miércoles, 12 de marzo de 2014

Integrada

Hoy he aparcado en amarillo.
Ha sido a la entrada del centro deportivo,en un margen que supongo se deja para permitir mayor maniobrabilidad,aunque sin peligro para nadie ni obstaculizando salida alguna;
sin embargo,el bordillo era amarillo,amarillo canario,amarillo culpable.
Al pasar por las plazas del párking, a pie,me he regocijado interiormente ,hoy no lucho contra el desnivel,he pensado,hoy no sufro por falta de espacio patrás palante,hoy simplemente suelto el coche en la puerta y accedo a la escalera a patita.
Eso sí,en amarillo.
Después de treinta años aparcando correctamente, sin una sola vulneración de ley ni de placa ni de orden,
me he sentido rara.
Por fin soy como todos los demás.

6 comentarios:

Genín dijo...

jajaja si, ya eres una persona normal...
No sabia que volvías a tener coche, enhorabuena :)
Besos y salud

Emilio Manuel dijo...

¿Como dice ese refrán de mujer al volante?.... pues eso.

Dime machista, me lo merezco.

Saludos

virgi dijo...

Ja ja...yo te veo normal, pero con un plus que la mayoría no tenemos.
En serio.
Besitos

Reyes dijo...

Sí,querido Genín,hace dos meses...besos y salud.

Reyes dijo...

Emilio,no es machismo.
Yo también sé que las mujeres aparcamos y luego vamos andando hasta el bordillo.
Eso es algo muy natural.
Besos.

Reyes dijo...

Virgi,siempre tan amable.
El plus de qué será...extra-limón o doble de queso?
Jeje
besitos.

Mamá

Mamá es una desconocida que deambula por la casa, quitando el polvo , vaciando las cestas de la ropa sucia y de vez en cuando quejándose ...