jueves, 14 de abril de 2011

Gestapo para palomas sevillanas


Algunos recordaréis esta foto hecha por un fotógrafo profesional en la plaza Nueva de Sevilla y que apareció en varios sitios virtuales y prensa.
Es mi hermano Paco disfrutando de su encuentro semanal con las aves en el casco histórico, que despertaba curiosidad en turistas y paseantes.
Lo conocían y él a cada una de ellas; bastaba con que lo vieran llegar para que lo cubrieran con sus alas y plumas.
La mala suerte ha hecho que hoy haya tenido que asistir al final dramático de las que eran sus amigas.
Esta mañana el ayuntamiento ha lanzado redes para exterminarlas y él estaba delante .
No suelo implicarme demasiado en el mundo de mi hermano, que es complejo e hipersensible y yo , como sabéis , tengo bastante con el mío.
Pero me ha dado mucha pena su particular batalla contra Goliath , tratando de liberarlas , viendo impotente cómo se las llevaban , hechas polvo, heridas y estresadas.
Sevilla es una ciudad de costumbres desastrosas que lo mismo puede oler a pis que a azahar; cada vez más europea matizando su toque tropical que tanto me gusta , embelesada con carriles bici y tranvías, suele estar hermosa cuando revienta en colores;el vuelo de las palomas y sus arrullos forman parte de su cielo;los sevillanos desde pequeños aprendemos a darles de comer en la plaza de América, todos tenemos esa foto con los cañamones en una mano , asustados, y las palomas sobre la cabeza; llegaron muy pocas colleras, con motivo de la Exposición del 29 , y se han reproducido a la misma velocidad con que suele hacerlo la corrupción política; desde entonces sobrevuelan los jardines de Murillo, la plaza del Triunfo,llegan a todas las plazuelas;hay demasiadas y según la ordenanza aprobada en Febrero, muchas de ellas habrán de ser aniquiladas usando métodos medievales como lanzamiento de redes, que las atrapa en vivo sin preocuparse de los daños que sufran en la ejecución de la tarea.
En ciudades como Ginebra se han usado métodos anticonceptivos (sí , en grano gordo) para palomas, reduciendo así considerablemente la población de animales tal como hacemos los humanos con nuestra reproducción indiscriminada, esto es, sin dolor ,usando avances científicos .
Pero las redes salen más baratas , aunque acaben llenas de sangre y plumas.
Yo no sería quien soy si no me doliera el dolor de uno solo en un océano de indiferencia , aunque sea mi hermano un quijote que luchaba contra molinos esta mañana,indignado ante lo que sólo él veía, inocencia destruida sin motivo, crimen donde sólo hay limpieza y orden.
(bueno, también una chica ,otra rara, se ha metido en el lío y ha hecho fotos , intentaré contactar con ella ).
Gestapo para palomas.
La nueva iniciativa de la Sevilla moderna.
Lo siento, Paco.
Es lo que hay .

11 comentarios:

El Drac dijo...

Te entiendo perfectamente; si cuando voy con mi auto y aterriza una paloma detengo el auto o trato de esquivarla y espantarla; me duele muchisimo ver a uno de estos animales atropellado por algún conductor que pasa sin mirameintos el auto. Bueno Les deseo lo mejor, ojala que las cosas se hayan arreglado. Un abrazo

TORO SALVAJE dijo...

Mira que podrían lanzar las redes en los plenos municipales y exterminar esas hordas de concejales corruptos...

Besos.

añil dijo...

Creo que me uno a la propuesta de Toro Salvaje.

Un beso

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Dices bien, como a la corrupción hay que quitarlas de la vista; aunque lo más probable es que de diferente manera: a una sele ocultará y a las otras se les exterminará.

Ay, si la corrupción fuese una paloma: cuánta paz nos proporcionaría.

Besos y un abrazo para Paco y para todos los niños sevillanos.

TriniReina dijo...

Es cierto eso que dices de que los sevillanos nos hemos críado dando de comer a las palomas en la Plaza de Ámerica. Allí me llevaban mis padres y allí llevé a mis hijos.

Siento el disgusto que se habrá llevado tu hermano al ver esa masacre. Seguro que habrá otros métodos, como el que cuentas de Ginebra y otros, pero ya sabes que el monedero municipal está más vacío que el mío, que ya es decir.

En fin...

Besos

NáN dijo...

Soy de los que piensan que hay un exceso de palomas. En el mundo natural, donde no llega la influencia humana, se arreglan solos. Si crecen los animales que sirven de alimento a los lobros, aumentan los lobos, con lo que decrene las presas y, a su vez, decrecen los lobos. Es cruel, pero es lo natural.

En el mundo humano (artificial), en el que la gente alimenta a las palomas, eso no sucede. Pero si no hay dinero para métodos humanos (infertilizarlas), pues lo suyo es esperar a que lo haya. La masacre es más cruel que la recolocación natural: es la infamia básica del mundo humano.

De haber estado allí, y aunque no me gustan las palomas, habría protestado con tu hermano. Dile que siento su dolor.

Isabel dijo...

¡Qué horror!
Esto de cortar por lo sano es una babarie. Y seguro habría también niños...

Antonio dijo...

El otro día leí que en un pueblo de Canarias la emprendieron con los gatos a lo bestia, poniendo por todas partes pescado envenenado.

También andan —esto por toda Iberia— con los herbicidas, fumigando en riberas de solares y hasta en aceras y jardines, y hay perros que han enfermado por ello.

La contaminación lumínica del Rocío y lugares inmediatos al Coto está dañando la fauna, recuerdo haber leído también hace poco.

¿Y los pelícanos del golfo de México? ¡Qué horror!

Directa o indirectamente, nuestra conducta respecto a los animales es canalla.

Cisco se está haciendo viejo, y leo en su cara guapa que la cosa no tiene visos de cambiar. Maldición.

Un beso, Reyes, y un abrazo a tu hermano.

jose rasero b. dijo...

No me gustan las palomas, pero desde luego ESO no se hace.
Espero que aquí en Cádiz no se le ocurra a Teo algo así. Tendrá una fuerte oposición.

Besos, y disfruta en Tenerife!

mariajesusparadela dijo...

Lo siento de verdad.

Ampersand Libros dijo...

LO siento, Reyes, España cada vez está más idiotizada con los animales y estamos a años luz, ..¡¡qué digo!! ..a galaxias enteras de la una civilación que ame a los animales. Todos los datos que te señalan arriba de actos contra los animales son ciertos y hay más. Esto es España, esto Andalucía y esto, Sevilla, donde los patos de nuestras fuentes y parques se mueren de hambre, y los peces del alcázar se peelan entre ellos por un trozo de pan, pero eso no sale en las guías turísticas. No vende.

Deseo

El deseo no es tan malo como dicen, no es bajo ni mezquino ni ruin, es un hálito de dioses que tenemos entre los bolsillos y que podemos...