domingo, 3 de abril de 2011

Domingo de ceniza


No es que el miércoles así llamado haya pasado al domingo, sino que hay domingos que son buenos para barrer la ceniza que aparece por ahí, en libros cuyas páginas importaron ; hoy me he puesto a limpiar un armario buscando toallas de playa ,y he encontrado una caja aplastada llena de cedés de soul , recopilaciones de jazz baratos , todas las grabaciones de mis diez años de radio (resumidos en 6 cintas de cassettte , de varias emisoras , fechadas pero mal conservadas ) libros de varias épocas (desde el diccionario de latín de bachillerato hasta los más recientes de amigos escritores , se ve que me mudé a esta casa y dejé esa caja para abrirla un día de éstos , hay días de éstos que tardan en llegar casi dos años ) ;de repente he tomado conciencia de la cantidad de años que llevo ya navegando en este barco anchote de mástil corto y vela blanca que se ha vuelto crema , tirando a marrón según los ánimos.
Cuántas rachas y ventoleras , cuántas luchas y creencias que en su momento reinaban como absolutas , cuajadas de tópicos , de lágrimas y de cosas que quitaban el sueño.
Cuántas formas de crecer, cuánta música y cuántos sueños perdidos entre la bruma de un presente inmediato que más pronto que tarde se convirtió en pasado y como el pasado es ceniza , así vuelve un día para sorprenderte con cosas que fueron familiares.
Uff , qué de años,he pensado al ver esas cartas de Olga ,esos álbumes expoliados con huecos de fotos que se sacaron para ser mostradas y no volvieron , como cierta gente , como cierta parte de nosotros , que se va y no vuelve.
Ostras , una cinta de Charlie Zaa , de una época en que mi ex cuñada Narjisse le dio por escucharlo y me lo pasó como una infección ,lo tarareaba a todas horas.
Esa base dulzona de bolero sobre la que bailan las letras de amores mal pagados y corazones sangrantes me ha hecho bailar en la verbena de mi vida , en el pueblo que llevo dentro, plagado de fantasmas , donde siempre seré una muchacha eterna ;como en las canciones de Charlie Zaa, mi discurso siempre ha sido el mismo,en el fondo.
A patadas llené mi existencia de literatura y esperanzas , deseando que pasara algo mientras era yo quien pasaba a través de un túnel de bailarines de cartón piedra que me sonreían sin verme.
Y qué fuerte lo de la cinta Monstruo , recopilación de música de los ochenta que bailaba en mi cuarto pensando que me esperaba la felicidad en cuanto creciera lo suficiente , en cuanto estudiara lo suficiente , en cuanto "todo " pasara .
Estoy tan harta de las estafas que hoy he actuado con una precisión japonesa para hacer la foto que podéis ver; luego he llenado la bolsa de basura color violeta con olor a pino (los libros no ) y bajo el paraguas la he dejado en el contenedor .
A la vuelta , oyendo caer la lluvia, me he sentido liberada .
Dos o tres años más en este plan y seré una auténtica versión zen de esa joven eternamente enamorada que baila sin parar en la plaza del pueblo .
A por ello.


14 comentarios:

carmen dijo...

Qué tonta sería la vida sin ese cúmulo de sentimientos cambiantes que alimentan nuestro pensamiento y pintan de colores diferentes los días...
Ya ves, princesa, soy la primera hoy.

TORO SALVAJE dijo...

Yo no vuelvo al pasado ni loco.
No quiero saber nada de él.
Cuando lo hacía siempre acaba entristeciéndome.
Lo he tirado todo.
Recuerdos, objetos y personas.
Me he ido definitivamente.
Estoy mejor así.

Besos.

TriniReina dijo...

Mira, leyéndote, me alegro de haber sido tan "tiraora" como me dice mi marido. Poco tengo guardado del pasado, tres fotos de pequeá que le virlé a mi hermana (ella sí es guardadora) poca cosa más, tan poca, qu etengo que hacer memoria y no me apetece tan temprano.
Yo me pasé el día y la tarde sacando la ropa de "verano" re-planchandola y cambiándola de ubicación. Aquí sí que me encontré antiguallas, pero qué quieres, tengo el bolso tieso y hay que aprovecharla:):)

Besosssss

añil dijo...

Y anda que no sienta bien ver los espacios vacíos y limpitos en vez de tanto cachivache como guardamos.

un besito

mariajesusparadela dijo...

Pues yo debo ser un bichito raro: me encanta repasar cajones y aunque digo "tendría que tirar ésto", lo que hago es meter en sobres rotulados por fuera (para cuando me muera) "malos versos de juventud, Quemar" "Confidencial, cartas de amor. quemar" "recuerdos del pasado, quemar" "enviar a...".
Y me río pensando que, antes de quemar tendrán la terrible tentación de leer, para quemar después ¿y qué?.
Somos, hoy, aquello y ésto. Sin todo aquello, frustraciones incluídas, nunca hubiéramos llegado a ésto.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

No he podido ser espectador de todos esos bailes, pero sí de uno que nos ofrecías en este blor, al poco timpo de cambiarte de casa y la verdad, ne resultó muy agradabe verte en tu expresión más pasional.

Felices sueños... digo: felices bailes.

muerte.roja dijo...

Has hecho bien, yo lo hice y no hace mucho realmente.
El pasado en muchas ocasiones solo sirve para lamentarte porque todo lo pasado piensas que es mejor que lo tienes hoy. No es así nunca. Todos se marchan, todo se pierde en las brumas del olvido pero no debes olvidar que eres el Capitán de tu barco y no debes dejarlo hundir aunque de ves en cuando cruja la madera al zozobrar.
Ahí delante siempre hay momentos buenos por vivir siempre lo digo y al menos yo tengo la esperanza que sea así.
Un beso :)

Miguel Baquero dijo...

A mí me da envidia esa gente (dicen que la hay) que son capaces de mirar a su pasado con tranquilidad y una media sonrisa comprensiva

BB dijo...

No es fácil mirar al pasado, sin querer cambiar alguna que otra cosa, pero, el pasado es una parte de uno que siempre estará allí, aunque se la trate de borrar, de erradicar. Pienso que somos la creación a medio terminar, de nuestro pasado. Y seguiremos emparchando esa obra, bien o mal, con lo que tengamos, con lo que logremos o no, hoy.
Un abrazo fuerte
BB

iliamehoy dijo...

Estas acciones, nacen de un arrebato al que hay que agarrarse; duelen igual que una vez hecho, liberan. Porque a menudo el discernimiento se nos espesa, y nos hacemos cofrades del apego.
Una sonrisa

Elvira dijo...

¡Qué bien sientan esas limpiezas!!! Besos llenos de presente

Elysa dijo...

Conviene hacer limpieza de vez en cuando, para que entren aire nuevo y nos ventile las ideas.

Bien hecho.

Besos.

el chico de la consuelo dijo...

No puedo hablar porque sufro el síndrome de diógenes.Todo lo guardo.
Esta entrada tiene unas frases que me han parecido sensacionales para empezar una historia, pongo un par, pero podrían ser diez más:
"A patadas llené mi existencia de literatura y esperanzas , deseando que pasara algo... "
o esta...
"Hoy me he puesto a limpiar un armario buscando toallas de playa ,y he encontrado una caja aplastada llena de cedés de soul..."

Nómada planetario dijo...

Más de una caja anda por esos rincones a la espera de ser expoliada.
Besos de jueves tirando a cansado.

Qué se puede decir

Qué se puede decir a alguien cuando crees que ya lo has dicho todo??