lunes, 9 de marzo de 2015

Modo apagado

Bastará con menos ansiedades

con más horas de sueños celestones

de los que brincan al aire con su pupila azul

bastará con tragarse el presente como el precioso regalo

que nunca terminamos de sacar de la caja

y luego conformarse

y luego darse un beso

y más tarde reclinar la mejilla en un cojín

forrado de pájaros de seda.

Por la ventana abierta

los verdaderos pájaros de campo

moviendo con sus alas el viento de la tarde

y mi cerebro en paz

como una campanilla

que por fin alguien dejó de agitar

sólo para pedir cosas estúpidas.

2 comentarios:

Genín dijo...

Mientras estés en paz, genial... :)
Besos y salud

mariajesusparadela dijo...

Y con reminiscencias de romántico...(¿su pupila azul?)

Qué se puede decir

Qué se puede decir a alguien cuando crees que ya lo has dicho todo??