jueves, 25 de abril de 2013

(El rey bosteza)






Qué es eso que suena allá a lo lejos

más allá de la puerta de palacio

como un augurio voraz de mala sombra.

Creo que es el pueblo que empieza a quemar cosas

-dice el lacayo aburrido de sí mismo

mientras abrillanta las botas de montar doncellas

aquéllas que fueron educadas con creencias

de lobos y de brujas y duendes preñadores;

y el rey sacude su melena empolvada

nubes de hastío sacuden sus dedos

qué bien le vino el miedo de la plebe

a él como a todos sus ancestros.

En la tarde de Abril

un viento adormilado sacude las corolas

que rima con coronas pero son más hermosas

y sirven para algo al fin y al cabo.

La calle está sonando día y noche

los perros oficiales contra ancianas guerrilleras

que vierten su sangre sucia de injusticia:

la gente se pone tan tremenda,qué cansino

el rey bosteza mientras los niños lloran

mientras un hombre cena en la basura

mientras la policía apalea a los rebeldes

el rey bosteza mientras la calle suena

los esbirros inventando formas de tortura

para el populacho ebrio de mentiras.

Majestad,algo está pasando

sería mejor no ignorarlo;

hay resplandor de luz en las calles

se acercan las antorchas

los perros ya no pueden contenerlos

un río de sangre empieza a rodearnos.

El rey toma su libro predilecto

lee que a lo largo de la historia siempre ha ido sucediendo

empieza a anochecer

y se pone a pensar:

Medidas a tomar.

Quizá un poco más de fútbol sería lo adecuado

y mañana reparto pan al alba

sin distinción de edades ni de clases.

Que las mujeres sean de nuevo castigadas

( hay demasiadas putas en el reino)

que no puedan abortar a sus bastardos

que carguen con el peso de sus culpas

que los gorilas sigan gobernando

no necesitamos luz sino obediencia

que la caridad se ejerza desde arriba

que pidan perdón y estén agradecidos

por no haber perdido aún lo que les queda.

Mañana saldrá el sol

se les habrá olvidado

todo es cosa de rebeldes y violentos.

El lacayo bosteza:

a su mujer le han diagnosticado fibromialgia.

Desde su escabel contempla

la espalda del monarca cada día más encorvada

y siente compasión.

No es más que un hombre como otro

se dice

pero qué suerte estar a su servicio.

Ojalá las calles recuperen el silencio

para poder irme a mi casa tempranito

esta noche habrá eclipse de luna

y quiero verlo.








9 comentarios:

Genín dijo...

¿Tu has escrito esta maravilla niña?
¡Ojiplático me quedo!
Que maravilla niña!!!
Yo no soy muy entendido por aquello de la incultura poética, pero es como no entender de vinos, sabes cuando te gusta uno al paladearlo que es bueno... :)
Besos y salud

Francisco Espada dijo...

¡Ojalá lo veas, ojalá lo veamos! Pero que no miremos al suelo y hayan también restos de metralla entre las trincheras, sino banderas blancas de armisticio.

Besos.

Nieves dijo...

Magistral!!!

Me ha dejado boquiabierta, aunque pensaba que en algún momentos saldría alguna amiga entrañable.

Un beso Reyes. Este post para enmarcar!!! :D

TriniReina dijo...

Estará cansado Reyes. Cansado de descansar...

Eres única tocando la fibra

Besos

virgi dijo...

Eres un portento, Reyes querida, y como tal, tal has escrito.
¿Me dejas que lo cuelgue en fb?Bueno, lo cuelgo y punto.

mariajesusparadela dijo...

Tu escribes versos. Otros los recitan. Hay quien canta, quien enseña. Quien cura. Quien cuida.
Y, en fin, cada uno hacemos algo , mejor o peor, pero con mucha voluntad.
Lo único que sabe hacer el rey es bostezar.

Antonio dijo...

Sonora contestación la de Cisco al ver tu poética entrada, por compararlo con los ninis de la Seguridad y el Orden. Te la has cargado, Reyes. Dice que en el mundo animal no hay ni punto de semejanza y que tengas mucho cuidado con tus expresiones.

Le intento explicar las limitaciones del lenguaje humano que nos obligan a recurrir a inapropiados vocablos, y se ha ido al patio a reflexionar.

Con la sensibilización social que hay respecto a los animales, aquestos pseudocanes, todavía, mientras folgan un día sí y otro no, imagino se sentirán halagados con el apelativo, esperando que la sociedad siga arrimándoles la manduca y que la Sanidad (parecen considerar los susodichos que es mejor la privada que la pública) siga liberándoles de algún chinchorro que otro.

En fin. A ver si hay suerte y ponen al Elefanticida y a su familia en la frontera. Que se vayan a Qatar con Mangaurdanga, o más lejos aún.

¿Reyes? ¡Ni pensarlo! Nada más que tú, reina.

Un beso.

Tracy dijo...

¿Donde has estado todo este tiempo? ¿De "postferia"?

Sue dijo...

Precioso!

Un beso.

Algo se romperá (Crisis)

Algo se romperá entre nosotros cuando ya no piense como tú, cuando entiendas que lo que tanto te importa se me da una higa, cuando nos dé co...