lunes, 23 de enero de 2017

Conozco una mujer




Conozco  una mujer
que camina sobre puentes de ceniza,
dobla cucharillas con los dientes
y salta los bordillos a zancadas.
Conozco  una mujer
cuyo pelo blanquea hacia el amarillo,
que elude todos los espejos
porque nadie le ha explicado claramente
que siempre se es joven aunque el cuerpo no lo sea.

Si la mujer hubiera podido elegir su destino
si le hubiera interesado la batalla
si hubiera tomado su vida entre los brazos
como abrazó a los hombres que fueron enemigos
quizá habitaría un palacio propio
con salones de nácar y cortinas hechas
con la materia oscura de los sueños.

Si la mujer hubiera sido capaz de desear
algo más que ser amada en torno a los veinte
y no hubiera confundido  sarcasmo con inteligencia
si no se hubiera dejado emborrachar por la amargura
quizá hoy las viejas cortinas de los sueños
se hubieran apartado para inundar de luz
a la mujer entera.

lunes, 16 de enero de 2017

Días de radio

Una vida sin estridencias,por fin.
Llegar a casa, encender la radio, sólo radio Clásica.
En mi interior una lucecita amarilla como un suspiro se mantiene, el interior de mi casa es mi corazón y ahora asemeja uno de esos hogares americanos de la película de Woody Allen, en la que la radio era tan importante y los días estabulados guardaban un perfecto orden, tendiendo sus jornadas de diversión concretadas así como las de labor estresante.
Ellos, los americanos, como los inve...ntores del confort en el siglo pasado, rigen mi imaginario personal,como en mis repisas adolescentes fueron los ingleses.
Más allá, más lejos todavía,la languidez de los verdes campos de Butler Yeats y el deseo sordo de conocer Irlanda o Escocia, como la cueva de la que salí, y que es la culpable de que ahora tenga nostalgia del sol que esta mañana acariciaba los campos a pesar de la travesura del frío.
Como aquel germen ,ya crecido y reproducido, sé que la nostalgia de esta vida que es como un vestido usado no será suficiente para matar la buena noticia de nuestro paso por el mundo, a los que nos gustaba mirar las flores y dar largos paseos, besar dulcemente o sembrar buen rollo.
A los que nos gustaba la paz.

jueves, 5 de enero de 2017

Volver aquí

Volver aquí, como se vuelve a u lugar de infancia, a un beso olvidado, a una esquina gastada.
Volver a emborronar lo que a nadie le importa, para sentir el pálido reflejo de lo que una es o podría ser, de lo que quiere gritar cada día como si fuera la única verdad a los cuatro vientos, pero se queda como siempre en la superficie , para , como dice Battiato, "no ofender inútilmente",
Y sin embargo qué ganas, qué ansia de ofensa,  de desnudos en un mundo encorsetado, qué necesidad tan grande tenemos ahora de verdades cuando nos ahogan a mentiras, nos atan en corto con estadísticas inventadas, nos llevan con el palito de las ocas de granja dispuestas al sacrificio.
Ahora más que nunca necesitamos verdad, verdad a palo seco, a puñados o a espuertas, según cada uno la pueda recibir, verdad como un hilo dorado que no todos merecen , porque muchas veces la ceguera es más cómoda que un sofá de tres plazas.
Ahora más que nunca necesito verdad como una lluvia fina que bañe mi espíritu que es como un pájaro enjaulado y perfumado de Bulgari, pasmado ante su propia iniquidad.

Feliz, feliz año nuevo para todos.

Qué se puede decir

Qué se puede decir a alguien cuando crees que ya lo has dicho todo??