domingo, 21 de octubre de 2012

Vuelve el tiempo de los calcetines...

...y nuevas formas de tortura doméstica.
Menos mal que lo lleva con paciencia canina.

8 comentarios:

Francisco Espada dijo...

Esos calcetines te pueden dar un doble beneficio: evitará que el perrito se resfríe y de paso te puede ir abrillantando el suelo; es cuestión de ponerle un poco de cera.
Besos

Genín dijo...

Imagínate si vivierais en el norte de Europa y sin calefacción por la crisis...
Quita, quita, mejor donde estáis...
Besos y salud

Larisa dijo...

Estoy muy contenta porque ha ganado mi partido, ETA, y por fin ocuparé mi escaño en el Parlamento vasco. Por eso vengo a despedirme. Ha sido muy entretenido hacerme pasar por ciudadana española todo este tiempo. Ah, señora: vista la foto de este post, queda usted denunciada por maltrato animal. Un saludo.

Nieves dijo...

Ahora va a ser cuando no va a querer ni azomar el hocico en la calle, jajajaja

Menuda pinta ;D

mariajesusparadela dijo...

Pues si antes no quería andar...prepárate ahora.

Eastriver dijo...

jajaja, y además el pelito recogido... ¿Sabes qué le hacía yo a mi gato? Le ponía un pañuelo en la cabeza como las viejas. Y el pobre aguantaba el ejercicio de travestismo, que provocaba mi hilaridad, con el buen humor que sólo tienen los que te quieren mucho.

virgi dijo...

Bueno, el can conoce.
Y le encanta.
Besos a los cuatro.

añil dijo...

Nadie aguanta putadas como esas a no ser el perro de la casa.
Menuda ideita se te ha ocurrido.

Un beso, reina, y aprovéchalo porque el de los calcetines seguro que quiere morderte.

Deseo

El deseo no es tan malo como dicen, no es bajo ni mezquino ni ruin, es un hálito de dioses que tenemos entre los bolsillos y que podemos...