domingo, 18 de noviembre de 2012

Propósito de poesía







Harta de estar harta,en los flecos del domingo me propongo tratar de relajarme un poco; las malas noticias de este mundo que nos venden (hay otro menos visible que es verdaderamente hermoso) me estresan hasta que el corazón amenaza con redoblar otra vez el tantám de la ansiedad.Hoy en el País Semanal explican cómo nos afectan las malas noticias,los negros augurios,las amenazas ,la incertidumbre y el miedo.

Humanos somos y a mayor capacidad de empatía,más alto nivel de sufrimiento;desde el punto de vista de la calidad humana,mejor sufrir ante la injusticia que ser uno de esos bultos que comen y cagan hasta que un día estiran la pata sin haber aprendido nada.

Vale,en eso de acuerdo;pero cuando es el propio cuerpo el que empieza a escorarse hacia el abismo (por motivos totalmente inasibles) llega el momento de poner orden.
Tenemos una vida y hay que llenarla de macetas floridas mejor que de mierda,aunque la mierda rebose ahí fuera.

He tenido tentaciones de despacharme a gusto contra la "sociedad que hemos creado"después de oír lo del suicidio de la niña ecuatoriana,a la que acosaban por pobre y por inmigrante en un colegio de Ciudad Real;se me saltaron las lágrimas el otro día viendo al señor Jaramillo (su padre )en una entrevista en televisión,y a su señora madre,tan humilde y dolorida e inofensiva como sólo puede serlo cierta clase de pobre,la clase que no conoce ni sus derechos y que quizá,sólo quizá,considera la desgracia como una parte inherente de la vida.

Ellos no pudieron salvarla,ni los profes,ni la Unión Europea ni el guionista de "Aida" responsable de la invención del nombrecito "Machu Pichu",usado ahora para hacer risa con los panchitos, (otro término xenófobo)y de tanto calado social que así era como llamaban a la muchacha en el instituto sus jóvenes verdugos.

Ni hablar de la ofensiva sobre Gaza,en la que están cayendo tantas niñas de pestañas espesas cuyos ojos me recuerdan a los de mi hija,en una carnicería consentida como antes lo fue el genocidio nazi.

Mientras tanto en mi ciudad esta tarde ya van no sé cuántos detenidos antes de la celebración del derby Sevilla-Betis,donde se comprueba el nivelazo cultural de una especie humana localista y energúmena;donde se ponga el fútbol que se quite todo lo demás,pasión donde las haya que aporta sentido a esta perra existencia,anda ya con las protestas sociales y los recortes y el coño de tu prima.

He tenido tentaciones de escribir sobre todo eso,de diarrear pataleos infumables y frases pretenciosas,como que mejor que los payasos deberían morirse los mafiosos,por ejemplo.(sí,porque para colmo se ha muerto Miliki,en vez de cualquier otro de los muchos que salen cada día en la tele...mi clase es media no más,visceral y torpe,y los de mi clase tenemos estas salidas).

Sin embargo,roja de ira,encendidas las mejillas como Heidi en lo alto de las montañas,me he detenido en seco y me he preguntado dónde está mi paraíso.

El de las mollas,las dietas inexistentes,la dulce voz que se ha follado siempre la vida con palabras,el olor de los jazmines de cuando era joven(otra pretensión,ahora que intuyo que el tiempo no existe), mi sentido del humor y la delicada perla de mi pensamiento,con la que un día sacaré a todos los muertos de mi familia de su armario empolvado.

No está lejos mi paraíso,no:seguramente lo tengo al lado.

Voy siempre a cara descubierta,aunque no quiera;hago bizcochos deformes rematados con hilos de fondue de chocolate,juego por obligación con una niña en un bosque de barbies desnudas;me basta extender una mano para tocar lo que durante muchos años necesité y no encontraba nunca;tengo la responsabilidad de preservar todo eso porque bajo la lluvia es mejor desplegar un paraguas pequeño que ninguno.
El sufrimiento me invalida,me hace débil.

Entonces he tomado una decisión; a partir de ahora,me salvará la poesía.

Más mala que buena,qué duda cabe ,pero me agarraré a ella como lo hice otras veces,la catarsis más barata que he conocido y la más auténtica.
Cuando no pueda con algo,cuando el peso de un titular o una historia me superen,vendré y lo escribiré en forma de poema;lo siento por quien todavía se acerque a este blog.
Je.
...
Y con esto y un bizcocho,me voy a preparar la ropa de romano,que decía mi padre,porque mañana es lunes.
Acabo el pó recomendandóos lo mismo;el cultivo del propio paraíso.
Abrid bien los ojos porque cada uno tiene el suyo más cerca que lejos.
Aunque el mundo rabie y aúlle detrás de los cristales de la ventana.



(La foto me la hizo mi compañero en mi lugar de trabajo;mi estado habitual después de un día de curro en contacto con la gente;le gustó tanto que la ha colgado en su FB bajo una leyenda que prefiero no recordar).

12 comentarios:

Maria almeyda dijo...

como siempre que leo algo tuyo me quedo un tiempo pensando. tiempo sin verte llevo, tiempo sin leerte, y después cuando lo hago me arrepiento de haber mantenido la distancia tanto tiempo. Poroqu es una satisfacción que no podemos perdernos los que estamos siempre ávidos de una voz que grita como un trueno verdades propias que son las ajenas y las de todos en muchos momentos. Un beso fuerte, romana.

mariajesusparadela dijo...

El paraíso siempre está al alcance de la mano (yo lo tengo: Parad-ela=Parad-ise). Y lo encontramos si buscamos dentro.
Ni siquiera necesito que sea poesía, me basta con escribir.

carmen dijo...

Te iba a dar una hoja blanca
la más bella poesía
pero siempre se me olvida
que al escribirla
se mancha...


Un beso Reyes. Y quien no llore al asomarse al mundo es que no tiene entrañas

carmen dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Montserrat Sala dijo...

hola Reyes: menuda foto! se podría utilizar en tu contra, pero demuestra muy a las claras tu agotamiento físico y mental.
Espero que la poesía, te ayude a recomponer tu moral. Te lo deseo de coraszón.Y si me permites, yo también estoy de acuerdo que es una buena teràpia.
te mando todo mi cariño.

Paqui dijo...

Como siempre tus palabras llegan al corazón, nos tocan la fibras y describen a la perfección la vida.
¡ Qué linda eres, Reyes ! Un abrazo y ánimo y fuerzas en el curro.

Genín dijo...

Pero coño, cualquiera diría que la prosa no es válida para expresarse como los anheles, como tu lo haces siempre...
Como sigas currando así, te quedan dos telediarios pa que te echen...jajaja
Eso si, me encanta tu pelo !
Besos y salud

Emilio Manuel dijo...

La verdad es que sí, que hay días que es mejor no levantarse, sobre todo en los dos últimos años hubiera sido mejor acostarse estar aún mentido en la piltra a todo lo largo de ese tiempo, así no nos hubiéramos enterado de todo lo negativo, de como nos roban, de como nos deprimimos, de como nos abandonan, de como nos suicidamos, al final entiendo, como tu, que lo mejor es mandar todo a tomar por culo, y levantarse a hacer lo que a uno le gusta, si es poesía, poesía; si es leer, leer; si es hacer el amor, hacerlo; a vivir que son dos días o Carpe Diem como dicen los más finos e inteligentes, yo que soy un bruto digo "a follar que el mundo se va a acabar", aunque seguro que no me comeré una rosca.

Un saludo un levanta ese cuerpo serrano, si no miramos por nosotros ¿quien lo va a hacer?

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

¿CÓMO ESTÁN USTEDEEEESS??? (Solo dejo que contestés que bien,como homenaje a Miliki).


Besos.

Francisco Espada dijo...

Yo también he sentido una arcada que casi acaba en vómito con estas cosas que te espantan y nos aterroriza. No es que seamos despiadados, sino depredadores los unos de los otros y así nos va. Cuando escupes, cuando te liberas de lo que te provoca la nausea, entonces, entonces conciencias a quien te escucha y te liberas del peso de tu culpa, porque en mayor o menos medida, por acción u omisión, todos somos culpables.
Besos

Sue dijo...

A mi Miliki siempre me pareció un poquito CANSINO, pero creo que era el que más talento tenía de los Aragón. En cualquier caso, ¿qué importa mi opinión y por qué hablo de esto? Gracias a su canción "Susanita" me las hicieron pasar putas en el colegio. A la mierda Miliki.

Yo aún sigo buscando mi paraíso, que no creo que sea ningún lugar sino pequeños momentos que llegan sin esperarlos o que busco yo. Aunque llore cada día por cómo está todo.

Un beso.

Isabel dijo...

Di que sí, Reyes, la poesía, esa que te sale tan bien y que nos salva de toda pobredumbre mental. Me encanta el párrafo del derbi, anda ya con todos los que quieren que nos amarguemos cada día más.

Besazo.