miércoles, 11 de abril de 2012

El lugar del que soy yo (Paz).

Hoy pienso mucho en un lugar,un lugar al que voy a pertenecer por completo;en contra de lo que pudiera parecer,no es un sitio físico,sino un estado.
Ayer encontré una frase,"abandono toda lucha,estoy en paz",y me pareció bien.
El día que pueda deberme a mí misma en la medida de lo posible ,el día en que las personas que me rodean,hiper habladoras y activas,mi entorno más cercano y estresante,pase a un segundo plano,y por fin pueda yo estar en un cuarto propio que decía doña Virginia,ese día muy pocas cosas me sacarán de quicio;ese día tendré el placer de deberme sólo a quien yo haya decidido,ese día seré por fin una insociable feliz.
Es ilusionante estrenar nuevas hojas arrancadas a la piel de la vida,gracias a esto puedo ignorar mis negros presagios;es mejor inventar ventanas que mazmorras,esto lo he aprendido ya,y mucho mejor abandonar la beligerancia.
La lucha (tan estéril) me ha hecho muchas veces temblar las manos y el espíritu,la tremenda equivocación de estar siempre a la defensiva,quizá fue mi escabrosa necesidad de supervivencia la que me hizo así;pero hoy miro las nubes y sé que voy hacia otro lugar.
Me molestan los juicios y las insinuaciones,ya no me hacen gracia las sátiras ni necesito amigas con las que tomar café para despellejar a terceros o consolarme de la propia miseria,no echo en falta nada en ese sitio que me invento y que construyo minuto a minuto,en cada pensamiento que saco como un hilo de seda;no vayáis a pensar que es un paseo,es duro en medio del absurdo de mis actividades diarias y la ametralladora de palabras que solemos usar como forma habitual de comunicación.
Es duro pararse a inventar otra forma de ser y de estar por aquí.
Pero hoy sé que estoy en el camino;con la escoba estoy barriendo poco a poco todo lo que distrae y no aporta;porque al fin,abandonar la lucha significa quererse una misma,aceptar que el gato no tiene tres pies (puede que ni siquiera sea un gato),ponerle la salsa propia a lo que es de uno y disfrutarlo sin más.
Me queda bastante camino por delante,eso lo sé;todavía quiero darle palique a la locuela que mantiene un ego del tamaño de la catedral de Burgos.
Pero no desespero.
También sabré caminar hacia lo íntimo,abandonar las chorradas en un cesto de mimbre que el río se llevará hasta Egipto para divertimento de alguna nodriza aburrida;pero yo tendré paz.
Un poco de paz tendré todavía y una forma de vivir nueva,insólita.
No voy a luchar contra ella ni contra mis deseos;hoy me parece que basta con atreverse a desear algo para simplemente conseguirlo.
(Sí,la de la foto soy yo).

14 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Ojalá bastara solamente con desearlo, pero yo creo que hay que luchar por ello, sin rendirse jamás.

Francisco Espada dijo...

Alcanzar la paz bajando los brazos no es un éxito, sino una rendición. ¡Ánimo y adelante!

añil dijo...

Abandonemos la lucha, reina, esa que sólo destruye, esa estéril y sin sentido.
Si conseguimos hacerlo, todo será fácil.

Un beso

BB dijo...

No, abandonar la lucha es claudicar y tú no eres de esas. Pocas personas he visto tan valientes como tú, querida Reyes. Y seguirás adelante, como sea, reinventándote o encontrando refugio en esa paz que todos añoramos.
Besos

Eastriver dijo...

Bueno, es que eso es la ataraxia, la eterna contemplación, sin deseos ni anhelos. Bueno, no sé yo si es posible, al menos en mí. La pasión siempre nos adelanta por la derecha. (¿Por la derecha, dije? NO, coño, la pasión siempre por la izquierda). Pero un modo de aproximarse si es ese: el silencio, el susurro, toda ciencia trascendiendo. Y plas, se produce la unión, ya no sé si con Dios o con uno mismo.

Debe ser la leche.

Nieves dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nieves dijo...

Esta es mi Reyes!!!!

Y ya te digo yo que tampoco hay que hablar tanto, a veces compartir silencias es micho mas interesante.

Mil Besos, Te quiero mucho guapa!!!

Sila dijo...

No es un sitio físico,sino un estado.

Querida Reyes, me alegra que hayas llegado ya!!!!

Un abrazo muy fuerte, sila

Erik dijo...

No estoy hoy para tirar cohetes. Siento una dejadez infinita. Pero....


En ese lugar he estado yo alguna vez mirando ese puente.

Es bonito.

Beso

Montserrat Sala dijo...

Total, estamos como simpre. Disfrazando realidades,
Soñando y remando siempre a contracorriente.

Espero, que al fin puedas navegar por mares menos agitados, y encuentres la serenidad.

Salvador Navarro dijo...

Lo siento, Reyes, a ti te quedan muchas guerras... y contamos contigo para que las luches

Genín dijo...

Estamos en constante evolución , pienso como Mariajesús, y lo conseguirás, esa paz te llegará, al menos yo te lo deseo con fuerza...
Besos y salud

Emilio Manuel dijo...

Aunque me produce pudor comentar estados de ánimos, la frase que manifiestas: "abandono toda lucha,estoy en paz", no puedo compartir si las palabras una por una están colocadas de esa manera; diferente seria si lo fueran así: "Estoy en paz, abandono la lucha" parecen iguales, pero no lo son.

Un saludo

Isabel dijo...

Una foto genial como tus intenciones.

Besos.

48

Hace diez años tenía treinta y ocho, y se me ha olvidado qué estaba haciendo cuando calentaba la sartén del mediodía. Hace veinte te...