miércoles, 10 de abril de 2013

Réquiem

Querido pensador y conversador,escritor,ser humano y alegre filósofo social;
Creo que usted no es creyente,pero de todos modos ,dígame qué hay al otro lado porque estoy segura de que quien ha pasado su tiempo buscando,acaba hallando la verdad.
Yo he pasado la noche en una sórdida fiesta dentro de una casa grande,había caballos y comida y gente pija que seguro que ya se ha muerto también.(era un sueño largo largo).
Al despertar tenía la sensación de haber querido escapar todo el tiempo.
Ando loca por ponerme las zapatillas y vaguear,vaguear hasta el fin de los tiempos,porque estoy segura(también) de que en el vagueo mi mente encontraría revelaciones,porque es un pájaro amorfo pero que nunca se detiene.
Huerfanita de cuerpo y espíritu,vengo a dejar unas flores en su tumba inexistente,lamentando siempre el agujero que dejan la música,la seducción,la fantasía... pero en el más querido de mis altares,la inteligencia.

8 comentarios:

Isabel dijo...

Sí, la inteligencia y la humildad, eso lo caracterizaba.
Y su tremendo amor a la vida que se notaba en todo su ser, lo transmitía en sus libros que te dejaban con muy buena sensación.

Besos, besos.

Genín dijo...

Yo,muy triste, te abrazo, te paso mi brazo por el hombro y te acompaño a dejarle flores donde tu digas, que no estoy para pensar...
Besos y salud

Sue dijo...

Qué mal rollo. Estoy desolada. Sampedro era de esas personas que parecía que nunca morirían. De las necesarias. De las auténticas. Nunca olvidaré la primera vez que le escuché hablar, yo tenía 13 años y ya me hipnotizó.

Joder, por qué mierda no se mueren los malos?

fiorella dijo...

Un ser un humano con todas las letras y bien grandes. Se fue para estar más que nunca. Un beso

Tracy dijo...

Todo un referente.
Estoy triste de haberlo perdido.

Emilio Manuel dijo...

Desgraciadamente cada vez quedan menos hombres lúcidos.

Un abrazo.

Francisco Espada dijo...

Me sumo a tu homenaje, Reyes, a tu lágrima gozosa por un hombre bueno, justo, inteligente y coherente con su pensamiento. ¡Descanse en paz!

Tracy dijo...

Tenemos sus obras y su coherencia.

Cazorla (II)

A mediodía del 2 de junio de 1694,una gran tormenta, que sería conocida por las generaciones  cazorleñas posteriores como "e...