lunes, 10 de diciembre de 2012

Siempre empezando





Hoy vuelvo a nadar después de tres semanas no porque lo haya decidido,sino porque la espalda me está matando después de siete horas de pie.

Hoy estreno la vida como nunca antes lo hice,pero sigo sin entender por qué apuro la salsa guacamole con un bollito integral antes de tirar el bote, como si tuviera exactamente catorce años y mañana me esperara un examen de latín poco preparado.
(y me escondo para que mis cercanos,en especial la niña,no me vean así de degradada).

Hoy caminaré por el borde de la piscina con mis volantes de carne,una vez más, con el tronío desgraciado de quien se sabe capaz de tener buen cuerpo pero por alguna extraña razón prefiere llevar un abrigo natural de grasa polar.

Hace días que tengo hambre,un hambre atroz que se abre paso entre las múltiples pelusas de mis deseos de mejora,y le hago caso,al hambre,digo,por lo que hago sitio para polvorones robados a destiempo tanto en el trabajo como en casa,por donde ya proliferan cajas multicolores preñadas de bombas calóricas hechas a base de almendra y cerdo dulce.

Digo yo que será el invierno,el frío,las caderas de Australopithecus caducada que todavía cree que tiene que ser una cuna de madera de roble para una prole saludable.

Pobre de mí que ya no alumbraré más que ripios bajos en calorías.

En el fondo de mí clama aquella que fui hace seis semanas,cuando con admirable entereza y sentido común masticaba tomando conciencia de cada bocado y caminaba concienzudamente y que en poco tiempo perdió tres kilos ,de repente brillando más que una estrellita adolescente en la frontera de los cuarenta y tres rozando con los policías del Cuarenta y cuatro,que en primavera volverán a cachearme para volver a sonreírse mientras palpan el flotador debajo de la camiseta.

Vuelve ahora esta yonki a calmar su ansiedad buscando un relax inmediato que la deje de nuevo en el punto de partida;y no entiendo por qué,como dijo una negrita incapaz de alcanzar sus objetivos en el programa aquél de la MTV,especialista en fracasos y boicots.

En fin.Os dejo.

Tengo que ir a quitarme los pelos para ir a la terapéutica suavita,sólo faltaba que aparezca en plan Yeti; ya que no menos gorda,al menos lisa.
Suave como una venus de Willendorf de canela y chocolate.
Por aquello de la estética saludable,más que nada.

Hasta mañana.
Uff...(menos mal que me quedan tres días para las vacaciones).

10 comentarios:

Tracy dijo...

Aprovéchalas y no te comas el tarro.

Emilio Manuel dijo...

¡¡Menudas mujeres!! había en el cuaternario, estas Venus eran magníficas.

Un saludo

Eastriver dijo...

jiji, se te nota atacá... Bueno, sólo puedo decir dos cosas... ¿Yeti tú? Nunca, eso ni lo pienses. Y la segunda es que las adolescentes ahora ya no tienen exámenes de latín. Así vamos.

Genín dijo...

Niña, te comprendo, no veas el hambre que tengo yo, y como coño!
Eso si, nada de bombas calóricas, el otro dia por primera vez en mi vida me preparé un atún con tomate que quitaba el sentio!
Dos orgasmos tuve mientras lo degustaba con inmensa pasión, bien acompañado con pan de pueblo para la salsita que me quedó acojonante, tanto es así que aunque sea lo de "a la vejez viruela" me estoy planteando seriamente ponerme a cocinar cositas ricas...
Besos y salud

Francisco Espada dijo...

Detrás de esa voracidad, debajo de esos volantes de grasa, una ansiedad que debes resolver mirando al morlaco de frente y desafiando sus cuernos. No es resignación lo que te aconsejo, sino aceptación de ti misma. Quiérete tal y como eres: el resto será coser y cantar.
Besos

Sue dijo...

Vacaciones. Qué suerte.
Si tuviera vacaciones este mes me largaría bien lejos. Pero nunca llegan. Odio diciembre.

Joder, ya estoy hablando de mi.

Espero que la natación te vaya sirviendo para los dolores de espalda. A mi tus post me sirven para mis dolores de alma.

Besos.

Montserrat Sala dijo...

Mas vale gorda feliz que delgada amargada. Las prefiero cien veces. No te apures por eso,niña. solo mira un poco si tu salud te permite tomar volantes. Si tu ves que esto no es problema....Pues adelante con los polvorones!!!! y silos riegas con un poco de racio, mejor!
Besos pre navideños

virgi dijo...

Cuando me entere del fb te doy unas clases...lo que no sé es cuando llegará ese día.
Besitos

O SuSo dijo...

Lisita siempre se resbala mejor, pero lo mejor es que resbale el ser lisita o no.

Abrazos diosa creadora.

Nieves dijo...

Siempre te leo con una sonrisa, eres una mujer estupenda Reyes.

No olvides practicar el Ho'oponopono:
*No hay dolor, no hay dolor*

Me encanta como cuentas tu vida, tus cosas y pensamientos. Creo que todas las mujeres somo un poquito iguales, al menos yo me he visto reflejada en tus vivencias que hoy compartes.

Un beso fuerte guapetona !!!

Verdades

Hay ateos bañándose en la sangre de Dios y creyentes que ya están en el infierno. Sé por qué beben tanto los poetas es porque no saben qu...