domingo, 23 de septiembre de 2012

Verdades/Mentiras


Ahora que llega el otoño y debo reinventarme,sacando del día medio folio de ideas positivas entre cuadernos de desesperación interna,decido que ciertas cosas son verdad y otras mentira.

Es verdad que no soy perfecta ,pero es mentira que alguna vez yo pretendiera serlo.

Es verdad que no tengo ambición pero es mentira que no sepa apreciar la luz fresca de un día nublado con su evocación de cuevas y pan con mantequilla,aunque es verdad que me falla la energía más que a una pila de los chinos.

Mentira son todos mis pensamientos ingenuos sobre la mejora de las relaciones humanas y la solidaridad como principio,pero verdad es que hay más luz que sombra aunque los titulares se empeñen en lo contrario.

Es verdad que cada mañana en el metro boceto personajes que nunca escribiré( en mi afán vampírico voy robando caras) y es cierto que una mañana lloré sin que nadie se diera cuenta porque me vino a la cabeza que es el amor el principio y fin de todas las cosas,y todo porque enfrente de mí se sentó un chico muy delgado,medio tontito según diría esta sociedad tan avanzada que hemos creado después de años de luchas tribales e iluminaciones;aquel chico tenía bondad en la mirada y una cabeza muy gorda,ambas cosas motivo más que suficiente para ser una víctima entre los bellos y listos.

Ahí fue verdad que me preocupé a mí misma porque la compasión no puede ser nunca una herida,sino una fuente de dulzura,pero también es verdad que seguí mi rutina como si tal cosa.

Es mentira que Einstein estuviera seguro de todo lo que pensaba,pero es verdad que existe la magia y más cierto aún que mis ideas pueden cambiar la realidad de la gente más cercana ,o simplemente mi pobre y pequeña vida,que se abre como una flor enferma de poesía,aunque yo no quiera darme por enterada y me esconda en el tambor de la lavadora mientras separo la ropa blanca de la de color.

Claro que es mentira que sea tan sensible como escribo,puesto que alegremente me meto en la rueda de hámsters depresivos para trabajar y mantener conversaciones de mierda como el más sano de nosotros,y no me duele nada más que la cabeza de vez en cuando.

Bueno,es verdad que vivo,y con esta verdad,ahora mismo,tengo suficiente.

(En la foto las dos macetas del aloe que me ha pasado un compañero de trabajo;me han dicho que es bueno para las quemaeras,que no es lo mismo que las quemaduras,pero probaré a ver).
Y gracias por todos los correos y comentarios delfinarios que me han llegado,por unos días me he sentido escritora de verdad;quiero que sepáis que todos me han venido bien,incluyendo las críticas;creo que cada día sé más quién soy y lo que debo esperar de mí;es un buen trabajo;me gusta crecer y resistir como hacen las plantas).

14 comentarios:

Tracy dijo...

Ya sabes lo que se dice, que todo depende del cristal con que se mire.
Lo que sí es verdad que de tus verdades y menos verdades todos las padecemos un poco.
Si pa las quemaeras te va bien el aloe, no dejes de decírmelo.

Eastriver dijo...

Lo único que no comprendo de tu escrito, querida Reyes, es qué son las quemaeras. Lo demás, te juro que es como si lo hubiera vivido yo mismo. Me gustan los matices de lo que escribes, y los matices de lo que sientes. Yo sé que vivir entre matices es a veces una putada, más tranquilos viven quienes no conocen esa palabra. Más tranquilos, que no más felices.

Cuando de repente nos agarra el día sintiente podemos sufrir y ser felices a la vez, porque los matices hasta nos salen de las orejas.

En eso y en otras cosas me identifico mucho contigo. En cualquier caso, guapa, lo importante es que te tengo mucho cariño. Y que me alegro mucho cuando te leo que te va bien...

Paqui dijo...

Hay una frase en la que coincido plenamente contigo: " El amor es el principio y el fin de todas las cosas".A partir de ahí, nuestra vida gira en torno a él.Haces real y palpable ese mundo interior que los demás no sabemos expresar con la sencillez que tú lo haces.¡Gracias!Un beso, Reyes.

BB dijo...

La verdad, que lo importante para mi, es saberte allí, siempre tú, la misma, la que conocí hace ya tanto tiempo. Y a pesar de los vaivenes, a pesar de encontrar a veces o muchas, mar gruesa, tu barca las resiste, sortea tempestades...
Un beso grande. Sé feliz aunque la felicidad no siempre tiene el mismo ropaje, se disfraza...

Emilio Manuel dijo...

No nos creamos todo lo vemos o nos enseñan.

Un abrazo.

Marisa dijo...

La verdad mi querida Reyes
es que siento y padezco
lo mismo que tú.

Un beso

Nieves dijo...

Estoy de acuerdo con Tracy que viene a decir exactamente lo que estaba pensando mientras leía.
"todo depende del cristal por donde mires"

Lo importante es que sea una buena verdad y creas en ella.

Un besote Guapa!!!

Genín dijo...

¡Joder!
Se me ha olvidado leer el libro...
A ver si me acuerdo mañana...
Yo me conformo con saber que estás viva.
De todas maneras, disfruto siempre que te leo...
Besos y salud

mariajesusparadela dijo...

En toda gran verdad hay mucho de mentira y toda mentira tiene un punto de verdad.
Pero, no siempre: es verdad que escribes de maravilla y es mentira que tu no lo sabes.
A la puntualidad de los delfines, si le das tiempo y papel, la verás transformada en un libro de cabecera de mucha gente.
Hay en él realidad y ternura. Y una aceptación de las desgracias, que, sin tener nada que ver con el estoicismo, cala hondo.
Y tiene lo que me gusta en un libro: buen inicio, genial final y la posibilidad de sentirte protagonista leyendo.

El Drac dijo...

WoW has dicho tantas verdades y mentiras que me has dejado confundido ¿es lo que querías no? jajaja

Un abrazo

Salvador Navarro dijo...

nada es verdad ni mentira... los blancos y los negros empobrecen

virgi dijo...

Y ya que haces alguna comparación con las plantas, el aloe y tú tienen algo en común: la magia interna.
Que sí, que sí...
Besos, Reyes, tesoro de chica.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Dicen que nada es verdad ni mentira, que patapán, patatán, patapán, pero yo creo siendo verdad eso que se dice, también es mentira, porque todo es verdad y mentira... o qué sé yo.

Besos.

Montserrat Sala dijo...

Tu y tus quemaeras. Las entiendo perfectamente. igual que entiendo tus posts tus libros y tu verborrea analítico-filosofica.
Como si fueras alguna de mis hijas- Te aseguro que a ellas las entiendo mucho menos.
Aunque las quiero mucho más, sin desmerecer...

Cazorla (II)

A mediodía del 2 de junio de 1694,una gran tormenta, que sería conocida por las generaciones  cazorleñas posteriores como "e...