jueves, 28 de julio de 2016

Bricolaje

Hoy crearemos una mujer rara.
Así que necesitaremos;
-Un par de carretes de hilo negro para coser tristezas.
-Una escalera de mano para subir y bajar las emociones.
-Un poco de pintura blanca para simular la luna.
-Una infancia apenas superada  sobre una ventana de madera abierta al mar, con una trenza larga y unas gafas feas.
-Un montón de folios con dietas.
-Una caja de besos de tamaño medio, sin exagerar, (las mujeres raras no aman tanto el romance).
-Un folleto de publicidad de la paciencia.
-Unas cuantas metas inalcanzables con su caja de cerillas para quemarlas.
-Un montón de libros importantes (para ser olvidados después).
-Un poco de cemento para sobrevivir al cinismo constante  que mata los corazones puros.
-Un carajo de goma que se pueda fotocopiar para enviarlo cuando sea menester.
-Un deseo de tranquilidad que jamás se cumpla.(como aquietar el mar, o que haya paz en el mundo).
-Un polvo cada dos semanas, de los premeditados, o en su defecto, un par de copas de vino.
-Unas piernas que hayan deseado correr mundo pero sean sólo habitantes de supermercado.
-Una voz que diga y no exclame.
-Una vela para encender en el momento más desolado.
----
Con todo ello, haremos un esquema, y lo desmontaremos después.
Quizá la próxima vez haya más suerte, nos diremos mientras colocamos las piezas en la encimera, con la esperanza de intentarlo de nuevo pronto, un día de éstos, quizá mañana por la mañana.

2 comentarios:

Sue dijo...

PRECIOSO

Bernardo L. de la Cruz dijo...

No sé si le salió rara; en cualquier caso sería peor que le saliera rana.
Para aquello delas dos semanas puede llamarme, y llevaré un Cebralín.

Algo se romperá (Crisis)

Algo se romperá entre nosotros cuando ya no piense como tú, cuando entiendas que lo que tanto te importa se me da una higa, cuando nos dé co...