lunes, 31 de octubre de 2011

Aprendiz

Estoy cansada de estar cansada ,de asesinar mi vida con mis manos, de verlo todo marrón oscuro casi negro;de sufrir esta vulnerabilidad que me está arrancando días como el viento quita los pétalos a las rosas; cansada de morir por adelantado para cobrar el descanso de un infierno que no existe; cansada de pensar y de creer falacias; cansada de mi peso y de mis búsquedas erróneas;estoy cansada de ser aprendiz, ahora quiero ser maestra .
Pero de esas maestras que nunca dejan de ser aprendices.
No sé si me explico ; yo creo que sí.

17 comentarios:

Francisco Espada dijo...

Ya sé, Reyes. Yo también quiero ser maestro del aprendizaje. Yo no estoy cansado, pero sí dolorido, muy dolorido; ahora se cambia el día soleado por nubes que amenazan y tengo a quien culpar de mi dolor, aunque tal vez sea mi dolor el que influye en la atmósfera y no viceversa. Besos.

Eastriver dijo...

Sí, sí, te explicas muy bien. Una maestra que, a la vez, no es discípula nunca es buena maestra. Pero para ello también se necesita mucho optimismo, ya sabes. Un besito.

Emilio Manuel dijo...

Reyes, te explicas, solo hay que proponérselo, solo una cosa, no se pueden subir peldaños sin asumir algún riesgo y responsabilidad.

Un abrazo.

Sue dijo...

A veces yo también me canso y me quedo arrinconada. No es miedo, es... no sé qué carajo es.

Un beso animoso.

¿Tengo que cambiar el nombre de tu Blog en mi columna paradisiaca? ...

Muerte roja dijo...

Reyes hija, esa es tu batalla en la vida, siempre te he conocido así y aunque no sea lo correcto decirte creo que no podrás cambiar porque esa es tu personalidad, pero sabes como eres y te lo tomas con humor, es eso precisamente lo que me gusta de ti que no escondes la realidad de la vida y te ríes de ella.

Espero que no se convierta en una carga porque no tiene que serlo.

Besitos y pasalo en grande esta noche con tu niña :)

ARO dijo...

Pues se te ve y se te lee maestra, y lo de ser maestra y aprendiz es el estado perfecto.

MariluzGH dijo...

Es que demasiadas veces nos obcecamos en el "puto" árbol y se nos olvida mirar el bosque, Reyes. No caigas (más) en ese error y pa'lante, que tú sabes hacerlo.

dos abrazos

Tracy dijo...

también ando muy, pero que muy cansada.

El Drac dijo...

Depende, hay aprendices como yo, que nunca aprenden . Un abrazo

mercedespinto dijo...

Ya lo creo que te explicas, a ti se te entiende todo a la perfección y a la primera.
Sabes, darse cuenta del cansancio es una buena manera de iniciar el cambio. Ánimo.

Elysa dijo...

Te explica, te explicas muy bien, se te entiende todo enseguida...

Ánimo, Reyes

Besitos

Genín dijo...

Se te entiende muy bien, creo que necesitas un chute de "reinvento" para dar un salto y seguir corriendo...
Besos y salud

mariajesusparadela dijo...

Aprendices, toda la vida. Y el día que dejemos de aprender, mejor nos dejamos morir.

TriniReina dijo...

Cuando se está cansada de el mismo camino, sólo cabe morir en el o tener un par de ovarios y emprender otro nuevo.

Sí, maestra de las buenas, las que no dejan de enseñar ni de aprende.

Besos

añil dijo...

Aprender siempre, a veces enseñar, pero las menos.

Un beso, reina.

NáN dijo...

Prueba a aprehender.

(necesitamos menos de lo que la gente piensa).

BB dijo...

Es que somos aprendices, mi querida amiga y, a veces, pienso que de lento aprendizaje. Recibimos el regalo de cada día y miramos hacia otro lado sin notar la maravilla. Nos lo pasamos teniendo pena por nosotros, buscando la tristeza, porque somos incapaces de reconocer la felicidad, cuando pasa a nuestro lado, aunque lleve prisa.
Si, seremos eternas aprendices, porque nos lo pasamos distraídas en clases, ocupadas en ser infelices.
Un abrazo, muy fuerte. mi niña.
BB

Qué se puede decir

Qué se puede decir a alguien cuando crees que ya lo has dicho todo??