martes, 16 de agosto de 2011

Cansancio

Desde mi convento veo crecer las pequeñas ramitas de los árboles ; el viento sacude los naranjos con suspiros de nostalgia , un zapatero rojo (libélula) está brillando ajeno a su belleza ,sin saber tampoco que está trayéndome la infancia completa en su equilibrio ; si no escribo me muero, pienso acogotada , acariciando la tapa de mi libro de oraciones que ya no me consuelan ; dentro de mí hay una fuente seca , un ramillete de ortigas ,un puñado de arena para la boca cuando quiero hablar, es lo que mi madre llama poner cara de tonta ; tonta , sonámbula ,sí , camino por los pasillos de mi vida sin encontrar habitación más que para unos pocos días ,porque al cabo todo viene a ser lo mismo, más rápido de lo que una cree:si mutilo esta desesperanza las palabras se irán y seré tonta de verdad ,pero tengo que hacerlo porque la vida manda.
Apenas salgo ni opino pero a veces aún me doy de bruces con la intolerancia de los demás , puesto que en el mundo actual no hay mucha gente receptiva que sienta la concordia como un bien necesario.
En todas partes se apuñala ideológicamente y desde el rojerío de mis puntos de vista, siempre honesta con lo que considero mejor para la humanidad , cometo la imprudencia de pensar que todo el mundo es gúeno como decía aquella película vieja de Summers .
O sea , que todo el mundo es como yo.
Nada más lejos de la realidad ; hay quien defiende cosas imposibles sin haberse bajado nunca del mismo burro; hay quien postula retrocesos y quien destapa el tarro de los insultos , encubiertos o no ; hay quien canta canciones absurdas y profesa una fe fariseica e injusta sin preguntarse siquiera si existe o puede existir otro lado de las cosas ; hay quien odia y hay quien se cree por encima , sin discusión , hay quien ve brillar su ombligo y descubre en él la única opción posible para vivir una vida , aunque no sea la suya.
No diré que la tolerancia es un ejercicio fácil ;
yo soy de las que necesitan estar en paz y me sigue costando un huevo aceptar que hay gente camorrista , insolidaria , retrógrada , violenta , palurda y orgullosa de estarlo , esto es, sin ningún síntoma de aprendizaje o moldeabilidad .
Me cuesta mucho aceptar los cánones de belleza, de crianza de los niños, trato de animales , cultura, ideologías ,las faltas de respeto y los modos de hacer opinión y caja.
En lo que pueda evitar me alejo de todo mundanal debate o idea convertida en motivo de discusión , mis fuerzas no me permiten tertulianos resabiados , orgullosos estandartes de Esto o de lo Otro o consejos que parecen dejados caer desde las faldas polvorientas de las Cruzadas , cuando había que salvar el mundo.
A mí ya no me salva ni Dios ni quiero que lo hagan .
Mi trozo de mundo será bueno si yo soy buena , es una regla sencilla y fácil de aplicar .
Pero este sopor ...esta cara de tonta...este desánimo.
He decidido quedarme en el convento , después de hacer la compra con los últimos treinta euros, he visto volar los pequeños billetes azules hacia las manos de la cajera ,y allí mismo he sonreído, porque un día tendré un huerto frondoso.
Los árboles crecen aunque no tengan opiniones ,crecen sin palabras , todo lo más algún susurro de un delicado viento que pone sensualidad en sus hojas , crecen sin más.
Así quiero ser yo, ajena al torrente sucio de lo exterior .
Porque un Dios agasajado y ruin me ha dicho que ya no me salva .
Pero no se lo digáis a nadie en el convento;
aquí tengo techo, comida y libro de oraciones.
Me falta la fe ,pero sin eso se vive , agazapada y quietecita , esperando que venga el tiempo a poner las cosas en su sitio.

(La foto es una que encontré en Google hace mucho tiempo ; ni idea del sitio ; si alguien sabe título o reclama autoría me lo diga para quitar inmediata , que no hay beneficios para pagar royalties ).

16 comentarios:

Ysupais dijo...

"Mi trozo de mundo será bueno si yo soy buena , es una regla sencilla y fácil de aplicar .
"
Me extremece su lectura, del todo el texto me refiero, pero me quedo con esta frase tuya, es genial y sencilla, pero no facil de aplicar.
Un beso.
Alicia

Emilio Manuel dijo...

¡¡Uuff!!no se que decir, desde mi punto de vista hay muchas cosas que decir, pero como digo es desde mi punto de vista.

Un abrazo.

Reyes dijo...

YSUPAIS , es fácil si eres bueno, si te puede el odio o la ira desde luego es difícil; pero es que somos luces y sombras.
Aun así , en esencia creo que no he odiado a nadie nunca de verdad ; o sí .
En cualquier caso fueron nubes que se llevó el viento del intelecto, o la lectura , o la búsqueda de otro punto de vista de las cosas.
Yo que sé , estoy cansada.
Otro beso para ti.
EMILIO
claro, todos tenemos uno ; pero el cansancio me nace de la imposibilidad de encontrar una cierta armonía ,por eso ya no intervengo en debates ni me interesa la opinión de nadie.
La mía tampoco hará daño porque se queda pa mí .
Lo que no quiere decir que no puedas comentar lo que gustes.
Un beso también para ti .

TriniReina dijo...

No sé, Reyes, ultimamente o te vuelves un poco "cabroncet@" o te quedas a la cola. Va todo el mundo con unas ganas de batallas, con una mala leche en supericie, con unas ganas de joder al prójimo,a diestra y siniestra...
Es fácil quedarse en su convento y ejercer de buen@s;pero es que las tapias son tan bajas y la fe tan escasa... Cansancio. Sí. Para exportar

Besos

virgi dijo...

¡Con lo bien que escribes, tesoro de chiquilla, no te me vayas a cansar ahora! Bueno, reposa un poco, vale, es necesario, pero para coger más fuerza, anda porfi...
Te espero siempre para asombrarme con tus palabras, ya lo sabes. ¡Y no soy yo sola, somos muchos!
Un abrazo querida Reyes, te mando sms desde allá.

Larisa dijo...

Mi amol, tengo depresión pos-viaje y muchas ganas de cagarme en algo/alguien literalmente. Así que comparto tu cansancio. Dinamitar conventos es otra opción.

Oyes, bien mirado...

Ay.

Un muaca, maifren.

Ampersand Libros dijo...

Hola, mi querida Reyes, para reforzar tu fe en los libros, estás invitada a realizar una encuentras lectora, por aquello de reflexionar sobre esas lecturas que nos marcaron para bien o para mal y nuestras relaciones librescas. Besos ;)

ana dijo...

Por un momento me habías asustado, pensé que te habías metido a monja, no por diosssss.

Te entiendo en todo, te expresas que te cagas, eres buena y solidaria, inconformista, el mundo funcionaría mejor si fuesen como tú y se aplicase tu filosofía de vida. Escribir es lo tuyo, y hablar, nunca dejes de hablar y de expresarte de la forma que sea.

besitos.

Isabel dijo...

Sí querida Reyes, la intolerancia gana adeptos con las crisis, los egoismos, los que siempre esperan que el maná venga de otros, etc.

He leído tu post anterior y discrepo: la felicidad no es un destino, es un esfuerzo diario lo mismo que el de amargase la vida.
Esto último es incluso el título de un libro que leí hace unos meses, lo vi en casa de una amiga y, aunque no soy aficionada a los libros de autoayuda, me pico la curiosidad, "El arte de amargarse la vida" se titula.

Besos calurosos.

Francisco Espada dijo...

No me canso de leerte, Reyes querida. De lo más insignificante elaboras un discurso precioso: basta un ramillete de hierbas, una libéluta, zapatero, alcaldeagua o como cada quien le llame. Tienes el don de comunicar sentimientos profundos y yo hago hilo con ellos y te abrazo en tus letras.

iris dijo...

Querida Reyes, bajo mi modesta opinión quien tiene que poner las cosas en su sitio eres tú, pero si estás cansada...descansa. Por cierto, a veces leyendo tu estupendo post, me ha parecido estar escuchando a Santa Teresa de Jesús, siempre me ha perecido leyendo a esta mujer, que escogió la opción del convento por el fácil acceso a la lectura y la escritura.Besos y un cálido abrazo.

O SuSo dijo...

Claro que si, somos espejos unos de otros, si tú estás en paz, no dejes que cualquier tertuliano o lo que sea te afecte lo más mínimo.
Pero no te encierres en ti misma, que eso no bueno, sólo en la relación con los otros podemos crecer.

Un abrazo

Jose Vte. dijo...

Reyes querida, todos nacemos buenos, luego es la vida las que nos va maleando a su antojo..., o al antojo de las compañías que cada uno puede o quiere buscar. Al final no es el destino quién nos define si no el ideal de vida de cada uno.
Y últimamente éste está muy maltrecho.
Me encantan tus reflexiones y como las describes.

Un abrazo

genestel dijo...

Creo yo que ni dentro de un convento o monasterio se puede vivir ya tranquilo...

Un besote, preciosa.

Antonio dijo...

A tener en cuenta para valorar —y explicar— las conductas sociales (al menos en el contexto de Occidente):

El opresivo ambiente policial en los últimos años, motivado por el llamado "terrorismo islámico".

La crisis económica, con su lacra de paro y recortes de prestaciones.

La progresiva hecatombe medioambiental, que actúa sobre el inconsciente día a día con más fuerza.

La falta de educación de calidad, suplida con fútbol, toros y estupideces político-religiosas.

Y en el caso concreto de Andalucía, "er peso de la caló" (pero claro, en otros sitios será "er peso der frío").

Bromas aparte aparte de esta broma, yo veo estas causas sobredichas anteriormente. Si desaparecieran, con toda seguridad que volveríamos a levantarnos por la mañana con ilusión, nos daríamos más besos, abrazos, caramelos y apretones de manos, y en nuestras conversaciones abundarían los chistes y las carcajadas.

Que lleguemos a verlo.

Sue dijo...

Larisa, entonces eras tú la de los ojos inyectados en sangre que comenta Bate (un tal Bate) en mi entrada sobre la visita papal! Vamos, vamos.

Reyes, yo también estoy cansada de todo eso que tan maravillosamente bien escribes. De hecho, ha sido llegar a Madrid y ya me siento cansada de esa intolerancia. Me da igual por parte de quien venga,. Lo mismo que de la injusticia.
Qué bonito sería que todos nos lleváramos bien , incluyendo el hecho de que todos tuviéramos las mismas oportunidades.
Porque entiendo que todos no pensemos lo mismo ni tengamos las mismas creencias, pero no entiendo que algunos quieran quedarse con todo el pastel. No entiendo a los que no ven las injusticias. Y lo que más me duele es que no puedo evitar indignarme, aunque evite los debates y, por supuesto, abogue por el buen rollo y la no violencia. El fuego de la indignación arde dentro de mi.
No es odio, es indignación.

Besos.

Mamá

Mamá es una desconocida que deambula por la casa, quitando el polvo , vaciando las cestas de la ropa sucia y de vez en cuando quejándose ...