domingo, 9 de agosto de 2015

Te aseguro que





Te aseguro que

con el conocimiento que ahora tengo de la vida

la obligación de vivir a trompicones

dejándome la piel en cada esquina

haciendo colección de sofocones

a día de hoy,de testigo mi escriba

(que soy yo misma empaquetada en cien sudores)

aún no sé si creerme que tú existes

o es un sueño rebozado en ilusiones

que una vez soñé cuando veía

la felicidad como un dragón lejano

capaz de derribar mil torreones.

He aquí que has llegado como un viento

suave presagiando dulce lluvia

todas mis ironías no pueden con tu silencio

ni con el agua fresca que pones en mis manos.

Me canso pues de jugar con los tópicos

y con las exigencias de las mujeres que cabalgan

para desmontar humilde cuando llego hasta tu puerta

y me hago igual a ti

doméstica y callada.





6 comentarios:

Sue dijo...

Pesioso.

No me has escrito, snif :(

Genín dijo...

¿Doméstica y callada tu?
Bueno, si tu lo dices, no soy quien para dudarlo...:)
Besos y salud

Karibel Pérez Villalba dijo...

Qué bonita estás aquí!

Buen verano!

Reyes dijo...

Una delicia que revela tu estado, querida Reyes. Y que me contagia de ternura, paz y alegría.
Eso


Este comentario es de Virgi.

Graciasssss AMOR Y MÁS AMOR PARA TODOS

virgi dijo...

Bueno, ya lo copiaste, tranki, confirmo que así mismito es. Besos y besos. Y más.

Alphonse Zheimer dijo...

Doméstico y precioso.

Verdades

Hay ateos bañándose en la sangre de Dios y creyentes que ya están en el infierno. Sé por qué beben tanto los poetas es porque no saben qu...