viernes, 23 de agosto de 2013

Flor de verano


Esta tarde he visto una pobre flor roja entre una valla y una reja,saliendo toda orgullosa a pesar de la opresión y el inclemente verano.

Yo iba de camino al descampado desde donde se ve toda Sevilla,envuelta en una gomórrica luz de infierno,con su giraldita y su quinto centenario,el campo de girasoles ya todo destruido y nubes de polvo y cardos como gotas de ocre sobre el lienzo.

¿Para ? Para sacar la perra a hacer sus cositas,animalillo éste más doméstico que las bayetas porque enseguida se quiere volver,nada le llama la atención,salvo algún mirlo fanfarrón,pero ésos están a las siete de la mañana.

Los eucaliptos que sobrevivieron en mi barrio,por estar demasiado asalvajados,fluyen en este mar amarillo de la tarde chirriante y yo llevo en la cabeza,como un gorrito de agua,la imagen de una niña que nada en aguas cristalinas cerca de los acantilados,con delfines verdaderos a pocos metros y la sensación de libertad del mar abierto,o casi.

Otro milagro que hace posible el whassap;que en el ojo de un infierno pueda abrirse el mar como una ventana azul.

3 comentarios:

Tracy dijo...

Me he acordado de mi perra que en la tórrida Córdoba, cuando la sacaba a hacer sus cositas, quería volver corriendo a la casa y me miraba como diciendo " y esta loca, ¿pues no quiere quw pasee con la que está cayendo?"

Genín dijo...

pUES YA PRONTO TE VEO VoLANDO DE NUEVO, a la niña se le terminarán los baños pronto, de momento¿No?
¿O no vas a buscarla?
Besos y salud

Nieves dijo...

Yo también me fijo en los pequeños detalles, insignificantes para cualquier mortal, esa florecilla parece dar un hermoso toque natural a tanta polución "infernal"

Que bien está tu niña, mimetizada por completo en un mar en calma y con los delfines protegiéndola en la distancia.
Idílicas vacaciones!!!

Besos Reyecita :)

Mamá

Mamá es una desconocida que deambula por la casa, quitando el polvo , vaciando las cestas de la ropa sucia y de vez en cuando quejándose ...