miércoles, 15 de julio de 2015

Romance de la cestita




Oiga,señora vecina

no se muera todavía

que la tarde viene lenta

pero llena de poesía.

Por los montes verdes bajan

cientos de palabras lindas

que iluminan las seseras

y quizá también la mía.

Aquel día de verano

que zumbaban las avispas

me tocó usted en la puerta

y me dejó una cestita

con todo lo necesario

para pasar bien el día.

Con el tomillo y la menta

una caja de cerillas

para prender en mi mente

miles de palabras lindas.

Aunque hayamos discutido

por unas cuentas vencidas

no me deje así charlando

hay cosas que no se olvidan

ábrame usted esa puerta

hoy traigo yo la cestita.

Ya que no quiere usted abrir

me marcho,vendré otro día;

sólo pediré un favor

no se muera todavía

que el futuro viene lento

mas cargado de poesía.



(He querido hacer un homenaje fantaseado a un poema del autor cubano Nicolás Guillén,que muchos conocerán;" Ay señora mi vecina se me murió la gallina..." que leí de pequeña y me encantaba por su plasticidad doméstica.
También me pasó con los lagartos llorones de Lorca.
Y con tantos otros.)

3 comentarios:

Genín dijo...

Pues te ha quedado mas que genial!!!
Besos y salud

Rayén dijo...

El futuro viene lento y cargado de poesía... pues si es así que llegue pronto.
Bella poesía.
Abrazos.

Tracy dijo...

Muy chulo!!!

Cazorla (II)

A mediodía del 2 de junio de 1694,una gran tormenta, que sería conocida por las generaciones  cazorleñas posteriores como "e...