miércoles, 24 de agosto de 2011

Un buen comienzo



No sé cómo decir esto , que quiero alejarme un poquito de la red.
Para que las cosas evolucionen y hagan lo que tienen que hacer si yo hago lo que tengo que hacer.
Me he dado cuenta de que vivo en el ordenador más que en mi vida, y no me culpo ni me extraño puesto que por aquí recibo alimento de todo tipo , sobre todo mental y espiritual ; por aquí me creo como dijo ayer Larisa (coño, hay que ver que siempre la estoy mencionando en los últimos tiempos pero es que es muy intensa ) que tengo aquellos lectores que pensé una vez tener , cuando escribía aquellas empalagosas historias a los once años ; por aquí soy lo que vosotros queráis y queréis , y me asomo a vuestras blogocosas y me voy contenta paladeando bocaditos con vuestro sabor; así pues , también podría decirse que obtengo vida social , una vida social que me interesa y sinceramente la considero mejor que una de café con falsas , escaparates , dominó, madres del cole o partidos de fútbol.
Debe ser que le he perdido el gusto a la vida real ,omaita ;
debe ser que estoy tan cansada que por las mañanas no me quiero despertar ,madre , haga usted algo , dónde están mis ilusiones , aquellas tardes amarillas de las playas gaditanas, los cuadernos de tapas duras que volaron para ser papel higiénico del futuro con el que me limpio el presente ; vale, sin dramas , los dramas huelen a mentira cuando es una quien los escribe sin demasiado motivo.
Por simple y puro aburrimiento y /o pobreza.
Omaita , me cojo la silla y salgo un poco a la puerta de la calle, que me dé el aire ; estoy harta de esperar correos , que son mi alegría y mi esperanza, de escribir y leer sin rumbo fijo, de desplegar ventanas y de que sea internet quien se permita el lujo de desilusionarme , (bueno , y más cosas y alguna gente, así es la vida ) cuando dice "no puede mostrar la página".
Las páginas de mi vida cotidiana son las que se ocultan en este deambular narcotizado.
No es grave, he tenido épocas más tristes de hikikomori, como aquel invierno entero que pasé en paro salvo el episodio de la fábrica de naranjas, del cual salí ,afortunadamente , gracias a toneladas de pensamiento positivo, una buena carga de pilas alcalinas para chochos duros y algún que otro varapalo a mi escuálida voluntad .
Creo que estoy en un punto parecido , aunque desde luego no es un buen comienzo estar tan cansada ; es como ponerse a dieta sin desear de veras adelgazar , como comer sin hambre o dormir sin sueño.
Y qué voy a arreglar quitándome de esta droga que me da tanta vida , pues seguramente nada ; me duelen todos los huesos del cuerpo a eso de las nueve de la noche ,(sin hablar de lo mal que me levanto por la mañana ), sé que en poco tiempo si no me pongo ahora tendré menos calidad de vida que un murciélago sin radar; y aunque no tengo ganas , necesito buscar tiempo para desenterrarme.
Omá , también lo puedo equilibrar un poco; combinar los paseos a media tarde con un par de post semanales; las viejas obsesiones con personajes nuevos; la complacencia con el látigo, la capacidad de trabajo (pero pero pero eso qué coño es) con el ombligueo feliz; no sé, hija, no hay que ser tan radicales, que está muy visto eso de decir que dejas el blog porque en el fondo lo que quieres es que alguien te eche de menos.
Y como éste es mi único trozo de mundo, pues por aquí.
Ahí fuera nadie adulto me echa de menos porque no estoy en la vida de nadie, puede sonar duro ,pero es así ; esto tampoco es un drama , yo lo he elegido así ; cuesta años , doy fe , jeje pero al final uno consigue quedarse solo , y con las milongas propias ya se tiene bastante.
He tenido años (digo AÑOS) de relaciones sociales y no las echo de menos.
Sólo que en veranos largos, de mudanza , de luchas tan quemantes que ni merece la pena nombrarlas , se hace necesario volver al comienzo, a la senda dulce del ombliguito para hacerlo revivir.
Ahora que lo he perdido casi todo , que afirmo a boca llena que sólo vivo por mi hija, quizá además tenga que demostrarlo .
Me gustaría que a la vuelta estuviérais todos desvirtualizados (quién dice mucho esta palabra...ummm) esperándome con una copa de cava en la mano , como en aquel cumpleaños sorpresa que me dieron a los 19 los que entonces eran mis amigos , y poder hacernos fotos juntos;me gustaría además tener dinero, los dientes arreglados, la valentía en su sitio y la espalda recta; educar a mi hija que no me da tregua (mientras escribo esto mantengo diálogos con dos barbies sirenas y un eric mirón )y echarla de menos cuando se va y me doy cuenta de que sin ella ya no soy nadie .
Cosillas así que son mis cosillas por las que estoy pensando en hacer un parón .
Al menos hasta que entienda que he conseguido un poquito de equilibrio ,o de mejoría , o tenga algo bueno que contar .
Antes de "parar" colgaré una encuesta sobre libros que me ha pasado Ampersand ,(magnífico blog sobre lectura ),tras la cual tengo que nominar a dos blogueros, así que decidme quién quiere responder ,me gusta más el voluntariado .
Resumiendo;
como dijo Camarón ,"porque la vida se acaba y no quiero morir soñando como mueren las cigarras".
Qué es bloguear, sino soñar con que una es alguien mejor de lo que es.
Pues eso.
Gracias a todos .

37 comentarios:

Larisa dijo...

A mí no me digas 'intensa'. Yo nunca te he faltado al respecto. Gentuza.

ana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ana dijo...

Mucho cansancio y mucho desencanto noto aquí, y te entiendo porque un blog llega a cansarte si tienes la vida un poco a la deriva, si solo vives para esto, para que idealizemos a través de tus letras.
Yo misma a veces me he sentido así, pero me sigue llenando estar aquí para contar mis gilipolleces, el día que deje de llenarme, adios muy buenas.

Eres muy buena en esto de las letras, por eso espero que vuelvas pronto. Un abrazo fuerte y

genestel dijo...

Bueno, yo soy un profesional de los "descansos" y/o "escapadas" virtuales, puesto que es algo que suelo hacer cada X tiempo, sin saber muy bien por qué..., porque luego lo echo de menos y volver me dá una tremenda pereza que ni pa'qué!

Desconecta, descansa, tómate unas vacaciones blogueras y, si después de un tiempo decides volver, serás siempre bienvenida, leída, adorada y aclamada para que saludes con tu mano derecha como una gran reina vuelta del exilio que nunca dejó de ser amada por su pueblo y sus súbditos.

Escribe tus pensamientos e inquietudes en cualquier papel, en servilletas del bar de la esquina, en trozos de kleenex o papel de water, pero escribe ante todo para que luego lo puedas compartir con nosotr@s, porque creo que cuando desconectas las ideas te salen a borbotones y tienes una necesidad imperiosa de vomitarlas para después plasmarlas y así nosotr@s devorarlas.

Descansa y disfruta de tus dichas, de tu vida social y de los cafés de la tarde con las mujeres parlantes que, aunque poco te atraigan, consiguen tenerte informada de la vida enterita de todos los residentes del barrio/pueblo/ciudad o lugar.

Pero recuerda que aún quedan sitios virtuales en los que siempre serás apreciada y una buena-gran-amiga, en los que siempre resultarás querida, amada y cuidada porque tu especial forma de ver la vida es grande, única y exorbitante..., tanto o más como cuando te llenas la boca de rico chocolate y babeas llenito de felicidad sabiendo que haces mal...

Descansa, desaparece, vete..., pero vuelve.

Mientras tanto, yo mismo me conformaré releyendo y viniendo a verte en un sútil y callado secreto para paliar mis ansias de buena lectura y saber que este lugar aún sigue abierto.

Pero creo que más de uno/a no te echará en falta viendo el primer escrito de este post que has subido hoy y que ha logrado que me pase por ese blog y..., y..., se me pongan los pelos de punta...

Se me cuida señorita (porque siempre serás una dulce señorita) y no se me olvide de sonreír.

Un beso grande, sonoro y estupendo.

genestel.

Genín dijo...

Para este tipo de cosas, los consejos están de mas, tu eres la que sabe como es la cosa.
Hay un dicho venezolano que me gusta mucho: "Como no soy rio, me puedo volver atrás"
Besitos y salud

Larisa dijo...

Ahm, y otra cosa: yo te respondo la encuesta. Porque por responder encuestas dan dinero, ¿verdá? ¿VERDÁ?

...

¡Mira que te desvirtualizo!

Bernardo L. de la Cruz dijo...

Tras leer su entrada y los subsiguientes comentarios, me ha quedado una idea completa de lo que es una crisis blóguica. Como soy nuevo en esto de la red, no puedo hablar de experiencias propias; pero si decirle que es diáfana la sensación que la lleva a esta reflexión de parón técnico. Supongo que se pierde la perspectiva de la realidad tras centrarse durante un tiempo en las cómodas relaciones sociales que ofrece la cibernética. Uno es libre de estar o no estar; no necesita dar la réplica inmediatamente y nunca sabe si a su blogger favorito le canta el aliento, es un neurasténico o atiende llamadas por el móvil (o las hace) mientras habla con uno. La realidad, no se priva de estas exquisiteces, ni de los trascendentales discursos y/o encíclicas de las madres del cole.
Supongo que un buen baño de realidad la traerá echando ostias de vuelta al circo de los desclasados; los parias emocionales y los amantes de teclado y promesas inciertas, porque la realidad, es como la pintara Serrat en aquella hermosa canción:
"Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio"
Yo la esperaré, consciente de que este jardín suyo, en el que florecen comentaristas como los que he leído, es un lugar al que no podrá resistirse volver.

Tracy dijo...

Por favor, vuelve pronto, estoy segura que te echaré de menos.
Suerte en tu tarea.

Tracy dijo...

Por favor, vuelve pronto, estoy segura que te echaré de menos.
Suerte en tu tarea.

añil dijo...

Te entiendo perfectamente, esta ventana es como un salvavidas en esas rachas chungas que tenemos todos y termina absorbiendo más tiempo del necesario, de modo que se nos hace necesario un respiro de vez en cuando pero, como bien dices, no hay que ser tan estricta, una visitilla para ver que se cuece, también viene bien.
En cualquier caso te echaré de menos y espero que este descanso te ayude para que vuelvas a tu ritmo habitual.

Un beso, guapa.

NáN dijo...

Me vas a permitir que no te crea. No te vas. Tienes un blog "duro", de los de a diario. El mío era de una vez a la semana y a veces se me va a una vez cada diez días.

Uno se puede cansar. Necesitar más espacio. Pero lo que no se puede es cortar, porque las relaciones del sentimiento son reales y con personas reales (y a veces tenemos ocasión de vernos y comprobamos que es así).

En esta mierda de mundo que nos hemos otorgado, hay mucha gente pasándolo masl: sin encontrar ese sitio que te da para vivir y olvidarte de él cuando lo abandonas a las ocho horas. Todos sabemos que mereces algo mejor. Y que lo conseguirás.

Entretanto, aquí estamos. Te concedemos un mereceido descanso de teclado. Pero breve.

Un gran abrazo

Francisco Espada dijo...

Comparto lo que dices, Reyes. Yo me quejo del mucho tiempo que necesito para pasear por donde me interesa, pero también es cierto que el contacto real con las personas tampoco está bajo control. Ayer mismo, sin ir más lejos, para rebozarme entre las personas que me interesaban, tuve que soportar a otros bastante molestos. Eso mismo es lo que uno encuentra en el bar, en el paseo en la playa: el mineral hay que espulgarlo de entre la ganga. Un beso, Reyes.

mariajesusparadela dijo...

Supongo que, aunque paso bastante tiempo con el blog porque sigo a mucha gente, nunca es más del que deseo y organizo el resto de mi vida bastante bien( ayer me tocó poda de los cerezos, recogida de frutos y los trabajos del campo habituales).
Por eso es un respiro y no un pesar.
Llevo tres años y aun no he sentido nunca el cansancio. Si lo dejo unos días es en mis entradas, pero leo a los demás y les comento.
No sé si es una cuestión de organización. Pero creo que lo voy llevando bastante bien.
Vuelve pronto, que me encanta leerte.

Elvira dijo...

Suscribo lo que te dice NáN. Un descanso, pero breve. :-)

Cuídate y besos!

Ysupais dijo...

Pienso que... " ESTAS MADURANDO ¡¡"
y espero no te enfades por estas palabras mias...las personas siempre vamos en " busca" de unas cosas y otros de otras, aqui yo personalmente encontré de todo...igual que en el mundo real, ilusiones y decepciones, pero éste mundo cibernético me da menos " taquicardias" porque sino quieres " apagas" en el mundo real te encuentras los "encuentros"a la vuelta de la esquina.

"Vuelve a casa por Navidad" aunque espero que sientas nostalgia antes de eso jajaja.
Un besazo y a VIVIR QUE SON DOS DIAS
Alicia

iris dijo...

Pués nada chica, a descansar y a disfrutar de la vida de fuera de la pantalla, espero que recargues las pilas de nuevo y nos deleites con tus estupendos post. Besos preciosa, disfruta de lo que queda del verano (vale la pena)...y hasta muy pronto.

Alice vio la luna... dijo...

La canción de Camarón: ¡la caña!

Y una frase de Rabindranath Tagore, que figuraba en mi calendario en la página del el día 23 de agosto, pero que va también bien para hoy y para todos los días que queden por delante antes de morir soñando como una cigarra, que tampoco está tan mal, porque prefiero tener sueños a no tenerlos.

"Me avergüenza la alabanza porque me satisface en secreto"

Y los blogs, guardan nuestros secretos, Reyes...

Isabel dijo...

Reyes, no creo yo que ese descanso dure mucho porque tú eres de comunicar y la red permite eso y más, ahí su libertad.
De todas formas creo será bueno, sobre todo para la vista, la pantalla come mucho.
Y si vuelves con más fuerza, que eso también es importante, me alegraré.
Este verano está siendo duro, muy duro, por eso: descanso, buenos alimentos y ejercicio. Eslo que dicen, que lo hagamos es otra cosa, jeje...

Un abrazo.

Fran dijo...

Tengo el derecho de decirte, reye, que tu post y su intención me parece excelente, pero no es cierto que no estés en la vida de nadie. No sé de los demás, en la mía sí.
Pero me refiero a la que empeamos hace años, cuando te encontraste a un fran que era una joya y tú lo mereciste.

Del todo no arrela nadie nada nunca, reyes, pero basta que quieras ser tú, sin ese cansancio, con el blog en blanco días y días.

Que te sirva la red para lo que te debe servir,no más.

Me tienes. Un beso.

Elysa dijo...

No sé, Reyes, hay días que me recrimino por estar demasíado frente a la pantalla, pero luego pienso en el resto de cosas que he hecho y veo que no me paso. Todavía me divierte seguir navegando, y creo que tú necesitas comunicar y este mundo te lo permite y te escucha, seguro que me gustaría más escucharte en directo claro tomando un café y riendonos de nuestros dientes, pero bueno esta manera también es válida ¿no? De todas maneras tomate tu tiempo y cuando quieras vuelves, aquí estaré.
Besitos.
PD: Y no, no participo en lo de pasar premios y demás eso sí me estresa. ¡Ya ves!

Sue dijo...

No sé mucho de literatura, pero me apuntas para la encuest. O no. Pero no te vayas.

Anda.

En realidad era una broma.
La fiesta sigue.

BB dijo...

Después de seguirte durante tantos años, compartir tus vivencias y hacerlas propias, sé que, luego de tomarte el sabático que nos anuncias, volverás a buscarnos, volverás, porque sabes que estaremos esperándote.
Haz lo que tengas que hacer, lo que quieras hacer. La vida es un constante aprendizaje, que no da créditos, ni diplomas...
Un fuerte abrazo,
BB

muerte roja dijo...

Soy voluntaria, apuntame!!

Que te iba a decir.....

Ah, que nos tomamos un café marujón cuando quieras, cuando los niños estén en el cole nos tomamos una mañana así te pones al día con la vida fuera de la red ;)

Muchos besos :)

mateosantamarta dijo...

Si sientes que tienes que dejarlo un tiempo, déjalo!. Siempre podrás volver cuando quieras...pero si lo dejas no olvides el motivo. Volverás pronto, con otro ritmo y otra forma de verlo. Un abrazo.

Encarni dijo...

Yo acabo de conocerte, apenas sabía de ti hasta hace poco en el concurso de Paradela. Y es fascinante leerte, porque las palabras fluyen con tanta naturalidad que parecen quererte.

Comprendo que estés cansada y necesites reponerte. Así que te deseo que descanses, que me puedas meditar y escribir sin presiones, y cuando creas que merece la pena volver, pues vuelve. Tu casa estará abierta y vendremos a verte.

Un abrazo.

Jose Vte. dijo...

Amenazas con dejarlo, aunque sea temporalmente, pero tú eres de soltar tus sentimientos, necesitas liberarlos. Si no es en un blog será en un diario, y como alguien dice más arriba, en una servilleta o en un kleenex, pero no te veo yo callada y mordiendote la lengua. Hace poco que nos conocemos, pero esas son las sensaciones que dejas con tus textos. Además se te aprecia.
Si te vas, que sea por poco tiempo, porque leerte siempre es un placer.

Un abrazo y descansa

Paqui dijo...

Reyes, a veces pensamos que tenemos que hacer algo para cambiar cosas en nuestra vida, pero eres demasiado buena para dejar de escribirnos.a mí por ejemplo me da por cortarme el pelo:).Haz lo que te dicte tu corazón y sé feliz con lo que hagas.
Ahh!!,no dejes de invitar a Lari a un café.Un beso

MariluzGH dijo...

Espero seguir disfrutando tus entradas (y comentarios en los blogs comunes) porque son dignas de tener en cuenta. Cuando decidas volver, lo sabré... me avisa el reader que es un chivato

de andaluza a andaluza, a mi también me jode que sigan ridiculizando lo andaluz, en cualquier ámbito.

Un abrazo :)

Lúzbel Guerrero dijo...

¡¡OZÚ MARILÚ!!, no ponerse asín muhé

Lúzbel Guerrero dijo...

Y... ¡PLÍÑ!, un treinta MORENAZA

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Te echaré en falta.Seguro. Pero te entiendo y te comprendo: todo cansa. Además, personalmente estoy pasando también por un bache bloguero; pero en mi caso es de otra índole: me propongo una y mil veces no escribir nada de política, pero ¿cómo hacerlo cuando hay tantas injusticias y tantas hostias policiales?... Pero me cansa; me cansa de estar siempre arremetiendo contra los que deberían de ser "los míos", pero que no son ni de su madre...

En fin, que siempre nos quedará el mail... (You must remember this:
A kiss is still a kiss
A sigh is just a sigh
The fundamental things apply
As time goes by...).

Esilleviana dijo...

Si no he leído todos tus post, sí que te he seguido en el blog de Larisa... siempre Larisa (jaja), y estoy de acuerdo con todos, te echaremos de menos y cuando decidas volver (tal vez la mitad no estemos por aquí... esto es la red y el mundo de los blog...), te descubriremos radiante y simpática en cualquier blog de los que todos compartimos. Tal vez -de vez en cuando-, se necesita desconectar para sentir que controlas tu vida no que la dirigen los medios y los otros... digo yo?? tampoco lo sé :))

que te vaya bien.
:)

carmen dijo...

Deja que las palabras expuestas descansen. Porque todo en la vida se alimenta de su contrario...

Te recuerdo siempre. Yo también estoy de secano...

Reyes dijo...

Gracias por todos estos comentarios, os quiero mucho .
Besos , los que más tiempo lleváis por aquí sabéis que no hablo en serio cuando digo tales cosas, ... nunca se va uno del todo, hasta que se va.
esto es verdad .
Miles de besos.

TriniReina dijo...

Reyes, a ti lo que te pasa es que estamos en agosto (mes que, personalmente borraría del calendario) y aquí en esta tierra, los qe nos quedamos sin veraneo porque no tenemos un puto duro, nos sentimos como fuera de lugar, ya que todo parece suspendido. No sé explicarlo bien, pero es un mes vano, sin sustancia, como un paréntesis engañoso. Cierto es que su tuviésemos ocasión de irnos a un pisito en la playa o a viajar por Europa o hacer un crucero y cosas así...Pero como nos quedamos y, los 31 días al completo nos aplastan y nos sentimos agotad@s.
Por eso adoro septiembre, porque es como un recomienzo.

Animate y tómate tu tiempo. Si quieres asomate y si no, no te apures, que el cuerpo lo va pidiendo todo.

Besossss

Laura Uve dijo...

Si crees que necesitas distanciarte un poquito, hazlo... pero no rompas los hilos que nos unen a tantos...

Besitos!!

Pdt: La Playa de las Catedrales está en Ribadeo........ todo un espectáculo en el que pasan las horas volando también.

Reyes dijo...

TRINI
tienes razón , este mes es malo de verdad .
Un besito , nos vemos en septiembre.
LAURA
nos leemos.
Besos .

48

Hace diez años tenía treinta y ocho, y se me ha olvidado qué estaba haciendo cuando calentaba la sartén del mediodía. Hace veinte te...