jueves, 25 de abril de 2013

(El rey bosteza)






Qué es eso que suena allá a lo lejos

más allá de la puerta de palacio

como un augurio voraz de mala sombra.

Creo que es el pueblo que empieza a quemar cosas

-dice el lacayo aburrido de sí mismo

mientras abrillanta las botas de montar doncellas

aquéllas que fueron educadas con creencias

de lobos y de brujas y duendes preñadores;

y el rey sacude su melena empolvada

nubes de hastío sacuden sus dedos

qué bien le vino el miedo de la plebe

a él como a todos sus ancestros.

En la tarde de Abril

un viento adormilado sacude las corolas

que rima con coronas pero son más hermosas

y sirven para algo al fin y al cabo.

La calle está sonando día y noche

los perros oficiales contra ancianas guerrilleras

que vierten su sangre sucia de injusticia:

la gente se pone tan tremenda,qué cansino

el rey bosteza mientras los niños lloran

mientras un hombre cena en la basura

mientras la policía apalea a los rebeldes

el rey bosteza mientras la calle suena

los esbirros inventando formas de tortura

para el populacho ebrio de mentiras.

Majestad,algo está pasando

sería mejor no ignorarlo;

hay resplandor de luz en las calles

se acercan las antorchas

los perros ya no pueden contenerlos

un río de sangre empieza a rodearnos.

El rey toma su libro predilecto

lee que a lo largo de la historia siempre ha ido sucediendo

empieza a anochecer

y se pone a pensar:

Medidas a tomar.

Quizá un poco más de fútbol sería lo adecuado

y mañana reparto pan al alba

sin distinción de edades ni de clases.

Que las mujeres sean de nuevo castigadas

( hay demasiadas putas en el reino)

que no puedan abortar a sus bastardos

que carguen con el peso de sus culpas

que los gorilas sigan gobernando

no necesitamos luz sino obediencia

que la caridad se ejerza desde arriba

que pidan perdón y estén agradecidos

por no haber perdido aún lo que les queda.

Mañana saldrá el sol

se les habrá olvidado

todo es cosa de rebeldes y violentos.

El lacayo bosteza:

a su mujer le han diagnosticado fibromialgia.

Desde su escabel contempla

la espalda del monarca cada día más encorvada

y siente compasión.

No es más que un hombre como otro

se dice

pero qué suerte estar a su servicio.

Ojalá las calles recuperen el silencio

para poder irme a mi casa tempranito

esta noche habrá eclipse de luna

y quiero verlo.








jueves, 18 de abril de 2013

Jueves antes de desayunar...

...una niña fue a jugar pero no pudo jugar porqúe tenía que trabajar.
Y aun así encontró esta viñeta y en el blog la quiso colgar para ver si de escalón podía cambiar.
Buenos días.

miércoles, 17 de abril de 2013

Lo prometido es deuda

Del metro hasta la bola y de la masiva población feriante no diré nada,así como de mi propósito de no volver este año por haber cumplido sobradamente los objetivos,ni media palabra.
Sólo que es conveniente cumplir lo que se promete y de paso,sonreírle un poquito a la vida,que estamos en el sur.
(mañana,algunas bailando).

sábado, 13 de abril de 2013

Sueño de preferia







Espero no estar volviéndome gilipollas como dicen que les pasa a los felices,pero esta tarde,sumida en un mar de volantes prefabricados,mientras lamentaba mi afición a las tostás porque la cremallera de una talla insultante no subía ni patrás,pensaba que meterse en un traje de flamenca es una experiencia que toda mujer debería probar alguna vez, ya sean manzanas ,peras,kiwis o espátulas,que tampoco descarto a las canijas por mucha rabia que me den,que no me dan ninguna porque como se sabe,valoro el interior porque soy de las del montón y además exagero siempre en todas mis fijaciones,pero luego paso tela de cosas como el físico aunque estas cosas se digan con la boca chica.

Es gozoso meter ese cuerpo de tela por las piernas y dejar que te abrace el torso y luego quede el escote tan flamenco y mucho mejor es cerrar la cremallera sobre la espalda que una de repente se da cuenta de que la espalda es un sitio precioso que no sólo sirve para trabajar o para llevar la chepa,sino para que le de el aire y se ponga morena.

Es sensual caminar con los volantes derramados sobre las rodillas porque una siente que podría ser hasta reina si quisiera,pero que si no lo ha sido es porque en realidad siempre ha pasado tres kilos de toda fanfarria y presunción.

Y las mangas farol ciñen los brazos feminoides y los hacen salir de un par de flores abiertas que de repente piden a gritos un meneo en el aire así como pa decir "aquí estoy yo porque he venío".

He llegado a este sitio y a la misma vida para bailar,amar y estar guapa,es lo que una voz interior les dice a las mujeres cuando se ponen un traje de flamenca,incluso una como yo que hace treinta y cuatro años que no se enfundaba uno de éstos,es capaz de oírlo.

Pues sí;poco importa que no haya sido capaz de perder el manto de hibernación prometido,una vez más no he llegado a tiempo,pero con la talla apropiada,esto es,la que permite subir la cremallera,todo se arregla,unas pincitas donde debería estar la cintura,y listo.

Y ahora os dejo que me espera la merienda con su café y sus hojaldradas,provocadoras aunque humildes,encima de la mesa.

Declaro oficialmente instaurada la primavera.

Hasta después de feria.






miércoles, 10 de abril de 2013

Réquiem

Querido pensador y conversador,escritor,ser humano y alegre filósofo social;
Creo que usted no es creyente,pero de todos modos ,dígame qué hay al otro lado porque estoy segura de que quien ha pasado su tiempo buscando,acaba hallando la verdad.
Yo he pasado la noche en una sórdida fiesta dentro de una casa grande,había caballos y comida y gente pija que seguro que ya se ha muerto también.(era un sueño largo largo).
Al despertar tenía la sensación de haber querido escapar todo el tiempo.
Ando loca por ponerme las zapatillas y vaguear,vaguear hasta el fin de los tiempos,porque estoy segura(también) de que en el vagueo mi mente encontraría revelaciones,porque es un pájaro amorfo pero que nunca se detiene.
Huerfanita de cuerpo y espíritu,vengo a dejar unas flores en su tumba inexistente,lamentando siempre el agujero que dejan la música,la seducción,la fantasía... pero en el más querido de mis altares,la inteligencia.

sábado, 6 de abril de 2013

Algunas veces

Algunas veces me gustaría que tú y yo fuéramos lo mismo ,pero no lo somos.

Cómo explicarte que la carne y la sangre que me envuelven se alimentan de la fantasía y la intuición,si éste es un mundo de marquesinas de autobuses y estadística ,cuchillos que cortan los corazones en láminas al peso para llevar en bolsas de plástico.
Hace mil años me dijo un tal Luigi que le gente se deja el corazón en casa,dentro de un cajón,antes de salir al mundo a estudiar o a cenar o a trabajar o a lo que sea, y sólo por eso me enamoré de él ,aunque jamás volví a verlo.

Hubo después otras noches en las que arrinconada contra la barra de un bar,la espalda aún ignorante de su propio peso,las pestañas mojadas por la ilusión de la vida,alguien me susurraba palabras falsas que hablaban de amor,palabras que perseguían su propio reflejo como yo el mío de estar viva,de querer ser la mejor parte de mí,la que es capaz de esperar siempre lo mejor del azul del mar,de las tres de la tarde,de las noches de invierno,de las fiestas de primavera y del grupo humano que departe bajo un limonero,unido por lazos de amistad imperecedera y años de vivencias comunes.

Demasiadas veces sin embargo me siento huérfana, sé que no tengo país,sobre todo cuando no puedo arrastrarte a bailar conmigo por simple capricho,cuando no te arrojas en brazos de mi juego porque contraviene tus reglas,y entonces sé que tú y yo no somos lo mismo;al igual que los practicantes de las verdaderas religiones,que como se sabe son al menos dos o tres,siento pena por todas aquellas cosas que te perderás,como esa otra gente se preocupa por las almas que no se salvarán.

Me apena que seamos una gran oleada gris que manotea para simplemente sobrevivir,que las nubes no nos cojan por sorpresa,que no creas en mi torpe ciencia de quiromante manca,que no eches de menos mis besos que con el tiempo serán sólo carne de calendario,que todo mi amor loco se haya ido por el desagüe de las cosas razonables.

Algunas veces,mi amor,sé que estoy loca,y que esta locura es una sábana blanca puesta a secar bajo un sol de justicia.

Nada que tú puedas valorar,nada que merezca la pena en este mundo que atraviesan los mapas y meridianos como venas de plástico inventadas por científicos de la Nasa,los mismos que dictan titulares de prensa y percentiles,los mismos que nos dicen cuándo hemos vivido demasiado y determinan nuestra edad media y fecha de la muerte,aquéllos que escriben las reglas del juego en largas tablas que ya no son de piedra,sino de humo.

Algunas veces,amor,estoy tan cansada,que siento que una tarde encontrarás mi corazón vacío como el envase de un yogur tirado en la basura.
O tan seco como el florero de un mago jubilado.

O tan escondido e indiferente como el de cualquier persona que vaga por el ancho mundo normal de las normales cosas.



48

Hace diez años tenía treinta y ocho, y se me ha olvidado qué estaba haciendo cuando calentaba la sartén del mediodía. Hace veinte te...