sábado, 21 de noviembre de 2009

Podría probar


Podría probar

a despertar al otro lado de la cama

a ponerme otra cara y otro cuerpo

estudiar otra cosa diferente

paladear el sabor de cosas nuevas.


Podría probar

a elegir otro color de pensamiento

otra caída de tela sobre el hombro

otra senda de caricias en el vientre

otra forma de vivir, después de todo.


Si no fuera tan difícil este cambio

si la renuncia no fuera tan traidora

podría probar otro traje de persona

esta vez con una rosa entre los dientes.

5 comentarios:

BB dijo...

Podrías probar cualquier cosa, distinta o
nueva, podrías probar, como dices, otro
traje de persona y en la boca una rosa
entre los dientes.
Sí, podrías probar, aunque renuncies
a aquello que ya te duele.
Podrías probar, claro que sí.
Un beso
BB

Fran dijo...

Yo probaría a seguir siendo Reyes, con la misma cara, el mismo cuerpo, las mismas maneras y palabras. A mí me han gustado siempre y me seguirán gustando, "claro que sí."

"Las única técnica que conozco es la que le ayuda auno a reconocer el desaliento sin dejarse derribar por él"...

Son palabras de Muñoz Molina, de una conferencia que le oí en Santillana del Mar en Junio pasado. La Fundación nos ha mandado a los asistentes un bellísimo libro con las publicaciones de lo que allí se dijo.

"Sin dejarse derribar por él", Reyes. Ya sé que tú no lo harás.

Teresa, la de la ventana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Sugerencia de un mediocre: Podrías continuar con el mismo traje y, además, con una rosa entre los dientes, que queda muy pasional o pasional-andaluz.

Beso en la rosa.

añil dijo...

Me traes de cabeza siguiéndote en esta aventura blogera.
El traje que llevas te sienta como a medida, así que no pruebes nada, a lo sumo ponte la rosa o hazte un té con lo que quede.

Me encanta volver a ver tu foto.

Un besote, linda.

Mamá

Mamá es una desconocida que deambula por la casa, quitando el polvo , vaciando las cestas de la ropa sucia y de vez en cuando quejándose ...