domingo, 7 de octubre de 2012

Un domingo de Octubre

Un domingo de Octubre de treinta grados fuimos a manifestarnos una vez más,con el tronío y orgullo de los 142 euros de los presupuestos generales del Estado que tocan a cada sevillano y toda la satisfacción ciudadana que da el saberse libre para el pataleo;desde dentro la gente siempre es buena,otra cosa es esperar en la cola de los centros comerciales o asistir a las reuniones de madres en el colegio;pero aquí los puntos de unión merecen la pena,porque ya hemos perdido demasiado.Aunque según se dice en prensa digital,al principio hubo trifulca entre sindicatos como la puede haber entre fontaneros;siempre hay problemas a la hora de repartir protagonismo,pero parece que al final se solucionó.
Antes habíamos tenido que bajar al metro andando porque en Montequinto ha sido el día de la Bici y todo el barrio estaba cortado cual cuerpo chungo.
Una alegría y un alboroto.

La misma alegría con la que suelo manifestarme y que sirve de ejemplo a pequeñas ciudadanas;(porque una sigue siendo una sentimental y cuando se habla del futuro y de la herencia,una se sigue emocionando porque piensa en los niños que siguen haciendo planes de astronautas y peluqueros pensando que de mayores tendrán trabajo y una vida digna,aún no saben que los Reyes Magos son los padres y que además pueden estar en paro mucho tiempo);a veces del estrés me como las gafas,aunque mi especialidad son los bolígrafos y últimamente también las gomillas de color marrón que sirven para amarrar paquetes de cartas en las oficinas de Correos.

Esta vez no ha habido huevazos contra el Santander de Constitución,pero las camisetas seguían siendo ilustrativas,la única forma de justicia que nos queda,sobre felpa,lycra y/o algodón.
Menos mal que al final de la marcha es posible refugiarse en ese bar que existe desde tiempo inmemorial (debía tener yo unos veintidós años de optimismo vital y energía pura cuando lo frecuentaba )y encontrar ese sabor de tierra meiga para el paladar;que a una casi le parece estar sintiendo el mar azul de Sanxenxo o el viento gris de Santiago;eso sí,cruel decisión no abandonar la birra cuando es posible pedir también tacitas de ribeiro.
Otra vez será.




Está todo tan rico en este bar que hasta pudimos ver en la barra,(aunque luego pilló sitio como nosotros en taburete y mesita) a uno de los principales líderes de los sindicatos andaluces,ya terminada su intervención en el púlpito parece que fue a degustar pulpito a la gallega,y perdonadme el chiste tan gilipollas.
Y es que como bien dijo la ilustrada derecha española a través de sus ecuánimes e inteligentes medios,a los sindicalistas y rojos en general lo que nos gusta de manifestarnos es precisamente la cerveza que viene después;qué sería de nuestro país sin esa corriente de pensamiento crítica y realista que nos salva de la manipulación.
En fin,queridos,que los de abajo sabemos,a pesar de todo,divertirnos y alguna que otra además agradecemos tierna y sinceramente lo que la vida nos ofrece,que es mucho y bueno.
Para terminar dedico esta foto a mi amiga María Jesús,que me estará escuchando;para que no diga que en Sevilla el pulpo a la gallega no está bien visto.
Entre las glorias de la divinidad.
Entre el Gran Poder y la Virgen que me da nombre.
Casi ná.




(Nos seguimos viendo en las calles,mientras se pueda.
Abrazos y buena vida para TOD@s).

8 comentarios:

Erik dijo...

Pues eso.... ¡Nos vemos!

Beso

Montserrat Sala dijo...

Ya me gustaria a mí manifestarme delante de unos sabrosos platos de pulpo a la gallega. Pero por el momento, no me va a ser posible, querida Reyes. quizás mas adelante, en primavera... Pero gozo igual viéndoos a ti y la compañía, como vivís las manifestaciones de repulsa.

Que tengas una semana muy provechosa y feliz

Genín dijo...

A pilloina, ya me aprecia a mi que eras muy adicta a las manifestaciones solo por vocación, ahora ya has confesado que el paladar y la barriguita tienen mucho que ver...jajaja
¡Haces bien!
Besos y salud

Genín dijo...

"Pillina" coño!...jajaja

Emilio Manuel dijo...

¿Como se puede creer una manifa que termina como termina, en el bar y a base de tapa va y tapa viene?, no me extraña que nuestro gobierno piense más en los que se quedan en casa pasando penalidades y apoyándoles, que los que salen a chillar y se ponen morados.

Un abrazo

Francisco Espada dijo...

Mañana voy a empezar una peregrinación de oficina de correo en oficina hasta dar contigo. No hagas caso a nadie y sigue disfrutando de una cervecita cada vez que te sea posible.
Besos

mariajesusparadela dijo...

Gracias, Reyes por esa foto en que el protagonismo del pulpo es evidente.
Pero, si te soy sincera la foto que me gusta es la cara de esa niña mirando a la "Reyes mágica" con cara de adoración.

Sue dijo...

A mi me siguen motivando más las manifestaciones del 15M donde no hay apoyo a ningún partido ni al sistema y sí a la ciudadanía y a un sistema alternativo, aún así, fuí. Y al final también hubo cervecita, claro. Con Nano y su gente.

Besos.

Algo se romperá (Crisis)

Algo se romperá entre nosotros cuando ya no piense como tú, cuando entiendas que lo que tanto te importa se me da una higa, cuando nos dé co...