jueves, 16 de julio de 2015

Había una vez un psiquiatra...






...que curaba a las mujeres depresivas tocándolas y metiéndoles un cuarto y mitad en la consulta o en su propia casa,el tío machote.

Sin importarle que al no ser dueñas de sus emociones,tampoco lo eran de su coño en tan delicados momentos,sin contar con el abuso de autoridad que supone erigirse en seductor en relaciones médico-paciente.

A día de hoy, para respetar la presunción de inocencia,yo no me metería en esto hasta saber la verdad,que aunque nos guste decir que la acaba sabiendo un juez,no lo tengo yo muy claro.

Un datito sí que es que cada vez salgan más testimonios de víctimas en el conocido efecto serpentín,cuando una denuncia,ya se atreven las demás.

Ya se verá y se tiene que ver lo que pase al final con el reputado psiquiatra sevillano acusado por muchos dedos femeninos con carácter retroactivo, entre ellos incluso alguna aristócrata de depresivo linaje como Matilde Solís.

Lo que me molesta de veras es la reacción de una parte de la sociedad ante la noticia.

Esta tarde he leído comentarios de un cromañón en prensa digital indignado porque estos delitos supuestos ya fueron sobreseídos en su momento,y habla el batracio de feminazis y de sociatas que arrastran por el lodo el honor de un buen cristiano,para acabar con un " y además mujeres"....

como cuando Machado dijo aquello de "Y Sevilla" como dejándolo para el final,la guinda,énfasis acabado en signo de admiración que no me apetece poner aquí,en verdad ya al añadir " y además mujeres" ya no hace falta poner nada más,criaturas histéricas mal folladas que en el siglo pasado precisaban mantas de palos o botes de sales y ahora mire usted,les sobra un ramillete de redes sociales y una buena abogada para poner en apuros a un cabrón de los de toda la vida,los de misa semanal y catecismo.

Y que estos fenómenos cutres o su sola idea no despierten una prudente repulsión,sino que además se defina todo como falsario porque procede de "mujeres",me cansa hasta límites de lipotimia espiritual o hígado enfermo.

Y yo que pensaba que desde lo del sufragio ya éramos todo evolución.

Valiente ilusa.

4 comentarios:

Genín dijo...

Si se les hubiesen quitado las neuras con un buen polvo -o varios- no estarian denunciando, lo de menos es el tema moral, lo demás es que si estaban depres y encima las malfolló, el daño es muy superior al normal y las dejó mucho peor de lo que estaban antes del follaje, espero que reciba el castigo que se merece el galeno, y ellas, espero que tuvieran suerte y encontraran un noble y sabio cimbel que supiera hacer su trabajo... :)
Besos y salud

Isabel dijo...

Pues anda que no queda nada todavía. Mira el número de mujeres muertas sólo en este verano que llevamos. No avanzamos con la rapidez que queremos, aunque no hay que rendirse nunca.
Abrazos.

Isabel dijo...

No avanzamos con la rapidez que queremos en nuestra corta vida. Aún queda y hay que seguir luchando día a día.
Besos.

NáN dijo...

pues yo creo que a este "pájaro" lo han pillado por fin. Aunque la bandada de gaviotas y charranes sigue casi sin ser rozada. Lo interesante, por novedoso, de este caso es que puede crear perpejidad entre los poderosos, por ambas partes "son de los nuestros". Ya solo el hecho de que una parte esté formada por "mujeres" marca la diferencia... para el grupo asesino, no para el nuestro.

Mamá

Mamá es una desconocida que deambula por la casa, quitando el polvo , vaciando las cestas de la ropa sucia y de vez en cuando quejándose ...