domingo, 8 de abril de 2012

Si yo fuera noruega

El otro día Antonio Banderas dijo que volver cada año en semana santa a Málaga para reproducir,en mi opinión ,la fantasía que tendría miles de veces en su infancia,le suponía "un baño de identidad".
Lo entendí perfectamente,yo que no suelo entender nada de lo que dicen en TV,puesto que la mitad del tiempo se me va en exabruptos y críticas a todo lo que no sea racional y práctico,o bien comprometido con causas humanistas,como buena alumna de una Iluminación laica que a muchos nos alumbra.
Para mí casi todo en esta vida es hacer el chorra,desde ver la tele hasta pagar impuestos pasando por analizar las relaciones familiares o utilizar el psicoanálisis barato en temas de hombres,mujeres o educación infantil,vivo como vivo ,a lo que toque,siempre ha sido así;ya he dicho más de una vez que mi solicitud de nacer en Noruega no fue admitida a trámite y me lanzaron desde un avión color gris ceniza a los pies de la Macarena un 30 de Mayo cualquiera,en el edificio de la antigua maternidad que ya no existe,enfrente del arco.
Desde entonces,y porque mi madre casi muere en el intento,he ido dando patadas a mi vida como un balón de reglamento a medio inflar,sospechando de todo lo bueno y magnificando lo malo,como buena niña que nació ya con su mancha y su pecado,aunque tratando de flotar siempre entre las malas ideas...creo que a esto último se le llamó siempre esperanza.
He deseado mucho ser noruega o alemana,puesto que no me gustan los toros,siempre he usado las papeleras y ni el campo ni la playa se alteran a mi paso dominguero,pero ahora,después de años de conflicto,tengo que reconocer que no puedo evitar ser macarena.
Supongo que nacer enfrente de la basílica es un argumento bárbaro y primitivo,me da lo mismo;sé que no soy una persona racional,con su libro apoyado en el regazo y la barbilla acariciada en señal de abstracción,aunque leer filosofía me hiciera soñar con un horizonte pleno de sabiduría y desnudo de la fiebre llamada superstición.
Hace ya mucho que acepté que mi corazón se alegra o arrebata a los sones de una marcha ,sobre todo esas madrugás que me pillaron descubriendo el mundo lejos de Sevilla en una noche que siempre fue mía, a través de amores,decadencias y años que han pasado como se despliega un abanico.
La contradicción es fuerte,la contradicción es un remordimiento,sobre todo cuando se ama lo que(dicen)que pertenece al sanedrín de turno,con todos sus oropeles y mentiras.
Ay,yo que no me partiría la cara con ningún exaltado, yo que repudio cada ley y orden absurda que va contra la vida y la libertad,yo que entiendo el sexo como un derecho y un regalo,yo que sería expulsada de todas las misas y todas las órdenes,yo que no tengo ni paciencia ni humildad ni oficio ni beneficio.
Sin embargo rompo mis cuadernos de "Aprenda usted noruego en 15 días" cada madrugá de Sevilla,me quedo arrobada mirando esa cara que vuelve cansada de las calles ,cansada como yo lo estoy tantas veces,sin dormir,sin tregua,sin descanso,llego al límite de mi locura imaginando las tardes falsamente eternas que viví con aquéllos que ya se fueron,nuestras pequeñas vidas que se van rapiditas rapiditas,doblando esquinas,luchando en mil cosas y en el mejor de los casos,dejando una impronta de amor que también el tiempo borrará con su paso.
Definitivamente nunca seré noruega ni pensaré en gris maleta,sino en color arrebatado,mis besos exagerarán y mi versión de la vida será un chispazo largo,una bengala que se eleva sobre el mar para caer después,como todos,absolutamente todos nosotros.
Si yo fuera noruega no podría imaginar tanta leyenda;el goce de inventar una mujer que vuelve a casa después de la batalla,después de haber auxiliado a miles de almas sólo con una promesa de esperanza.

14 comentarios:

TriniReina dijo...

Reyes, nadie "de fuera" nos entenderá.
Mejor ni pararse a explicarlo y limitarse a vivirlo.
Esto que tan magníficamente dices es parte de nuestra sangre y ni siquiera los que reniegan y reniegan de ello, están libres de sentir ese revuelo interno que nos alcanza en estos días. Con la Macarena o con la más humilde de las procesiones, cada un@ en la suya siente algo y, el que no lo sienta, peor para él. Porque emocionarse es vivir y si en algo no creo es en la gente incapaz de emocionarse.

Besos
y, Noruega, para los noruegos:)

Elvira dijo...

Nada, que no eres noruega ni lo serás nunca, aunque te gusten muchas cosas de allí. Ni falta que te hace. :-)

Besos

Maria almeyda dijo...

Joder, chica, me has dejado echa un mar de turbación.Además de ser tan macarena, tan de esa pasta especial no noruega ni alemana, has hecho un relato fenomenal, descomunal,íntegro y mrabilloso. Te felicito y me felicito por haberlo leido.
Mil besos

Nieves dijo...

Como que me ha costado entender están letras tan intensas, como si fueras noruega sin serlo. ya me entiendes.
Supongo que la cultura la tenemos arraigada y cuesta ignorarla, además ni decir que tanto incienso en cada garito que se precie turba a cualquiera...

Besos :)

Salvador Navarro dijo...

Qué fácil me resulta entenderte, Reyes. Y qué bien explicas esa emoción del agnóstico sevillano que, sin embargo, tiene derecho a reivindicar emociones que otros quieren copar.

Elysa dijo...

Las contradiciones están en todos y visto así de esta manera que tú lo cuentas también soy capaz de emocionarme ella.

Besitos

Tracy dijo...

Todos estamos hechos de contradicciones y te honra el reconocerlas.

virgi dijo...

Si te contara la mías, te sentirías de lo más feliz...en serio...no me ganas ni entrenándote.
Besos, sol de chica.

mariajesusparadela dijo...

La maravillosas contradicciones del ser humano VIVO.

Genín dijo...

¿Noruega?
¡Anda ya!
Lo que pasa es que tienes que follar mas y mas a menudo, niña!
Besos y salud

O SuSo dijo...

Hay algo universal en los símbolos de la "Madre" iglesia...y si, el lado femenino, el acoger, el dar vida y ver como se la llevan, todo eso lo han puesto en una imagen... es genial que te conectes con esas sensaciones, el movidón es todo lo demás.

Pachamama hay, no sólo en esas imágenes...

Así que noruega, alemana, sosa y palida, rubiales, no te imagino chica, no puedo, vaya ladrillos del método Nitzche escribirías....bufff, calla calla quilla, musho mejor asim!!

Besicos

NáN dijo...

Tengo una libretita de un color que cambia con los días (comprada en un chino) en la que apunto lo que nunca podré entender. No apunto, por ejemplo, la teoría de cuerdas de la física quántica, porque sé que es cosa de ponerse y esforzarse. Me refiero a lo que NUNCA, por más esfuerzos que haga, y los he hecho, podré entender.

1: conocer pibes y pibas argentinos de la izquierda, la ultraizquierda e incluso movimientos violentos que en la época de Perón, siendo de la izquierda, la ultraizquierda o movimientos violentos, eran peronistas y convivían como hermanos (baleándose bastantes veces, como buenos hermanos) con los peronistas de derechas, de ultraderecha y de movimientos sinceramente fascistas.

Me lo han intentado explicar muchas veces, tomando mate o tomando alcohol hasta casi matarnos. Pero no es posible.

2: la relación de andaluces laicos, razonables, limpios de corazón, éticos, sencillos y noblotes, con las procesiones de la semana santa.

Es algo que acepto así, como es. Lo mismo que acepto que el ornitorrinco da de mamar a sus polluelos, que han nacido de un huevo. Y que parece un animal nacido de la fantasía de un científico loco, pero es un animalito del señor y de la naturaleza.

Ahí estáis, en el mundo, los peronistas, los andaluces y los ornitorrincos. Y ya está.

Montserrat Sala dijo...

Es un gozo leerte, niña. Dice tu amiga TriniReina, que nadie os va a comprender, y nada menos cierto.
Te entiendo tanto, que parece mentira, que pareciéndonos,igual que un huevo a una castaña, osea que nada de nada, podamos tener, iguales, experiencias sensoriales, e idénticas rebeldías, sobre un mimo tema. Tu amas tu Virgen de la Esperanza tu Macarena,a pesar de todos los pesares, no crees en nada pero no podrías renegar de ella. la adoras. Se te caen las babas y los mocos,cuando la sacan los costaleros, y pasa por tu lado y la pides y la suplicas...¿me engaño? Anda dilo: Otro dia te cuento lo mio, que también es para reirse,no creas. Muchos besos, y queda tranquila, eres muy humana, amén de buena escritora.

MariluzGH dijo...

Y tú no sabes lo que he sentido al leer cada una de esas palabras; yo que te comprendo a la perfección; que este lunes santo no pude vestir mi túnica verde y blanca por estar lejos de mi tierra; yo que viví una madrugá sevillana no imaginas lo feliz que me hace saber que no eres noruega. y como le dicen a cada una de las vírgenes que se procesionan en nuestra tierra: ¡viva la madre que te parió!

Y dicho queda

un abrazo (no... muchos)

48

Hace diez años tenía treinta y ocho, y se me ha olvidado qué estaba haciendo cuando calentaba la sartén del mediodía. Hace veinte te...