutre es sólo para decir "Ay".
Ay qué de gente salió a la calle ese día ; ay qué de chorras se inventan los antediluvianos;ay cuánta desilusión en el horizonte y qué jartura de hipocresías.
Y yo que pensaba que no había nada que conseguir en el mundo civilizado.
Desayuno mi pan con aceite y oigo los halagos de mis compañeros acerca de mi cuerpo de gorda felliniana en conversaciones que rayan la terapia de choque;pero nos reímos,ya van dos ataques de risa incontrolable desde que estoy ahí;los últimos meses son de contacto;a mi pesar influyo en ellos y ellos en mí a través de un cierto cariño que hace que nos pasemos por alto los defectos,(de cuatro que somos, dos hemos ido a la huelga,y para cada grupo de dos el otro representa algo incomprensible); somos como locos amables o bordes que guardan las cartas de los demás y sostienen su propia ideología con alfileres sangrantes.
Somos o estamos locos, sí;como cada uno de los que allí llegan a derramarse sobre el mármol gastado del mostrador.
Ahora regreso de nadar y los mareos me han agobiado un poco,debo padecer de cervicales;agachar la cerviz es lo que tiene y tratar de estirarse para asomarse a la ventana del mundo,también.
Pero yo sólo quería decir que la huelga acabó,pero no la lucha.
Que tenía que colgar algo liviano y absurdo en el blog, sólo para decir "ay".
(A ver si puedo conseguir que mi compañero me pase la foto que me hizo el otro día en el lugar de trabajo; me representa bastante bien.Mientras tanto os dejo ésta de Halloween,es mi hermano de elemento alterador del orden natural o quizá metáfora de los recortes)
Feliz fin de semana.
Está empezando a relampaguear.Parece que entra borrasca.

domingo, 11 de noviembre de 2012

Preparando la huelga

...con una petición añadida además que he encontrado en Facebook y me parece muy oportuna.

Los argumentos para no hacerla,esta semana oídos en boca de mucha gente a la que aprecio en el día a día,van desde el eterno carácter de "vividores" de los sindicatos hasta la culpabilidad de ZP pasando por aquello de que es "lo que menos necesita el país ahora";pero al final te das cuenta de que el verdadero descreimiento es económico,o sea,que ese día te descuentan una pasta por ejercer ese derecho.
Tuve dudas más que por el dinero que perderé, por el volumen de trabajo concreto que existe donde yo estoy, pero luego pensé en aquellos días en los que incluso con una nómina de 500 pavitos secundaba las huelgas en mi sector;los motivos sobran,no hay duda de eso,quizá ahora más que nunca.
Y porque además es fácil vislumbrar las consecuencias del inmovilismo.

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Homilía



Queridos hermanos;

estamos aquí reunidos para celebrar que los veintidós mil "matrimonios" celebrados en España bajo la etiqueta "gay" van a seguir siendo válidos,por lo que podrán seguir viviendo la vida entendida a la manera particular con la que cada individuo e individua decide sentir el amor y/o la relación en pareja.

Estamos aquí reunidos para darnos,pues, con un canto en los dientes,porque durante siete largos años la cosa de la normalidad estuvo que si sí pero no,y los pasitos palante podían convertirse en pasitos patrás,María,como decía el buenísimo y potabilísimo Ricky Martin cuando desde su armario lacado cantaba canciones heterosexuales con nombres de mujer.

Sin embargo,queridos normales míos,no hemos de olvidar que todo un ministro de un país occidental elegido democráticamente ha declarado que el burro sigue siendo suyo,y no piensa bajarse de él,por muchos colorines que tenga la vida ahí fuera;este ministro que tiene gafas de un solo color y seguramente una buena colección de corbatas grises como los cerebros de yo me sé quién;y que en el fragor del esperpento aún hemos de poner los ojos en blanco y preguntar,oh,Señor,por qué nos haces pasar por esto;por qué este país todavía está así,por qué nos diste este amargo cáliz de la homofobia y la intolerancia,y lo que es peor,por qué los mandaste a todos para esta esquina del mundo;en Latinoamérica todavía se siente la vibración del esperma ultracatólico español que sembró de miedos tantas civilizaciones indígenas que trucaron plumas por crucifijos (ay,virgensita) y ahora en la madre patria volvemos a ser gobernados por ellos,los creadores de la ecuación "chocho + pilila =NORMALIDAD",y nos preguntamos,por qué,por qué.

¿Habrá cosas más importantes que definir el derecho de los demás a querer ser lo que ya son,habrá mayor soberbia que pensar en la potestad de establecer las varas de medir por la tendencia sexual de las personas,habrá mayor descaro que declararse públicamente en poder de la razón y la legitimidad de la llamada Ley Natural?(así con mayúsculas ,tal como espeta sin rubor un panfleto delirante en el día de hoy que ni siquiera voy a mencionar).

Oh hermanos,desde las alturas,san Pedro y el mismo Jesús están con nosotros,y ya nos mandan panderetas y belenes para el próximo adviento,sabedores de que hará falta una buena dosis de paciencia porque aún pasarán muchas generaciones hasta que en este baúl dejen de apestar los calcetines sucios del retraso mental y el fanatismo.

Daos fraternalmente la paz en esta noche de lluvia,rezad por la que os viene encima mientras arden las plazas en Grecia como podrían arder vuestras propias almas,preparad la huelga del 14N sin que nadie mine vuestra voluntad con las amenazas pensadas para los esclavos y argumentos manidos,sed libres porque sois magníficos tal como habéis nacido,respetaos y preservad vuestro corazón si es honesto y puro,porque todo lo demás es represión,fruta podrida.

Y ahora,levantemos el culo para recibir la bendición de la madre naturaleza.
Para ciertos políticos y sacerdotes el culo y la cabeza son la misma cosa,pero hermanos,eso ya no es asunto nuestro.

Mejor escuchemos a un maestro.





(Uy,perdón,yo lo que quería era poner esto ...)



...
Podéis ir en paz,demos gracias al Señor.

(La foto es de Google,y sale si tecleas "hastío,cansancio,sin ganas de luchar").

domingo, 4 de noviembre de 2012

Voy a poner una demanda



Quiero llevar una vida sin puertas

que amanezca lentamente y pueda verlo

que si llueve pueda quedarme en la ventana

sólo viendo caer agua del cielo.

Quiero poner una demanda al hombre blanco

por haberme convertido en urbanita

por haberme hecho perder las intuiciones

en favor de mil necesidades.

Es demasiado tarde para cambiar ahora

los bichos me molestan

mosquitos,lagartijas,arañitas

el otro día una polilla enorme

que desahucié con una servilleta

para no hacerle daño,

(aunque luego cojeaba de un ala);

era grande y tropical,amazónica

no sé de dónde salió pero ahí estaba

decorando la puerta de madera

por la que salgo a trabajar cada mañana.

Anoche descubrimos a Greta

debajo del sofá,(está muy gorda)

ahora tengo que pensar qué hacer con ella.

Tengo náuseas y fatigas

la perra huele mal

la lluvia calurosa mete insectos en la casa

y yo que llevo años pensando en otra vida

sé ya qué voy a ser de anciana.

Seré una vieja de manías tontorronas

sentada en un sillón con un quitapelusas

leyendo con mis gafas de pasta

las etiquetas de comida procesada,

egoísta y despeinada;

habré olvidado aquella vieja promesa

de envejecer frente al mar

(ni siquiera iré a la playa)

porque será más cómoda la vida asepsiada

la de comprar toallitas y productos de farmacia.

Si prospera la demanda al hombre blanco

sentaré un precedente

volverán a nacer mujeres libres

que pisen el barro con los dedos

y acepten la humedad como algo propio

que cojan los insectos con las manos

y los echen a volar como a su cuerpo

de sabor y olor como la tierra.





(En la foto,Greta este verano,en el techo de la cocina).


miércoles, 24 de octubre de 2012

La mejor tarea del mundo





Laura tenía más años que los balcones de palo y aun así,mantenía la edad de sus emociones,como dicen que dijo Anatole France.Laura consideró que ser madre era una buena tarea,o al menos lo suficientemente interesante como para no perderse la experiencia,pero prometió a sus amigas no-madres que les contaría todo lo que sintiera.Así despertó la envidia cuando,recién nacido el bebé,les hablaba de la fuerza con que los seres humanos se agarran a la vida rodeando con sus minidedos el dedo de su madre,cómo buscan la teta y cómo se siente una cuando se derrama sobre la criatura sabiendo que es su único sustento y luz,cómo duele la entrega en noches insomnes en que nada importa más que esas décimas de fiebre,cómo sonríe el mundo cuando el bebé sonríe,y cómo hasta los actos más deplorables o los recuerdos más cutres pasan a un segundo plano porque al dar vida una se convierte en diosa,a un nivel íntimo,porque los dioses son alimento y protección.

Después despertó admiración por esa capacidad que tienen las madres de no rendirse jamás,de apreciar belleza en los gestos de la pequeña boca,el cascabel de las primeras palabras y la ternura insoportable por la vulnerabilidad del recién llegado.
Pero luego hay más cosas,Laura empezó a darse cuenta.
Justo cuando al salir a dar un paseo con su hijo se dio cuenta de que según el niño crecía,el silencio mental era imposible.

Estar con él significaba hablar continuamente,estar atenta a cosas que normalmente no le interesaban,demostrar afecto cuando quizá sólo tenía ganas de dormitar en un rincón;también significaba ir de un sitio para otro para que la persona nueva viva experiencias y actividades hasta que pueda hacerlo por sí misma.
Y sobre todo,no estar tranquila nunca.

Porque aunque la psicoterapeuta le dijo que debía encontrar su "espacio propio" , resultó que cuando el niño no estaba le faltaba algo;era para contratarla de plañidera en los debates de la telebasura,de puro quejica y preocupada.
Veía en el espejo la cara de su madre,los gestos de su madre,la tendencia a la sobreprotección que su madre había demostrado con ella.

Todo esto se lo contó Laura a sus amigas no-madres;que estaba de chacha a tiempo completo,así como de cuentacuentos,enfermera,cocinera,ayuda de cámara( para calzarse zapatillas deportivas demasiado estrechas,obsequio de un padre ausente),arrepentida con golpes de pecho por pasar demasiado tiempo en el trabajo,demasiado mala siempre,insuficiente a todas luces,a todas horas,necesitada de ayudas extra para recogerle a la hora del colegio,para que no note,para que no sufra,para que no falte.
Y aun así siempre por debajo de las expectativas,porque el trabajo de madre es lo más ingrato que se pueda una echar a la cara.

Fue así en los tiempos del campo y en la revolución industrial,y en las épocas de religiosidad y mojigatería,y en la playa y mientras se enamoran o se reflejan en un escaparate,o mientras cagan intentando pensar en sus cosas,aun así las mujeres-madre siguen siendo madres,una vez que ya lo han sido nunca pueden dejar de serlo.
Esto Laura lo sentía como se siente el peso de la responsabilidad;y se asustaba porque había visto a muchas,demasiadas,anuladas por completo en ese papel,haciendo el ridículo más espantoso detrás de un hijo que en la edad adulta seguía dando portazos o negándose a comer el puré de verduras.
O cayendo en el alcohol;o al maltrato de otras personas como forma de vida ; o al juego; o al desempleo crónico,con cargas familiares que recaen en ellas,como un bucle infinito de trabajo;Laura no deseaba ser víctima pero entendía cada día que pasaba que ya lo era en potencia,que la indefensión no es negociable cuando un trozo de tus tripas sale a rodar por el mundo con un alma propia.

Desde ese mismo instante,la libertad ya no es posible.
La libertad no suele ser posible para las mujeres.

Como un mantra la idea le venía a la cabeza y la compartía con sus amigas no-madres,hasta que éstas dejaron de ser sus amigas porque a su vez querían ser madres y les parecía demasiado amargada,"un punto de vista nublado por un egoísmo exacerbado",que es un adjetivo que suena a hierbajo y que se usa cuando se quiere decir que algo es exagerado o impropio.

Pero ya no era tiempo de lamentaciones;una vez descartada la idea de presentar una queja al In-Defensor del Pueblo solicitando la supresión del día de la madre,así como la imposibilidad de ser una de ésas que tratan a sus hijos como paquetes,Laura se reunió consigo misma una tarde y se puso a pensar.

Mientras pasaba las páginas del álbum de fotos,el que tenía campanitas y chupetes en la portada,se dio cuenta de lo mucho que había envejecido ella según el hijo crecía.
Y suponemos que aceptó.

Aceptó el transcurso de la vida y la responsabilidad que supone.

Aceptó seguir creyendo que cumplidos los cincuenta se iría al Tíbet o a vivir al mar,aun siendo no más que una utopía para gente inquieta;aceptó que encontraría la paz mental y que al iluminarse lo entendería todo como un juego de niños;pero sobre todo aceptó que ,aun siendo una Buda o una geisha,o una novelista o una monja retirada,bastaría una llamada de su niño para desmontar toda su comprensión del mundo,para salir corriendo dándose patadas en el culo.
Al fin y al cabo,la libertad no suele ser posible para las mujeres.
A estas alturas,todos deberían saberlo,incluso Laura,tan agotada un miércoles por la tarde, con un temblique en la mano derecha y una lágrima a punto de salirle del ojo izquierdo.
Uf.
....
"¿Qué te pasa,mamá?"
"Nada,las putas lentillas,que me molestan".
...
Uf.

domingo, 21 de octubre de 2012

sábado, 20 de octubre de 2012

Rutinas



Así como para mí es rutina coger cada mañana la tarjeta del metro,y luego el metro mismo,creer que he olvidado algo para darme cuenta enseguida de que lo llevo encima,decidir cómo voy a enfrentarme a los conflictos que me encuentro en el trabajo,(donde además de las montañas de cartas hay que lidiar con conflictos relacionales absurdos),así como cada uno de mis días se inaugura con una taza de café,así como para mí es normal escribir en este blog y seguir entrando al trapo CONTINUAMENTE,(la vida es un juego,de acuerdo,pero no puedo evitar seguir tomándolo en serio),y seguir considerando las mismas cosas equivocadas,así mismo hay gente que en el mundo construye sus rutinas vendiendo belleza.
Se llaman artistas y hay muchos que jamás logran sus sueños,pero otros lo consiguen y viven la rutina de existir desde la actividad que más les gusta,para la que nacieron.
El resto vamos a verlos,llenamos teatros y compartimos su inquietud,la música que corre por sus venas,nos subimos a su nube para viajar juntos engañosamente por un rato.
Yo,la otra noche, en el Lope de Vega de Sevilla,conocí la estela de Elefthería Arvanitaki,puesto que ése es su verdadero nombre,y no Eleuteria Anisakis,como yo la rebauticé para recordarlo mejor;una artista griega que lleva mucho tiempo dando vueltas por el mundo,en España más conocida gracias a Trecet de Radio 3,y que me conquistó después de una primera canción en la que temí sinceramente aburrirme.
Al poco nos hizo cantar con ella,dijo en inglés cosas bonitas que yo entendí sin esfuerzo,como que las viejas canciones,las canciones escritas en tiempos difíciles,son las que nos dan a entender que los períodos pasan,y que aunque España y Grecia atraviesen las dificultades que todos sabemos,debemos esperar días por vivir,debemos sonreír y mirar al futuro.
Con mi tendencia a la emocionalidad y con el cabreo propio de toda persona sensible en los tiempos que corren,yo fui más lejos y mientras la escuchaba,pensaba lo necesario que es desde luego mantener la esperanza,no del todo perdida mientras exista un teatro lleno de gente respetuosa con el arte;y ya me pasé tres pueblos, me fui más allá del horizonte tomando con las manos desnudas la idea de la calidez mediterránea,preñada de gente que sabe cantar y bailar desde tiempos inmemoriales.
Deberíamos proteger esto,pensaba yo,este mundo antiguo que ahora se reparten unos cuantos gerifaltes,todo lo que se comen unos pocos ahí arriba quitándonos todo a los demás y a las generaciones futuras;deberíamos saber que en el fondo somos todos lo mismo y que conocer nuestro poder sería la mejor garantía de un futuro mejor.
Viendo cantar a Elefthería con Alexandros,(uno de los 4 músicos que la acompañaban),pensaba todo esto y también pensaba en el primer cuento que escribí en 2001,una historia futura de un mundo sin música,todo destrucción,con las raíces asomando desnudas entre los escombros de Grecia y Oriente.
"No lo permitiré"-me dije-"no me voy a rendir;no dejaré que cuatro hijos de puta me hagan creer que este mundo es miserable e inmundo".
Y volé por entre los palcos,entre las cuerdas del laúd que tanto me recordaba a la música árabe,feliz durante hora y media.
Pero llegó el final;el público pidió un bis,la artista ofreció su himno,"Dinata"(Fuerte),un canto a la esperanza;luego ya no hubo más concesiones y bajamos educadamente de la nube.
Se me olvidó otra vez que la cantante y su banda estarán después en el País Vasco,y la semana que viene en Amsterdam;que Eleuteria se levanta cada mañana y comienza su existencia de diva,(porque además es muy bella),consultando su agenda de ensayos y conciertos;porque para ella la música no es un bálsamo,como para mí,sino una forma especial de rutina que en lugar de llamarse oficina se llama música.




Os dejo un tema que también interpretó en español y que grabó con Javier Limón y Buika.
Y una actuación de Enero que he encontrado en YT en la que lleva el mismo vestido que lució en Sevilla.
La viñeta es de Morgan,que también es mu bueno.

domingo, 14 de octubre de 2012

Viento racheado para volar pañuelos








La vida va por rachas,es seguro:

como la marea cambia con nosotros

el viento nuevo trae nuevos pañuelos

para secar las lágrimas

para saludar de lejos en la playa

y que pueda vernos la esperanza.

Alguna vez me acerco todavía

a poner flores en la tumba de mis sueños;

sin embargo

cada vez me lo creo menos

lloriqueo más bajito

ya no pongo atención en mis lamentos;

ahora estoy segura de que allí abajo

mis huesos nunca han tenido dueño

que siempre he sido libre aun extraviada

que nunca me perdí

sólo soñaba.

Mi forma de hablar era todo mentira

una patraña dulce que arrastraba

el muermo insoportable de la vida

para animarla con chispas de palabras:

demasiados libros resonando

muchas pelis americanas a la espalda

haciendo chocar las cuatro mil neuronas

batiéndose mi paz en retirada.

Esta tarde tan gris el viento trae

el susurro de los que ya se fueron

estoy agradecida del viaje

de haber hecho tantos descubrimientos

mis alforjas están llenas

si tú quieres entender

las compartimos

pero si no,

si sigues atrapado en el pasado

el rollo del dolor en pergamino

el lamento-aullido que no cesa

el runrún procaz de los harapos

que apenas pueden cubrir el pensamiento...

déjalo estar

y sigue tu camino

total

no hay que forzar las cosas;

dolor hay para todos

pero yo

ahora prefiero ser pañuelo.


(No sé qué tengo que sueño mucho,a veces sueño con personas con las que debería hablar en la vida real;ajusto cuentas,doy abrazos ,comparto mi energía como el negro grande y bueno de la Milla Verde;despierta sólo voy a trabajar, pongo lavadoras o quemo huevos porque se me olvida que los puse a cocer;el otro día me lamentaba de no tener tiempo para el ordenador;entonces recordé cuando me lamentaba de pasar demasiado tiempo al ordenador porque me sobraba el tiempo para la vida;así que supongo que es buena señal escribir poco aquí.Pero os echo de menos,los blogs, los comentarios y todo aquello que tanto me llenó durante años:no demasiados,porque las rachas son períodos de tiempo corto,limitado,como ya sabéis;a todos los que os debo palabras,llamadas,visitas,correos...no me lo tengáis en cuenta.Intentaré veros en mis sueños;y mientras reaparezco,os mando besos).





miércoles, 10 de octubre de 2012

Espejismo feliz,o deseo de permanencia







Yo quisiera a veces vivir siempre

tener en mis manos todo el tiempo

de forma natural,sin pretenderlo

igualito que los niños cuando nacen;

yo quisiera olvidar que ya no existo,

(según alguna ciencia estamos muertos

no tú o yo o aquél o el de la esquina

sino todos).

Todos muertos,

compartiendo sin saberlo la secuencia

igual que compartimos este aire.

Y sin embargo yo quisiera algunas veces

que no acabaran nunca las mañanas

el deseo del café o de las flores

mis pequeñas ideas enamoradas.

Debe ser que mi vida es una hormiga

un corazón de insecto arrebujado

entre las cálidas mantas del invierno

o en los cielos azules del verano

en la espera o el recuerdo de un amigo

los besos que ya di,pero también

la dulce sensación de estar contigo.


A veces se me olvida el espejismo

de este viaje ligero como brisa

quisiera ser de piedra o de cemento

clavar como una torre la pisada

de mis pies en las raíces de lo eterno.

Ya sé que pierdo el norte muchas veces

con mis nostalgias de niña caprichosa

cuando deseo haber llegado antes a tu vida

que me hubieras amado cuando era joven y hermosa

cuando era una reina desterrada de sí misma

que sólo veía espinas en las rosas.

Pero no puede ser

nada es real

salvo que creemos estar aquí y ahora.

Yo quiero no morir.

Quedarme por aquí

ser el papel de un caramelo en la tapicería del coche,

una señal de tráfico

una vieja carta manuscrita

un recuerdo de uso cotidiano

me da igual teclado feliz o batidora

bragas de algodón o cucharilla

tu brocha de afeitar

la lavadora que sigue dando vueltas a los trapos

lo que sea

pero morir del todo

abandonar la escena del amor

de cada cosa dicha o disfrutada

no quiero hacerlo,no

ni que tú mueras.

Ya sé,no hace falta que lo digas;

qué ideas más raras tenemos las hormigas

cuando las antenas están enamoradas.








(Foto Google que aparece,entre otras,si tecleas "hormiga enamorada").






lunes, 8 de octubre de 2012

Cleo no quiere salir

Algunos días la Cleo no quiere salir.
Bueno,en realidad,casi nunca quiere salir;de hecho creo que es la única perra que he conocido que al ver el arnés descolgándose del gancho se esconde debajo de la mesa.
Esto nos provoca risas,y entre todos la ponemos verde,(empaná,perra tonta,rara,etc...)tanto es así que llevaba tiempo pensando en grabar su falta de motivación callejera por si algún veterinario en la sala puede explicarme.
En principio no le duele nada,porque no llora ni se queja;el resto del tiempo su comportamiento es normal,en casa,atenta a las pelotitas o a la comida o huyendo de la niña y sus disfraces;supongo que en el descampado hace o demasiado calor o demasiada humedad,o no le gusta ir atada o pisar charcos o simplemente es que ahí fuera no se le ha perdido nada,mira tú.
Como a mí.
Como a mí.
Como a mí a las siete de la mañana.

domingo, 7 de octubre de 2012

Un domingo de Octubre

Un domingo de Octubre de treinta grados fuimos a manifestarnos una vez más,con el tronío y orgullo de los 142 euros de los presupuestos generales del Estado que tocan a cada sevillano y toda la satisfacción ciudadana que da el saberse libre para el pataleo;desde dentro la gente siempre es buena,otra cosa es esperar en la cola de los centros comerciales o asistir a las reuniones de madres en el colegio;pero aquí los puntos de unión merecen la pena,porque ya hemos perdido demasiado.Aunque según se dice en prensa digital,al principio hubo trifulca entre sindicatos como la puede haber entre fontaneros;siempre hay problemas a la hora de repartir protagonismo,pero parece que al final se solucionó.
Antes habíamos tenido que bajar al metro andando porque en Montequinto ha sido el día de la Bici y todo el barrio estaba cortado cual cuerpo chungo.
Una alegría y un alboroto.

La misma alegría con la que suelo manifestarme y que sirve de ejemplo a pequeñas ciudadanas;(porque una sigue siendo una sentimental y cuando se habla del futuro y de la herencia,una se sigue emocionando porque piensa en los niños que siguen haciendo planes de astronautas y peluqueros pensando que de mayores tendrán trabajo y una vida digna,aún no saben que los Reyes Magos son los padres y que además pueden estar en paro mucho tiempo);a veces del estrés me como las gafas,aunque mi especialidad son los bolígrafos y últimamente también las gomillas de color marrón que sirven para amarrar paquetes de cartas en las oficinas de Correos.

Esta vez no ha habido huevazos contra el Santander de Constitución,pero las camisetas seguían siendo ilustrativas,la única forma de justicia que nos queda,sobre felpa,lycra y/o algodón.
Menos mal que al final de la marcha es posible refugiarse en ese bar que existe desde tiempo inmemorial (debía tener yo unos veintidós años de optimismo vital y energía pura cuando lo frecuentaba )y encontrar ese sabor de tierra meiga para el paladar;que a una casi le parece estar sintiendo el mar azul de Sanxenxo o el viento gris de Santiago;eso sí,cruel decisión no abandonar la birra cuando es posible pedir también tacitas de ribeiro.
Otra vez será.




Está todo tan rico en este bar que hasta pudimos ver en la barra,(aunque luego pilló sitio como nosotros en taburete y mesita) a uno de los principales líderes de los sindicatos andaluces,ya terminada su intervención en el púlpito parece que fue a degustar pulpito a la gallega,y perdonadme el chiste tan gilipollas.
Y es que como bien dijo la ilustrada derecha española a través de sus ecuánimes e inteligentes medios,a los sindicalistas y rojos en general lo que nos gusta de manifestarnos es precisamente la cerveza que viene después;qué sería de nuestro país sin esa corriente de pensamiento crítica y realista que nos salva de la manipulación.
En fin,queridos,que los de abajo sabemos,a pesar de todo,divertirnos y alguna que otra además agradecemos tierna y sinceramente lo que la vida nos ofrece,que es mucho y bueno.
Para terminar dedico esta foto a mi amiga María Jesús,que me estará escuchando;para que no diga que en Sevilla el pulpo a la gallega no está bien visto.
Entre las glorias de la divinidad.
Entre el Gran Poder y la Virgen que me da nombre.
Casi ná.




(Nos seguimos viendo en las calles,mientras se pueda.
Abrazos y buena vida para TOD@s).

viernes, 5 de octubre de 2012

Ahora







Ahora que el tiempo no sobra casi nunca

como si "casi" o "nunca" significaran algo

ahora que tenemos que demostrar a New York Times que somos tan felices

que todavía nos quedan campos de amapolas

y un poquito de orgullo

aun drogados con la mezcla del engrudo

que tragamos con cuchara en cada noticiario:

ahora que descubro que las lindas historias

son mi especialidad del estropeo

(no volveré a usar la palabra fracaso)

reconozco en voz alta mi torpeza

el incendio voraz de mi bulimia

el eterno desánimo de mi alma

y sin embargo

(siempre hay uno,

un quizá,un podría ser,un tal vez mañana)

tengo por delante muchas puertas

que podría abrir (lo sé)

con sólo desearlo.

Y como yo toda esa gente guapa y noble

que se muere por dentro cada día

viendo las increíbles dimensiones de la estafa

la sangre seca que adormeció los campos

la juventud que se largó,tan engañada

la libertad amarrada en una cesta

como si fuera huevos de gallina;

hoy tenemos corazón y suena a lata

hoy la policía nos reconvierte

nos transforma en vagos y maleantes

cuando debimos sonar a buena herencia:

cuando esperábamos envejecer en las orillas

del mar de dignidad que un día soñamos.

Ahora ya sabemos que perdimos,

pero nunca pensamos perder tanto.


Notas aclaratorias;

(1-La imagen es la portada del Jueves.
2-Cuando digo "gente guapa" me refiero a ya sabéis qué,no a Elsa Pataky).

sábado, 29 de septiembre de 2012

Un país para follárselo


Ahora que Mariano Rajoy se atreve a recalcar que la inmensa mayoría de los españoles somos tela de gilipollas buenos,una vez más son los artistas gráficos los que me ponen una sonrisa en los labios,aunque sea amarga.No voy a entrar en lo que siento cuando oigo la opinión de gente normal,gente trabajadora de ano expandido,que derrama sus opiniones como vómito digerido por otros.Tampoco puedo cabrearme ya más por cosas lejanas porque gracias a mis dioses tengo cosas que hacer y vivir que me acarician el corazón,(en mi casa ahora hay palomitas de maíz crujiente,perras,niña,limonadas y tendederos de cinco metros para poner sábanas a secar)y con eso me basta para ser feliz.
De momento.
Sólo que espero de todo ídem( uy,esto ya no debería ser un ídem,la palabra "corazón " quedó muy lejos ...bueno,ya sabéis que trabajo sin guión):a lo que iba; que sólo espero que algún día podamos tener por fin un gobierno que no merezcamos.

martes, 25 de septiembre de 2012

domingo, 23 de septiembre de 2012

Verdades/Mentiras


Ahora que llega el otoño y debo reinventarme,sacando del día medio folio de ideas positivas entre cuadernos de desesperación interna,decido que ciertas cosas son verdad y otras mentira.

Es verdad que no soy perfecta ,pero es mentira que alguna vez yo pretendiera serlo.

Es verdad que no tengo ambición pero es mentira que no sepa apreciar la luz fresca de un día nublado con su evocación de cuevas y pan con mantequilla,aunque es verdad que me falla la energía más que a una pila de los chinos.

Mentira son todos mis pensamientos ingenuos sobre la mejora de las relaciones humanas y la solidaridad como principio,pero verdad es que hay más luz que sombra aunque los titulares se empeñen en lo contrario.

Es verdad que cada mañana en el metro boceto personajes que nunca escribiré( en mi afán vampírico voy robando caras) y es cierto que una mañana lloré sin que nadie se diera cuenta porque me vino a la cabeza que es el amor el principio y fin de todas las cosas,y todo porque enfrente de mí se sentó un chico muy delgado,medio tontito según diría esta sociedad tan avanzada que hemos creado después de años de luchas tribales e iluminaciones;aquel chico tenía bondad en la mirada y una cabeza muy gorda,ambas cosas motivo más que suficiente para ser una víctima entre los bellos y listos.

Ahí fue verdad que me preocupé a mí misma porque la compasión no puede ser nunca una herida,sino una fuente de dulzura,pero también es verdad que seguí mi rutina como si tal cosa.

Es mentira que Einstein estuviera seguro de todo lo que pensaba,pero es verdad que existe la magia y más cierto aún que mis ideas pueden cambiar la realidad de la gente más cercana ,o simplemente mi pobre y pequeña vida,que se abre como una flor enferma de poesía,aunque yo no quiera darme por enterada y me esconda en el tambor de la lavadora mientras separo la ropa blanca de la de color.

Claro que es mentira que sea tan sensible como escribo,puesto que alegremente me meto en la rueda de hámsters depresivos para trabajar y mantener conversaciones de mierda como el más sano de nosotros,y no me duele nada más que la cabeza de vez en cuando.

Bueno,es verdad que vivo,y con esta verdad,ahora mismo,tengo suficiente.

(En la foto las dos macetas del aloe que me ha pasado un compañero de trabajo;me han dicho que es bueno para las quemaeras,que no es lo mismo que las quemaduras,pero probaré a ver).
Y gracias por todos los correos y comentarios delfinarios que me han llegado,por unos días me he sentido escritora de verdad;quiero que sepáis que todos me han venido bien,incluyendo las críticas;creo que cada día sé más quién soy y lo que debo esperar de mí;es un buen trabajo;me gusta crecer y resistir como hacen las plantas).

jueves, 13 de septiembre de 2012

Delfines on the road

Aunque esta semana no estoy en mi mejor momento,con otitis y molestias varias (aparte de esta falta de tiempo y ganas que empieza a preocuparme,la energía no me da casi para nada más que para trabajar,comer,maldormir y volver a madrugar)he de anunciar,con menos palabras de las que yo quisiera,la aparición en el día de ayer "La puntualidad de los delfines"por fin,en la página de LiteraturasLibros.com,donde está a disposición de todo el que quiera y tenga ebook.
Yo no tengo pero por las mañanas veo cada vez más gente lectora que pasea por las líneas digitales,y como en el fondo una es medio boba y además no tiene remedio,me hace ilusión que alguna de esas personas madrugadoras esté un día de éstos leyendo mis historias mientras a pocos asientos voy yo,pálida y con ojeras,con esa pinta de náufraga que me caracteriza o que a mí y sólo a mí me parece ver reflejada en los cristales de los vagones.
Habrá quien vea sólo una maruja más bien depre,que va a trabajar a una oficina de Correos;sin embargo soy alguien que escribe,y que ya está de alguna manera en algún punto del océano de los libros.
O el mar de las palabras,que es más cursi aún.
Pero con cursiladas o sin ellas,salto entre las olas y os hago señales.
Prometí que lo anunciaría,y aquí está.
Gracias y besos para todos los que en algún momento habéis pasado por aquí.
Volveré con más tiempo.
Abrazos.

(No lo he dicho y espero que salga en el libro,la foto de la portada es el mar de Tenerife,obra de Virginia Glez. Dorta que además de artista,es mi amiga).

sábado, 8 de septiembre de 2012

Me perdono







Esta mañana,mientras pelaba unas gambas para el arroz,pensaba en las muchas cosas que he aprendido sobre mí en los últimos años;la claridad meridiana con la que he asimilado la razón de todos mis fracasos,o de algunos al menos,por haber maltratado el inmenso ramo de posibilidades que solemos tener al principio de la existencia,cuando todas las cosas,relaciones y experiencias están por estrenar.

Las cosas que pude hacer con mi instinto, las posibles mujeres que pude ser y que sin embargo murieron entre mis depresiones y acojones,como todas las capacidades perdidas en el regazo de la atroz cobardía.

Pero no era una sensación de lamento la que me acompañaba al pensarlo,sino más bien un sentimiento de conformidad.

Partiendo de la base de que,aun con esos pensamientos Alicia sobre los que filosofaba Sue el otro día en su blog,mi esqueleto ideológico esencial es bueno,en sentido machadiano,tampoco me voy a quejar,ya no se me ocurre.

En el pasado hice lo que pude teniendo en cuenta la información que tenía,la educación recibida,los mapas heredados y todo lo que a lo largo de mi camino he ido poniendo en duda,desmontando cada uno de mis días con la precisión de los paranoicos y volviéndolos a montar a la siguiente jornada;y no sólo eso,sino que decidí que me perdonaría.

Sí,me perdono a mí misma el daño que me hice,las horas arrancadas al sueño,las lágrimas inútiles,las búsquedas sin sentido,el protagonismo que puse (y que pongo todavía,según los instantes)en manos de los demás,cuando necesito que aprueben todo lo que hago o pienso;

me perdono por clamar ante la falta de alma,la burricada constante en la que vivimos en este sistema intolerante y oprimido,(hay quien todavía piensa que la opresión sólo procede de las tiranías políticas,como si el machismo ,la xenofobia,la homofobia,la violencia verbal y el catetismo barbárico no fueran una forma insoportable de falta de libertad);

también me perdono por creerme moñas sólo por tener corazón,me perdono por la necesidad que tengo a veces de escupir rabias e injusticias,me perdono por haber amado y por haber odiado,me perdono por haberme creído todo lo que me contaban,empezando por los curas y acabando por aquel amor mentiroso que me volvió fea e inapropiada;me perdono por haberme atrevido a bajar hasta los infiernos de mi propia y asquerosa honestidad;me perdono por no ser perfecta en un mundo de pensamiento uniformado donde las revoluciones se hacen virtualmente mientras fuera el rebaño sigue pastando;no arden los ministerios ni los bancos,arden los bosques,y yo me perdono por no entenderlo.

Pero me perdono también porque sé que las noches de insomnio seguirán,puesto que no soy un Buda y el vaso de agua mantiene su capacidad de ahogarme;aunque también me perdono por seguir manteniendo la esperanza;por inventar palabras y hacer mala poesía y por desear escribir en renglones japoneses siendo tan sólo una sevillana que abandonó filología en primer curso por un desengaño amoroso.


Me perdono por ser básica y pequeña;por comer demasiado;por usar la cerveza como ansiolítico;por marujear en el sofá y por pretender la libertad de pensamiento;por la soberbia de querer a veces escandalizar a los otros contando cosas de mi vida,algunas inventadas,por ese deseo de sacudir el árbol de bellotas a ver si al caer se convierten en iluminados como yo;me perdono por haber tapado los espejos de mis ojos con sabanitas de dolor y penuria.


Que sí.

Hoy me perdono.


(La foto es mi versión del Ecce Homo).

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Telegrama


Espero que todos bien STOP Yo trabajando en Correos en ventanilla STOP Me levanto a las 6 de mañana y veo que cada vez amanece más tarde STOP La ciudad se abre para mí con desayuno céntrico y flores de los jardines públicos STOP La gente está muy mal en su mayoría,esto dicho así en general STOP Yo no soy una excepción desde luego pero resisto con mirada al horizonte y albricias en salsa verde STOP desechando miedos y atravesando puentes a veces muy despacio STOP Estoy perdida del blogocoso,Sorry STOP Vuelvo pronto que ni leer puedo STOP corto ya que los telegramas a partir de 49 palabras cambian tarifa STOP besos.
(Si necesitáis argo ya sabéis dónde estoy).

miércoles, 29 de agosto de 2012

El día que destruí el mundo


El día que decidí destruirlo todo,recuerdo,era un día claro,en el que la línea del horizonte prometía fenómenos dulces;la vida parecía buena;una bandada de pájaros jugaba sobre el azul de un cielo hiriente,y una brisilla fresca ahuyentaba las malas noticias;quizá todo estaba en mis manos,quizá el paraíso me pertenecía;pero yo ya estaba más que harto,las promesas habían llegado tarde como cartas escritas por gente muerta.


Sabía que lo destruiría todo.
Todo.


La inocencia de los pájaros,el sonido líquido de los estómagos,las paradas de autobuses,los calcetines marrones y las diademas de las niñas;eran mis manos las que estaban destinadas a desgajar todos los putos pétalos de las putas flores,las que serían felices al arrancar los botones de las camisas de los predicadores y de los funcionarios;tiraría al estercolero la alegría de las mujeres que gustan de tender la ropa blanca al sol,arrebataría toda luz de sus ojos,esos ojos que nunca habían tenido nada para mí.


Nada volvería a crecer en aquella tierra que me lo había negado todo.


El día que quemé el mundo comencé a andar por cualquier lado,buscando en mi sombra la sombra de la duda;olí las hojas de los naranjos fragantes de rocío y esas cosas que escritas huelen a mierda y en vivo son un placer inexplicable;hollé con mis botas las salidas de los hormigueros y les dije a las hormigas "no hará falta que comáis este invierno,no guardéis nada",porque yo ya sabía que ninguna sobreviviría.



Nada de dudas.

Empecé por la parte de atrás,regando la tierra con gasoil;se diría que aguardaba tranquila como una vieja paciente ante las ofensas y provocaciones,o como una puta entregada al castigo;no dijo nada,no protestó,ni trató de impedirme que lo hiciera.


Las cerillas estaban mojadas de mis lágrimas,unas lágrimas sin sal,que me corrieron sin motivo por la cara formando ríos que a nadie importaban.
Ser un dios es muy jodido,la gente no sabe eso;la gente se va a su casa ,se sienta en un sillón y elucubra,critica,especula y arregla el mundo en cuatro palabras;la gente va acompañada de sus ideas fijas,sus juicios de valor,su familia,sus bufandas,lo ve todo desde un rincón y cree tener solución para todas las cuestiones;luego anochece y se va a dormir con el culo caliente hasta que amanece de nuevo,y llega para ellos un nuevo día para lucharlo, diseccionar,opinar,a eso lo llaman vida.

Pero un dios está solo.


Solo y fastidiado con la negrura de su infelicidad,que no puede contar a nadie.


Por eso a veces es mejor quemarlo todo.


Un fuego que se extienda de atrás hacia delante como el que yo vi.

Vi cómo todo lo conocido se extinguía;los troncos de los árboles se quebraron y aplastaron a las ardillas azules y rojas del bosque que había sido mágico;las hormigas se volvieron locas y trataron de escapar,pero sólo les llegó para retorcerse;la tierra ,ya lo he dicho,no ofreció resistencia,se dejó arrasar como si hubiera estado ahí todo el tiempo para que yo la destruyera.
Nadie me podrá llamar traidor,un dios no da explicaciones ni las encuentra ni puede ser definido.


Además ya se lo había advertido a las hormigas desde bien temprano;
"No hará falta que comáis este invierno,no guardéis nada".
(Foto Google).

domingo, 26 de agosto de 2012

Ecce Homo

Dice un compañero mío que,si quitamos los rizos,tiene un toque Modigliani.Y por supuesto que he firmado en la campaña de Change.org para que dejen la versión de la restauradora.Necesitamos innovar.Transformar la exhibición del dolor en caricatura.

jueves, 23 de agosto de 2012

Reconocimiento, crisis

Hablo en mis horas de trabajo;hago chascarrillos;cuento mi vida a trozos como si me fuera en ello la propia vida,mientras desgrano aquellos recuerdos y anécdotas;madrugo y le doy patadas a las horas tirando de mi piel hacia abajo,lo hago para sobrevivir mientra dure la jornada;dejo a un lado mis remilgos y enjuicio,defino,pulo,saco punta y provoco risas con mis comentarios;se empiezan a desdibujar los límites que tenía tan claros los primeros días,cuando las caras nuevas sólo eran gente desconocida con la que trabajar;los codos ahora se rozan(¿no se dice "trabajar codo con codo"?),ya no son desconocidos,como monos locos nos desnudamos a confesiones pequeñas de las que luego nos arrepentimos,pero la anestesia de la inercia nos tranquiliza,y qué importa,y qué y qué. No pasa nada,yo hablo,creo que a grandes rasgos mantengo mi personalidad base,la que cualquiera que me conoce un poco puede percibir;me doy cuenta de que seguramente ésa tampoco soy yo,si nos atenemos a mi versión de la existencia,que es algo amable y bienintencionado;no hay nada o casi nada inocente cuando hablamos,y aún menos cuando hablamos en el trabajo. Trabajo,definición de;unas cuantas semillas de nada,pero un taco de tiempo de tu vida que no puedes mantener en una caja aséptica sin expresarte,sin dar a conocer quién eres y qué piensas de las cosas. Al final resoplo,critico,espero,aguanto,incluso me río con ciertos chistes de mal gusto. Ahora resulta que soy como todos. Qué drama. Resulta que soy como todos los demás.

Algo se romperá (Crisis)

Algo se romperá entre nosotros cuando ya no piense como tú, cuando entiendas que lo que tanto te importa se me da una higa, cuando nos dé co...