martes, 26 de marzo de 2013

Nada


A veces necesito tumbarme en la cama y no hacer nada.
Nada.
No lo hago muchas veces,porque no puedo;siempre hay algo mejor que hacer;la hora siempre mordiendo los tobillos,ahora una cosa y luego otra...pero a veces no puedo más y me tumbo boca arriba.
Quizá haya un sitio desde el que poder mirar las nubes desde abajo,así,tumbada,sin tener que hacer NADA.

7 comentarios:

Tracy dijo...

Nos echamos encima más obligaciones de las que podemos llevar, es hora de ir tomándonos nuestro tiempo.

Genín dijo...

Pues si lo necesitas y lo puedes hacer...
¡Genial! ¿No?
Besos y salud

Emilio Manuel dijo...

Es necesario, de vez en cuando, cerrar los ojos, concentrarse en uno mismo o simplemente no pensar en nada. Propongo una idea que alguna vez realizo, irse a un prado y mirar las estrellas o simplemente las nubes pasar.

Un abrazo

Nieves dijo...

Esto me ha traído a la memoria que yo también solía "No hacer nada",hace ya muuuuucho tiempo, me gustaba tirarme pansa arriba, o pansa abajo y poner en TV. vídeos musicales, creo que podría llevarme horas en esa guisa. Me has hecho recordar lo mucho que me gustaba hacer eso y que ya lo olvidé, perdí esa cosa de buscar ese momento.
Digo yo que quizás sea la edad y que ya siempre hay cosas que hacer porque dejamos mucho para ese luego que no nos deja descansar nunca...
Me ha gustado recordar esto, quizás hable de ello en un post, próximamente, mira por donde Reyes, me has inspirado!!!

Un besote :)

virgi dijo...

Esos momentos son fabulosos.
Búscalos y disfrútalos.
Convencida estoy del partido que les sacarás.
Besos,menos mal que hablamos.

Francisco Espada dijo...

Creí que emulabas a Carmen Laforet y resulta que me has imitado a mí: esta tarde me metí en la cama y dos horas más tarde todavía me parecía poco.

Besos

Sue dijo...

En realidad no hacer nada es hacer mucho.

Un beso.

Mamá

Mamá es una desconocida que deambula por la casa, quitando el polvo , vaciando las cestas de la ropa sucia y de vez en cuando quejándose ...