domingo, 12 de noviembre de 2017

Cazorla (I)

Al monte le salió un pueblo en el costado. Poco a poco fue creciendo a través del río que suena cantarín por todas partes.Las flores se agarraban a donde podían y la hiedra se acostaba en los rincones de húmeda piedra. Como todos los lugares encantados,el pueblo tuvo sus secretos y sus desgracias,y todas quedaron en la memoria de la piedra.
Todavía hoy quedan forasteros como yo que abren la boca y no la pueden cerrar porque no sabían que este sitio que vimos en los cuentos pudiera existir de verdad.
Se llama Cazorla y está ahí desde 1231.




3 comentarios:

Tracy dijo...

Corroboro tus palabras por si fueran poco tus magníficas fotos.
Un abrazo.

Genín dijo...

No he estado nunca... :(
Besos y salud

Isabel dijo...

Sí que es bonita y tu descripción más.
Abrazos.

La búsqueda de la felicidad

Dani era lo que era, sin más adornos, pero a partir de cierta edad comenzó a sentir en su interior algo que bullía como lava, sin que jamás ...