miércoles, 25 de abril de 2012

Crisis

Estoy en crisis (Sue ya lo sabe). De repente lo que antes me llenaba y me parecían perlas de ingenio ajeno derramados a través del blogomundo,hinchando mi pecho (más si cabe) y mis neuronas con el viento fresco de la bonhomía y la inteligencia(cómo será el femenino de esta cosa? bonmujeromía?),ahora me aburre soberanamente. Oh,la única libertad posible,internet,nuestro océano de expresividad,esos largos paseos,esos comentarios como filigranas que una saca del forro del alma para colgarlo como post its de amor en un blog ajeno y querido...qué pereza ahora,qué desolación. Se me ha caído el chiringuito y no sé cómo ha sido. Hace días que intento escribir un post de los de hacer reír,pasarme por aquí para enseñar mi culo,al estilo de la mejor Reyes exhibicionista ,o mi corazón ,que a veces pasa por culo,por los bajones que como dice Monserrat,me dan y fuerte...y resulta que no hallo el disfrute de antaño. ¿Será que al hacer más cosas fuera lo de dentro se vacía? ¿Será que Blogger en efecto ha cambiado la configuración y me tiene negra como un conguito estresado? ¿Será que me hastía la forma que tenemos de entreternos con este lenguaje virtual que supuestamente enseña nuestra mejor cara? (Pensé un cuento corto que empezaba..."En el país de las Opiniones,empezó a cobrarse un impuesto por cada una de ellas;lo que antes era libre y gratuito,comenzó a gravar como artículo de lujo y la gente se vio obligada a pararse a pensar;después de unos meses,a nadie le interesaba ya la política de salón ni la escritura de obsesiones ni el onanismo exacerbado,porque tenían cosas más importantes que hacer ,como simplificar todo lo conocido para de verdad hacer un mundo mejor,allá donde los niños juegan en los parques o se esconden de padres suicidas"). Pero no lo hice,me pareció ostentoso,soberbio,que dirían los curas. Y ahora,al igual que las dietas que no hago,que las novelas que no escribo y las reformas que no ejecuto,voy a demostrar que estoy volviendo liviana mi mente;este blog tiene tan poca importancia y es tan aburrido como cualquiera,por fin lo acepto y lo reconozco;retiro las esperanzas depositadas (he leído por ahí que las esperanzas son las hermanas elegantes de las expectativas)y me ausento unos días, a ver si me vuelve la bendita ilusión de leer cosas que me gusten. Cosas,digamos,en las que PUEDA creer. Porque a lo mejor el problema es que no me creo ya nada de nadie que presuma de inquietudes;o el problema es que una vez creí en la expresión escrita de todo eso. Creí que "esto" era más importante que el horario de los trenes de mi pueblo,que podía contar la dulce tortura de tener una hija en la primera edad y poetizarlo,o igual pensaba que tener un blog es mejor que estar enamorada,por poner un ejemplo. Y no. En absoluto. No hay color entre lo de fuera y lo de dentro;este blog es como aquel cuaderno de tapas flexibles donde escribía lo que me pasaba a los dieciséis años,embelleciéndolo o haciéndome la víctima,según los casos;el viejo truco de la escritura ,que siempre ha sido mi opción vital casi exclusiva. Me he trampeado toda la vida para hacer de mí un personaje,el propio,y ahora se está diluyendo. Me tomo un tiempo para restregar mi ego con estropajo verde a ver si le saco brillo o lo reduzco al mínimo y como ya he dicho más arriba,recuperar la ilusión de las palabras. Al fin y al cabo,ellas siempre estuvieron ahí,como palomas acudiendo a los dolores y nostalgias,aunque ahora me parece que tenían su punto de carroñeras. Sin duda estoy atravesando una de mis peores crisis creativas,que diría un guionista americano. Oh,sí. Oh,sí. (En la foto bailando con mi bella cuñá,en la feria,para celebrarlo).

lunes, 23 de abril de 2012

Mi casa

Lo que llamé mi casa no lo era/ por mucho que amara sus rincones/ la habitación aquélla donde dormían recuerdos/ que a lo mejor no tuve/ porque eran inventados. La llave aquélla que abría mi puerta/ cada tarde a eso de las siete/ se murió un día en la palma de mi mano/ como un gorrión debilitado/ dejándome un peso en la conciencia/. Las macetas de otro patio me esperaron/ un par de meses bajo cielos estrellados/ derramaron otra vez los recuerdos que no tuve; nunca volví/ no sé qué fue de ellas/ y naufragué de nuevo/ llegué hasta la pata de un armario/ una percha desnuda se convirtió en mi casa/ y mi imperio se compuso de pañales/ y estornudos; en aquel trozo de casa del exilio un cablecito de silicona me servía/ para sacar mocos de bebé/ y otro cable más era la cuerda/ con la que me até a una red para seguir viviendo. Mi casa no sé qué fue/ o dónde estuvo/ con sus cuadros,cajones y muñecos/ tenedores,cucharas y alfombrillas/ porque han sido muchas,muchas casas;/ sé que todas tuvieron azotea/ una hubo en la que cantaba un canario/ y en otra una perrita blanca perseguía pajarillos/ sé que en todas fui feliz/ en la medida de lo posible/ que en mi caso/ siempre fue más imposible que medida./ Pero bueno;/ ahora me pregunto / si he sido capaz de tantas cosas/ también podré vivir acostumbrada/ al oleaje ruin de los naufragios/ porque ésa es mi verdadera casa.

jueves, 19 de abril de 2012

Sin miedo (Coplillas)

El otro día bromeábamos unos amigos y yo sobre la imagen propia en la red y su relación con la empleabilidad;todos tenemos una personalidad virtual y algunos(más avispados)incluso asociadas a nuestro nombre real,con sus etiquetas,chanzas, exabruptos y sincerísimas declaraciones de principios.
Si los sabuesos que buscan carne de cañón para el mercado laboral husmean por aquí,casi seguro que no van a encontrar nada de su agrado;de repente, si existe un reflejo virtual de lo que eres y piensas, también puede ser que no encuentres trabajo,según una teoría conspirativa que contempla el seguimiento individualizado del operario.( o la operaria).
Pasados los primeros minutos de acojone,inherentes a todo reconocimiento de una realidad,(me puse a repasar mentalmente cuántos de mis contactos bloggers usan su nombre real,a cuántos conozco que pagarían el pato de haber escrito determinados posts apasionados o de ser pillados por su empresa,y de repente se me ocurrieron pocos,poquísimos)me eché a sonreír,porque yo reír,lo que se dice reír,a carcajada limpia ,la verdad es que no;mi risa eyacula hacia dentro,aprendí a hacerlo con los Mortadelo y Filemón,de niña;reír ruidosamente nunca me pareció bien,vaya usted a saber por qué, aunque "por dentro" me lo pasaba en grande).
Decía que me eché a sonreír porque no me pareció creíble que alguien del mundo de la empresa pueda descartarme por pensar y escribir.
Más bien por ser más vieja que la moqueta del Palace,o por no tener la carrera terminada,o por carecer del trifásico adaptado a la normativa europea, o porque me diluyo como un azucarillo en el océano de los cinco millones de personas que como yo están sin hacer nada útil para el conjunto de la sociedad.
O quizá sí.
Podrían descartarme,pensándolo bien.
Pero entonces,si tengo miedo de eso,qué sería lo siguiente.
Tener miedo de salir a la calle por si me cae una maceta.
Tener miedo de mi voz por si habla muy claro, de mis dedos por si escriben demasiado,de mi coño por si se convierte en polla(de repente iría dejando un rastro de agujeros en el cemento fresco , mi nueva huella sexual transformada contra mi voluntad); miedo de ser quien soy o de tener pensamientos,miedo a mi propia expresión y/o inteligencia,(no van juntas necesariamente),a la ironía y al grito primario de la supervivencia neuronal cuando escribir es lo único que te puede hacer sentir mejor.
Miedo de qué.
Si de verdad existe un mundo donde estas cosas puntúan a la baja,entonces mejor no pertenecer a él.
Sería muy halagador que me leyeran,porque al menos me cabría el orgullo de ser rechazada de antemano pero captada,prejuzgada pero intuida,que es como ser disfrutada pero no follada;un mísero consuelo,cierto es,no me contrate,caballero, pero al menos ahora ya sabe que ni usted ni cientos como usted habrán podido quitarme el cerebro.
Por si las moscas.
He decidido no volver a tener miedo,aunque tenga que seguir vendiendo estos nardos(ya mustios) apoyaos en la cadera.
O la fortuna pa mañana ,quién me compra un quince mil.

martes, 17 de abril de 2012

Tienda onírica

Soñé con dulces,dijo ella,símbolo de la voluptuosidad;voluptuoso suena a medusa hecha con sedas de la china,que acarician párpados envueltos en deseos;deseos que van al aire y por el mar cruzando los cuatro puntos cardinales como las cartas de ésos que aunque estaban predestinados, nunca se van a encontrar porque los diablos se metieron ,desencajaron raíles de tren y atrasaron o adelantaron relojes;relojes que se saben los reyes del mambo porque las gentes creen en ellos y rellenan sus vidas como crucigramas ausentes de toda poesía;poesía que se humedece los labios y se lo come todo como una buena chamarilera que apostada debajo de un arco de Sevilla vende todo lo que tiene a precio de saldo,regala lo que le parece,lo llora o lo tira según sople el día sobre la barriga de las nubes.
Mi padre y mi hermano tenían un bar,me dijo ella,esto significa una habladuría poco favorable para el soñante,traduje yo,ten cuidado que no te educaron para espantar las moscas de la desgracia,anímate y sal ahí fuera sin miedo.
El miedo es un abrigo que no abriga nada,quédate en bolas y que la lluvia te moje y te sequen los alientos de la vida el resto del tiempo que te haya sido destinado.
Como una reina la chamarilera recoge su mercancía y piensa que lo va a compartir todo con los demás a partir de ese momento,ya no juzgará a nadie.
Recordaba que una vez fue panadera,que trabajó con hojaldres y guindas,que trenzaba las masitas y les ponía amor; en una simple vida caben tantas historias que parece mentira;en aquel tiempo ya reflexionaba sobre cosas imposibles,chorradas con sabor a fresa,besos de melocotón y tópicos de tocino salado que acababan cumpliéndose a sí mismos.
Pero eso ya pasó.
Los sueños la curaron,desbarataron los cuadros del crucigrama,la obligaron a montar aquella tienda onírica donde lo mismo estaba el saldo que el lujo soberbio de los soñadores a lo grande;también los batacazos de confundir otras camas con barcos de vela y el torrente de besos que no se acaba nunca,posible en cada persona de fe.
De vez en cuando alguien se acercará a oír chorradas como éstas ,canciones que serán como pastelitos puestos a secar en la ventana, con su guinda y su capa de huevo aplicada con pincel suave,como las pestañas que acarician el deseo,los deseos de ella,que nunca será vieja porque no cree en los relojes.
Esta noche habrá más sueños en la tienda,colgados,puestos a secar,con perfume de azahar o de violetas,con patitas largas o plumitas de los indios,dispuestos para la interpretación más rica,objetivo felicidad,y todos gratis.
(Estos días estoy como ausente de los blogs y de más cosas pero estoy,poco a poco volveré a ir comentando,besos y más besos).

lunes, 16 de abril de 2012

República ya

Que digo yo que qué le habrán hecho los elefantes a los hombres de alta cuna y activa picha.
Que digo yo que para qué hacen falta ciertos personajes,que las mentiras caducan más tarde o más temprano,que las transiciones se llaman así porque transitan y no se enrancian y que cuando se enracian es que no son transeúntes sino leyes hechas de pura ilógica como antes lo fue el derecho de pernada.
Que digo yo que habrá que despertar antes de que seamos abatidos por el capricho de un soberano cuyo pueblo agoniza cual elefante que ni siquiera puede enfilar su camino al cementerio,ahora que sabemos que lo que pasa es que la gente dura mucho.
Será el vulgo,digo yo,que lo que son algunos monarcas,salidos de los cuentos de babas,que no de hadas,parecen eternos.
Joder con el medievo,qué largo se hace en este país.

jueves, 12 de abril de 2012

Ayer y Hoy (Regalos).

Hoy digo en voz alta lo siguiente;
"Sé que si hago dieta voy a estar intratable;pero cuando me pongo a comer todo lo que quiero,no importa en qué lugar esté ni lo cómodo que sea,también me siento mal.Haga lo que haga termino amargada".
Respuesta de mi madre:(que me sufre,claro,como todo el que se me acerca):
"Vete al psicólogo".
...
Apunto;Uno-Cero y sigo con mis cosillas.
Hoy me dolía tanto la cabeza que fui por un Nolotil a la otra sala;por la ventana transcurría la carreterilla con todas sus fragilidades,vendedoras de naranjas y perrillos extraviados incluidos;ya no tengo altares,pensé,sólo tengo tareas.
Ayer escribí un post sintiendo la paz dentro de mí como un camino abierto y algunos de vosotros/as entendísteis que renunciaba a toda lucha;no era eso,nos quedan muchas manifestaciones y pancartas que aunque digan las efigies morcilleras que no hacen falta,sí que hacen falta;me refería a que abandono la gracieta de las justificaciones y el humor negro de mi tendencia a la destrucción;al menos quiero abandonarlo,que sólo me sirva para escribir posts pero no para insultarme a mí misma o mejor dicho para echarme yo sola a la cuneta y aburrir a los que me quieren;ya son muchas las veces que he intentado dejar de mirar mi ombligo,sin conseguirlo,así que intentaré dulcificar esa mirada,a eso me refería.
Por otra parte noto que cada vez me gusta menos discutir por chorradas o perder energías en acciones,charlas o propósitos que en realidad no me importan;son como titulares,guías para llenar la vida normal,es lo que creo que hacemos todos,"vivir en titulares",y nos cagamos de miedo o nos bloqueamos de una forma innecesaria por cosas que no han pasado y que quizá no pasen nunca,o bien pensando por qué las personas queridas no son como queremos que sean o por qué fulanita o menganito no se comportó como yo necesitaba.
Todo esto, al menos para mí,suele componer una nube de confusión que no me deja ver nada ,que me droga con la preocupación y un estrés mental muy agotador.
La paz acaba con todo eso de una forma bastante natural y puede aprenderse igual que montar en bicicleta.
Y ahora,dicho lo cual,aterrizo en el Hoy.
Ayer justo después de escribir sobre mi pequeña paz, tuve la oportunidad de pasar la tarde con Suso,una islita de paz humana con suave acento gallego ( o era mozambiqueño?)y Nieves,mi amiga de muchos años;entre los dos me trajeron la paz también y creo que la compartimos incluso en los momentos más ruidosos del cumpleaños de mi hermano.
Ayer y Hoy,éstos son mis regalos.
Gracias a los dos.
(En la foto estamos en el parque de Dos Hermanas).
Próximamente,Natación Correctora Segunda Parte.

miércoles, 11 de abril de 2012

El lugar del que soy yo (Paz).

Hoy pienso mucho en un lugar,un lugar al que voy a pertenecer por completo;en contra de lo que pudiera parecer,no es un sitio físico,sino un estado.
Ayer encontré una frase,"abandono toda lucha,estoy en paz",y me pareció bien.
El día que pueda deberme a mí misma en la medida de lo posible ,el día en que las personas que me rodean,hiper habladoras y activas,mi entorno más cercano y estresante,pase a un segundo plano,y por fin pueda yo estar en un cuarto propio que decía doña Virginia,ese día muy pocas cosas me sacarán de quicio;ese día tendré el placer de deberme sólo a quien yo haya decidido,ese día seré por fin una insociable feliz.
Es ilusionante estrenar nuevas hojas arrancadas a la piel de la vida,gracias a esto puedo ignorar mis negros presagios;es mejor inventar ventanas que mazmorras,esto lo he aprendido ya,y mucho mejor abandonar la beligerancia.
La lucha (tan estéril) me ha hecho muchas veces temblar las manos y el espíritu,la tremenda equivocación de estar siempre a la defensiva,quizá fue mi escabrosa necesidad de supervivencia la que me hizo así;pero hoy miro las nubes y sé que voy hacia otro lugar.
Me molestan los juicios y las insinuaciones,ya no me hacen gracia las sátiras ni necesito amigas con las que tomar café para despellejar a terceros o consolarme de la propia miseria,no echo en falta nada en ese sitio que me invento y que construyo minuto a minuto,en cada pensamiento que saco como un hilo de seda;no vayáis a pensar que es un paseo,es duro en medio del absurdo de mis actividades diarias y la ametralladora de palabras que solemos usar como forma habitual de comunicación.
Es duro pararse a inventar otra forma de ser y de estar por aquí.
Pero hoy sé que estoy en el camino;con la escoba estoy barriendo poco a poco todo lo que distrae y no aporta;porque al fin,abandonar la lucha significa quererse una misma,aceptar que el gato no tiene tres pies (puede que ni siquiera sea un gato),ponerle la salsa propia a lo que es de uno y disfrutarlo sin más.
Me queda bastante camino por delante,eso lo sé;todavía quiero darle palique a la locuela que mantiene un ego del tamaño de la catedral de Burgos.
Pero no desespero.
También sabré caminar hacia lo íntimo,abandonar las chorradas en un cesto de mimbre que el río se llevará hasta Egipto para divertimento de alguna nodriza aburrida;pero yo tendré paz.
Un poco de paz tendré todavía y una forma de vivir nueva,insólita.
No voy a luchar contra ella ni contra mis deseos;hoy me parece que basta con atreverse a desear algo para simplemente conseguirlo.
(Sí,la de la foto soy yo).

martes, 10 de abril de 2012

Encuesta de consumo

1-¿Qué servicios del sector tecnológico quisiera conocer mejor?
2-¿Cuánto consume habitualmente y a qué precios?
3-¿Qué probabilidades cree que tiene de llegar vivo a los sesenta años?
4-¿Se ha fijado en el cielo esta mañana cuando se levantó de la cama?
(subpregunta; En caso de no haberse levantado,dígame,le hubiera gustado hacerlo?).
5-¿Con qué frecuencia anota en un cuaderno los cambios que quisiera desarrollar en su vida?
(subpregunta;lo hace en presente usando mayúsculas o lo escribe en futuro con minúscula?)
6-¿Cree que será más feliz cuando sea otra persona?(más delgada,más morena,más joven quizá).
7-¿Cree que me preocuparé por mi peso corporal a los 60?
8-¿O a los ochenta,si llego?
9-¿Qué es más importante,publicar un libro o tener un huerto?
10-¿Qué se puede preguntar cuando se ha llegado al número diez sin que suene cansino y reincidente?
(Rellenen esta encuesta y en el plazo máximo de una semana recibirán un folleto rasca-premio,una estancia en balneario puede ser suya).
Desde aquí un abrazo al muchacho teleoperador de Orange que el otro día me dijo que tratar con clientes como yo le daba fuerzas.
Cómo te entiendo,chaval.
Gracias a ti.
A vosotros,hasta mañana.
(la foteja es de Google).

domingo, 8 de abril de 2012

Si yo fuera noruega

El otro día Antonio Banderas dijo que volver cada año en semana santa a Málaga para reproducir,en mi opinión ,la fantasía que tendría miles de veces en su infancia,le suponía "un baño de identidad".
Lo entendí perfectamente,yo que no suelo entender nada de lo que dicen en TV,puesto que la mitad del tiempo se me va en exabruptos y críticas a todo lo que no sea racional y práctico,o bien comprometido con causas humanistas,como buena alumna de una Iluminación laica que a muchos nos alumbra.
Para mí casi todo en esta vida es hacer el chorra,desde ver la tele hasta pagar impuestos pasando por analizar las relaciones familiares o utilizar el psicoanálisis barato en temas de hombres,mujeres o educación infantil,vivo como vivo ,a lo que toque,siempre ha sido así;ya he dicho más de una vez que mi solicitud de nacer en Noruega no fue admitida a trámite y me lanzaron desde un avión color gris ceniza a los pies de la Macarena un 30 de Mayo cualquiera,en el edificio de la antigua maternidad que ya no existe,enfrente del arco.
Desde entonces,y porque mi madre casi muere en el intento,he ido dando patadas a mi vida como un balón de reglamento a medio inflar,sospechando de todo lo bueno y magnificando lo malo,como buena niña que nació ya con su mancha y su pecado,aunque tratando de flotar siempre entre las malas ideas...creo que a esto último se le llamó siempre esperanza.
He deseado mucho ser noruega o alemana,puesto que no me gustan los toros,siempre he usado las papeleras y ni el campo ni la playa se alteran a mi paso dominguero,pero ahora,después de años de conflicto,tengo que reconocer que no puedo evitar ser macarena.
Supongo que nacer enfrente de la basílica es un argumento bárbaro y primitivo,me da lo mismo;sé que no soy una persona racional,con su libro apoyado en el regazo y la barbilla acariciada en señal de abstracción,aunque leer filosofía me hiciera soñar con un horizonte pleno de sabiduría y desnudo de la fiebre llamada superstición.
Hace ya mucho que acepté que mi corazón se alegra o arrebata a los sones de una marcha ,sobre todo esas madrugás que me pillaron descubriendo el mundo lejos de Sevilla en una noche que siempre fue mía, a través de amores,decadencias y años que han pasado como se despliega un abanico.
La contradicción es fuerte,la contradicción es un remordimiento,sobre todo cuando se ama lo que(dicen)que pertenece al sanedrín de turno,con todos sus oropeles y mentiras.
Ay,yo que no me partiría la cara con ningún exaltado, yo que repudio cada ley y orden absurda que va contra la vida y la libertad,yo que entiendo el sexo como un derecho y un regalo,yo que sería expulsada de todas las misas y todas las órdenes,yo que no tengo ni paciencia ni humildad ni oficio ni beneficio.
Sin embargo rompo mis cuadernos de "Aprenda usted noruego en 15 días" cada madrugá de Sevilla,me quedo arrobada mirando esa cara que vuelve cansada de las calles ,cansada como yo lo estoy tantas veces,sin dormir,sin tregua,sin descanso,llego al límite de mi locura imaginando las tardes falsamente eternas que viví con aquéllos que ya se fueron,nuestras pequeñas vidas que se van rapiditas rapiditas,doblando esquinas,luchando en mil cosas y en el mejor de los casos,dejando una impronta de amor que también el tiempo borrará con su paso.
Definitivamente nunca seré noruega ni pensaré en gris maleta,sino en color arrebatado,mis besos exagerarán y mi versión de la vida será un chispazo largo,una bengala que se eleva sobre el mar para caer después,como todos,absolutamente todos nosotros.
Si yo fuera noruega no podría imaginar tanta leyenda;el goce de inventar una mujer que vuelve a casa después de la batalla,después de haber auxiliado a miles de almas sólo con una promesa de esperanza.

martes, 3 de abril de 2012

Palabras favoritas

Las palabras se convierten en favoritas,toman la costumbre de aparecer con frecuencia y se transforman en usuales.
No sé por qué,pero pueden venir solas o en patulea,esto es,en grupito turístico o excursión informativa,acampan,lo dejan todo perdido de repeticiones,lugares comunes o expresiones exclamadas hasta la saciedad.
Funcionan por sonoridad o por apetencias,algunas me definen y otras me empobrecen,pero todas me gustan.
A continuación enumero algunas de las más frecuentes/odiadas/favoritas que mastico al mismo ritmo que mis uñas.
Esta semana son;
-Manta de agua
-Distímico/a (en su defecto, Distimia).
-Estafa
-Insomnio
-Nostalgia
-Previsiones para hoy
-Torrija
-Cuarta de agua
Entre las clásicas tenemos;
las tomaduras por culo,sean A o B,las ostias de toda la vida(en mi caso,sin hache)y los carajos de diversos pelajes y situaciones.
Qué pena que algunas de mis palabras favoritas tengan que identificarse bajo el dudoso lema de " malsonantes",cuando yo diría que son bastante curativas.
Os dejo que tengo que ir a comprar un paraguas.
(Abrazos para la tierra gallega,espero sana recuperación de lo verde,que es la vida...).

lunes, 2 de abril de 2012

Pero la vida va

Los domingos por la tarde la nostalgia, incluso por lo más reciente sucedido ,se acerca a darnos un beso que en el fondo no queremos para nada.Pero la vida va, sigue su curso,nos arranca las toallas del desánimo y las torpezas de la melancolía;ayer vi las amapolas brotadas bajo un cielo gris que surcaban las hermosas,queridas cigüeñas(hoy pensaba en ellas bajo la manta de agua);entre naranjos descubrí una huerta y era como palpar la tierra esponjosa ,la tierra que sabe que mi cuerpo gordo le pertenece,este cuerpo maltratado que se arrastra por mi pequeña vida que es como una corola,escondida, siempre escondida;en la parte visible de mi mundo la niña cada día filosofa más,el amor sabe más fuerte y todo ello me conmueve hasta puntos que ya no puedo contar a nadie;sin embargo engordo como una vaca poco sagrada, siempre partiendo desde el punto cero pero siempre a mi puta bola,soñando mis mundos imaginarios que pueblan personajes fantásticos que se quitaron la vida,mujeres que sólo saldrán de mis dedos,si alguna vez quiero moverlos tras el halo de realidad falsa que sólo un novelista puede fabricar,suponiendo que pueda hacer alguna vez una historia larga,tocando con las puntas de un talento pequeño tan sólo el borde del vestido del placer literario;Fran me recomienda en un correo un libro nuevo que le recuerda a mi forma de escribir y que saldrá en breve y yo,que no salgo de ninguna parte,que en el huevo estoy bien, pasando el hambre intelectual de los fracasadillos según este sistema,soportando la falta de contenido de reuniones a las que he llegado siguendo las miguitas de pan de la más básica supervivencia,sonrío y noto que me duele levemente el corazón, que sigue latiendo bajo mi bata de gueparda reumatoide.
A veces siento que no puedo soportarlo más.
El qué,me pregunto;no lo sé,me respondo.
Quizá la belleza,el misterio,la fragilidad,o los momentos que llegan y se mezclan con otros del pasado hasta que al final todo es un espejo líquido,o la injusticia de no poder decir a viva voz lo que pienso ,de tener que encajar a la fuerza en una viñeta,o no poder expresar el torrente de mis pensamientos;mañana es lunes y volveré a ponerme la careta de normalita y a sentir que mi culo ha adquirido la extensión de Nueva Zelanda
incluyendo la montaña Cook y las colonias de kiwis.
Volveré a creer que siendo otra seré más feliz y volverá a darme un nombre lo que escribo a paletadas,como este tipo de posts en un blog-pañuelo que jamás redimirá tanto vacío.
Y sin embargo cuántos viernes de dulces brumas me quedarán,cuántas esperanzas puedo tener todavía,cuántas cervezas me arrancarán del mundo de las frustraciones para llevarme a volar por todo lo Posible,cuánto me durará este amor que es un baúl lleno de pañuelos nuevos en los que un alma buena ha bordado mi nombre sin descanso,cuántas cosas más seré capaz de estropear antes de que encuentre ese camino que adivino en alguna parte.
La vida se expande como mi cintura,la vida va a su bola;ya puedo yo gritar y tirarme de los pelos que seguirá haciendo lo que le plazca;la vida seguirá mientras respire y asomará la cabeza como esa frágil amapola,tan orgullosa a merced del viento de la tarde,que de repente me pareció insoportablemente bella.

23 de abril

Hoy me doy cuenta de muchas cosas sorprendentes. De mi pertenencia al país de las palabras, de mi nacionalidad de libro, de mis deseos que ...