lunes, 1 de mayo de 2017

Escribir

Lo de escribir es como llevar un ascua en el costado
una necesidad de contar lo que a nadie le importa
pero les pasa a todos.
Lo de escribir es despertarse bien alimentada a eso de las ocho
oír los pájaros y obligarse a dormir
sólo porque se está de vacaciones
es amarrar el alma como un globo a un árbol seco
es asentir a menudo y rebelarse siempre.
Lo de escribir va por rachas
es como el reúma o las alergias
es echar de menos todo
y ambicionar nada
quizá la inocencia de pretender muchas vidas
que se adelgazaron torpes en una sola y cansada.
Escribo sin respirar
o respiro porque escribo
no me reconozco en nada de lo que hago
y muy lentamente invento todos los días
un dolor nuevo que me despierte
a eso de las ocho de la mañana
y aunque me obligue a dormir
no me deja descansar
el alma que está amarrada.


3 comentarios:

Isabel dijo...

"Escribo sin respirar
o respiro porque escribo"
Parece el estribillo de una sevillana. Me encanta ese tuyo "lo de escribir" y cómo lo cuentas. Cuánta razón, aunque, a veces, cueste es difícil pasar sin hacerlo.
Abrazos.

Rodrigo D. Granados . dijo...

Escribir es una pócima; un deleite que nos permite editar lo que hemos leído, aderezándolo con lo que ha crecido en nuestro interior al calor de la lectura. Es poner frente a nosotros la materia bruta del mundo y nuestras circunstancias y comprobar cómo somos capaces de pintarlas con nuestros colores.
Es verdad que a priori no le importa a nadie las cuitas o los gozos que podamos exponer; pero si lo hacemos como lo hace Ud., seduciendo al que lee con pinceladas de emociones engalanadas; rompedoras metáforas que enlazan al lector, o confesiones audaces de lo que bulle en su magma, el lector cominza a verse a íi mismo y a renegar de su incapacidad de expresión. Surge así, en esa admiración la realidadbde los paralelismos del alma humana. Duerma todo lo que quiera ahora que puede y colecte documentación onírica para nuevas erupciones que agradeceremos.

Genín dijo...

¡Que barbara!
A las 8 de la mañana apenas hará tres o cuatro horas que me he acostado... :)
Besos y salud

Cazorla (II)

A mediodía del 2 de junio de 1694,una gran tormenta, que sería conocida por las generaciones  cazorleñas posteriores como "e...