miércoles, 30 de abril de 2014

Gilipollas




Si los gilipollas volaran
siempre estaría nublado.
Algunos seres humanos son tan extremadamanete gilipollas
cuando reclaman sus derechos
tan exagerados
tan circenses
tan amanerados
tan fuera de toda lógica
que sinceramente pienso que no merecen
obtener el fruto de ninguna lucha
sino más bien
empacharse con su propio gilipollismo
ahítos de soberbia con sus amargas babas
colgando de un cerebro inexistente.
Pero esto sólo es el punto de vista
de una pobre tabernera de papel y polvo fino
alguien con las uñas mordidas
y la espalda rota
que atiende y observa
observa y atiende
la cascada incesante de gilipollez diaria
que se repite como un Padrenuestro impenitente

5 comentarios:

Alguien más dijo...

Hay un cierto cabreo detrás de esta poesía? Jajaja lo has descrito perfectamente. Me encanta saber que la poesía sirve para otras sensaciones.
Un saludo

Genín dijo...

Al menos la tabernera logró un polvo fino... :)
Besos y salud

LA ZARZAMORA dijo...

Por eso, Reyes, lo mejor, es no saber rezar...
;-)
Besos.

Isabel dijo...

Muy bueno y cierto. Inútil luchar te darás contra un muro mil veces al día.
Visto lo visto me pregunto cómo nos puede ir mejor.
Buen consejo el de la zarzamora.

Abrazos y paciencia.

Salvador Navarro dijo...

Lo peor de todo es que esa especie abunda, querida Reyes

Cazorla (II)

A mediodía del 2 de junio de 1694,una gran tormenta, que sería conocida por las generaciones  cazorleñas posteriores como "e...