jueves, 25 de septiembre de 2014

Los otros nuestros

Hoy he pensado
en aquellos otros días
que eran para mí lo cotidiano.
Otros horarios
otra gente en mi vida
otra pequeña tabla de costumbres
otras mascotas y otro amor
en otro itinerario.
Hoy he pensado cómo fue
lo que importaba tanto
y ya no lo recuerdo;
lo que pasó son páginas de un libro
que cuando intentas releer
ya se ha borrado.

10 comentarios:

Genín dijo...

Considero que es una suerte, a mi no se me borra ni una página, y mira que lo intento a veces... :)
Besos y salud

Emilio Manuel dijo...

Siempre queda algo, salvo que se quiera olvidar o se tenga algún problema más gordo de salud mental.

Saludos

mariajesusparadela dijo...

Yo sé que de aquello te queda lo mejor.

Nieves dijo...

Pareces que estás en pleno proceso otoñal, ese que te hace hacer balances de los tiempos pasados y provocan ciertas melancolías que terminan pasando porque no creo que haya cosa mejor que disfrutar de un bonito aquí y ahora.

Mil besos Reyes :D

Nieves dijo...

PD: He leído tu comentario ahora...
Cuando quieras me pegas el toque y nos vemos, Me encantaría!!!

Salvador Navarro dijo...

Qué hermoso, Reyes! Qué capacidad de compartir vivencias individuales y hacerlas tan cercanas

Elvira dijo...

Mejor que se vaya borrando, si no, llevamos demasiada carga. Besos!

manolotel dijo...

Ejercicio de nostalgia que podría suscribir casi cualquiera en casi cualquier otoño y que casi duele.

Un pequeño gran poema que transmite y emociona por su profunda sencillez (valga el oxímoron).

Un besote, amiga

Isabel dijo...

¡Qué cierto! Y que hermoso lo dices.
Blog de invierno veo. Es bonito.
Abrazos

virgi dijo...

¡Qué bien lo dices! Yo tengo un par de libros de ésos.
Besos y besos (pa' todos, no te olvides, incluyendo los canes)

Verdades

Hay ateos bañándose en la sangre de Dios y creyentes que ya están en el infierno. Sé por qué beben tanto los poetas es porque no saben qu...