domingo, 4 de agosto de 2013

Limpiezas




A veces me canso de vivir en el caos.

Entonces siento un regusto a confort,una necesidad de ser limpia y eficiente,y empiezo a tirar cosas polvorientas o que hace tiempo que están ahí,molestándome;un viejo cubo de fregona,los peluches sucios de la perra,las montañitas de juguetes con los que Selene ya no juega,las cosas chicas que suelen acumularse en los baños,cajas de cremas,horquillas,botes y más botes y la esponja que ya pide ser jubilada.

Tiro todo en bolsas que voy colgando de los pomos de las puertas,admirada por nuestro sistema de recogida de basuras y profundamente compasiva con los trabajadores de ese cuerpo,más útiles a la sociedad que otros muchos mejor considerados.

Y siento la energía de lo nuevo,lo que está por venir,la organización y el lustre.

Para enseguida,a las pocas horas,volver a empezar la tarea superviviente,la que rompe todo vínculo con las cosas y se preocupa tan sólo de pasar páginas,olvidando el bienestar que da la superficie diáfana,el cajón ordenado,la ventana limpia.


Vuelven los botes muy lentamente a ocupar espacios,el desparrame silente de cada día,la falta de tiempo que pone al olvido en su trono cotidiano,la flojera habitual,oh sí,la flojera de la vida que nos hace sucumbir a la acumulación y el descuido.






8 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

A eso llamamos vivir.

Sue dijo...

Por mi parte hace años que ya no guardo cosas y no paro de regalar, reciclar y tirar. Tampoco compro más de lo necesario.
En fin, que acumular cosas me agobia profundamente, así que te entiendo en ese punto.

Nieves dijo...

Yo solía hacerlo de vez en cuando, digo solía porque he aprendido, exactamente no sé como a no acumular, a desterrar de mi pensamiento cotidiano eso de " por si acaso, puede que me haga falta" estas frases dejé de utilizar, y cuando tengo algo que su futuro inmediato será "objeto acumulativo" o lo regalo, o lo tiro, según que objeto sea.

La vida en la que vivimos es así un continuo acumular...

Por cierto, como me gusta el naranja, al naranja de la sombrilla de la foto me refiero :D

Mil besos my friend!!!

Genín dijo...

jajajaja Es increíble la cantidad de cosas que tenemos en común :)
Besos y salud

Tracy dijo...

Es un vacia-llena constante.
¡Que hartazón!

añil dijo...

Tal cual.

Un beso

Francisco Espada dijo...

Dice el principio del vacío que, para que puedan entrar cosas nuevas en tu trastero, en tu casa o en tu vida, hace falta desprenderse de lo que ya no es útil.
Besos.

Salvador Navarro dijo...

No hay cosa más agotadora que apegarse a lo material

Verdades

Hay ateos bañándose en la sangre de Dios y creyentes que ya están en el infierno. Sé por qué beben tanto los poetas es porque no saben qu...