jueves, 8 de diciembre de 2016

Los camioneros

He estado en un bar
un miércoles víspera de fiesta
cerveza americana
en la barra dos hombres acodados
nachos ,hamburguesas...
entre uno de ellos y yo
miradas furtivas que ilusionan
mi dulce carne abandonada.
El temblor de una llama adormecida
me fijo ,son repartidores de cerveza
están de paso
En breve subirán al camión negro y dorado
volverán a las frías autopistas
se sentirán solos o anhelantes
en algún lugar del mapa una mujer
o unos niños
un viernes por la tarde que no llega.
De momento continuarán su camino

como huérfanos de todo hogar o anclaje
y yo he pensado
me he puesto a mil tramando mi partida
Imagínate que de repente me voy
llego a cualquier lugar donde haya bares
y parterres de flores
puertos de mar y algún hombre escondido
que sepa lanzar miradas furtivas
a una mujer del sur que empieza a avejentarse
Imagínate que abandono mi hogar
herida por el ala del sombrero
que oculta todas mis locas fantasías
Me veo lejos de ti ,de vosotros
de mi esperpento diario
el papel de ordenanza ,institutriz o esposa
con su pala de madera para mover lentejas
Y su tiempo desnudo para controlar todo.
Me veo así tan lejos
puede que deseada
Otra vez superviviente , encantadora
con su caja de serpientes sordomudas
Y el collar de palabras enjoyadas
para hacer sentir a un hombre
como un niño.
Quizá haya una calle por la noche
rumor de mar y una farola solitaria
quizá haya blues y se humedezcan mis ojos marrón caramelo
que han visto y han sentido tantas cosas.
Quizá mi piel encuentre la manera

de volver a temblar entre el derribo
el solemne pasar de muchas estaciones
como huellas de tacón aquí en mi pecho.
Y aún así
qué triste me he sentido
al alejarme de vosotros
con la mente.
Qué desnuda qué sola ya sin mi esperpento
sin esta madre y compañera de sofá y televisión
que pregunta como una policía
persigue adolescentes alunadas
lleva una bata gris de cualquier modo
escucha transiciones o indaga malestares
en un reino acre de termómetro y rutina.
Qué sola
qué vértigo si tuviera
que inventar una vida en otra parte.
.......
"Los camioneros".
Ideas para un relato de mujeres que siempre quieren ser otra cosa

Deseo

El deseo no es tan malo como dicen, no es bajo ni mezquino ni ruin, es un hálito de dioses que tenemos entre los bolsillos y que podemos...