jueves, 10 de diciembre de 2009

Por mí




Empiezo un post cabreado, desengañado y triste .
Lo sé , la vida es ésta y queda para este lado , al otro el río suena raro y extranjero , nadie piensa en vadearlo para curiosear , aunque yo, debo confesar , lo pienso a menudo .
Por miedo a que mi boca se llene de hormigas como está la boca de los muertos , ( y esto son palabras de un personaje de Yerma ) , no diré que me quejo, porque seguramente no tengo derecho .
Pero hoy ha sido uno de esos días en el que los temperamentos "melancólicos , " aquejados de fiebres tifoideas , poesías y otros delirios, se vuelven más sombríos si cabe , aunque sea de puertas para adentro, en el saloncito oscuro donde late el corazón.
El puto dinero es una fuente de vida , aunque el pensamiento vital bienintencionado marca Acme o Disney nos haya hecho creer lo contrario a las princesas de clase media que aprendimos a llevar un carro de supermercado antes que a besar , pero mil años antes .
Siempre pensamos que las personas son importantes, al menos aquéllos que escribimos , o los que no deseamos de ninguna de las maneras la más cruel de las alienaciones como forma de vida , y sin embargo he aquí la cuestión .
Tener o no tener , trabajar o no hacerlo, pertenecer a los que producen o ser clasificada con un sello en el culo , alimentado con dos petis suisse desde la más tierna infancia en aquella cultura del bienestar , el perro de Flandes, la tele en color y una tarde entera comprando galletas de mantequilla en el Hipercor , que no quedaba tan cutre como ahora .
Educados en la necesidad de ganarse la vida , los perros llevamos el trineo con cuerdas demasiado tensas ,aunque ya no nos importa el hueso.
Esta tarde , en Carrefour , con el pelo sucio escondido tras un pañuelo , pensé en un ejercicio tipo Moore; de hecho pensaba proponerlo a los blogueros de pro que por aquí se acercan , ( quizá para que no se acerquen mucho más, la Reyes se está volviendo loca de pobre, pobrecita , con lo bien que escribe ) , y consiste en entrar en un Carrefour con 50 céntimos en el bolsillo, lo justo para coger un carro .
Luego ponerse a pasear por los pasillos , mirando las cosas que no se pueden comprar , y a ser posible sin haber comido nada en todo el día ;
con hambre suele apetecer todo , desde la gula del norte hasta el solomillo pasando por agua de coco en lata ( la última monería que me he comprado ) o el Isostar azul falsificado en graciosas botellas de plástico .
No importa si es mentira , si tenemos suficiente dinero en la cuenta del banco como para comprar las bragas de la gerente si nos da la gana , hay que vivirlo creyéndoselo , con una moneda física metida en la ranura y nada más.
Yo lo he hecho y me he sentido como un emigrante de patera que llegara a una playa llena de cosas fuera de su alcance, y de hecho es así, que los que llegan vivos , si hace buen tiempo, descubren sitios de veraneo donde otros seres humanos los miran como a extraterrestres , o curiosidades que arrastra la marea (manatíes, ballenas, senegaleses ). Está clarísimo que hay una línea delimitando el poderío de quien no tiene y de quien tiene .
De quien consume y de quien no lo puede hacer.
Está muy claro que el dinero es una fuente de vida , porque no hay vida sin dinero y sin dinero no hay vida .
Y hoy me casco los dientes con el canto rodado de mi desilusión y me miro sangrar , de una forma tan abyecta y delicada al mismo tiempo, como si matara un pajarillo inocente,soy una paloma que atrapa el pico de una rapaz.
Esto no es cachondeo, lo juro; este mediodía , sobre el cielo azul limpísimo ,volaba un halcón en círculos por encima de mi casa ; suele llamarme la atención todo lo que el cielo surca , (una empieza a ser vieja, qué se le va a hacer ) y ya me había fijado en este pájaro días atrás.
Hoy , mientras aparcaba, lo vi lanzarse en picado contra el suelo desde muy arriba .
La siguiente escena fue la siguiente ;
en el árbol de enfrente, en una de las ramas más altas , estaba el halcón desplumando cuidadosamente a su víctima, una tórtola cuyas plumas grises han volado hasta mi patio , en una macabra y poética lluvia mortuoria.
No hace falta decir que la niña y yo nos hemos quedado un rato contemplando el almuerzo del ave , por otra parte bellísimo ;
como nunca habíamos visto nada parecido, he comprendido muy bien la metáfora de la paloma y el halcón, los tópicos sobre su poderío inclemente, su buena vista , etc . y la indefensión de quien estaba en el campo picoteando inocente cuando le sorprende la muerte porque otro lo decide.
(por favor, nada de tararear aquella canción de ... Pablo Abraira ?? Ofúf ).
El caso es que este documental en vivo sólo reafirma mi teoría de que en realidad , nada se puede hacer ; el que caza sabe lo que tiene que hacer , y el que ha de perecer, perece.
Relacionar esto con el sistema donde perder el trabajo ( y con ello la vida que lleva aparejada ) resulta inevitable , ha sido inmediato y con ello tengo bastante para pensar un mes entero.
Volveré pasado ese tiempo de reflexión , puesto que he de pensar cómo ganarme la vida a partir de ahora.
Espero que no tengáis que recoger mis plumas de vuestros patios , pero de ser así, tampoco importaría.
Y es que ya lo dije al principio;
éste es un post desesperanzado, desengañado y triste .

10 comentarios:

carmen dijo...

Anda princesa, parece que nos hemos puesto de acuerdo con el dinero como protagonista...
Lo de sentirte emigrante de patera no es tan real, estás lejos, como lo estoy yo, y aunque escriba claro y contundente sé de mis limitaciones.
Aunque alguna vez añoro ser revolucionaria...

Teresa, la de la ventana dijo...

La lucidez es muy jodida, Reyes... Y tú te has parado a pensar y has visto lo fina que es la línea que separa el mundo en los que tienen y los que no.

Yo sí que creo que todo eso es mucho más real de lo que la mayor parte del tiempo pensamos...

Fran dijo...

Tan sólo te comento ante tan desgarrador post lo de siempre. Aunque estés entre los que no tengan, mirarás un horizonte otro día, suficiente para vivir con tu trabajo y mientras, detrás de cada línea, unas dosis de cariño que son difíciles de tener, te alimentarán, aunque hoy no te sirvan, aunque hoy no te tirvan ni las mías.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Tremendo post amiga... Me quedé enganchado desde un principio. Paso a desearte además, un buen fin de semana.

Saludos y un abrazo.

Bárbara dijo...

Y por qué será que sacas toda ese gracejo que tienes cuando te sientes así? Mañana mismo pruebo lo del Carrefour (lo del pañuelo es necesario?). Se arreglará, Reyes, levantarás el vuelo. Besitos.

virgi dijo...

Todos perdemos plumas y luego nos salen otras más hermosas y brillantes.
Besitos, encanto

sue dijo...

Poderoso caballero es don dinero y maldita la hora en que alguien le dio ese título. ¿Caballero? ¿de qué?

El águila se come a la tórtola, el político se ríe del ciudadano, el empresario explota al empleado, el rey mata de hambre a su pueblo (que ahora es ya un país), el niño humilla a su profesor, el ignorante prohíbe adoptar niños a los homosexuales, el periodista miente...

Pero no estés triste, porque a pesar de todo tienes algo valioso. Varias cosas: toda tu (y lo que escribes. Belleza pura) y a tu niña.

¿Qué más se puede venir? El dinero va y viene. U know.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

No sé si tengo derecho a comentar esta especie de vaiveneo vitae, con flecos de exquisitez... creo que no, permaneceré en silencio leyéndote.

Besos.

JAO dijo...

Hola Reyes.
Bienvenida al club de los buscavidas.
No hay que desesperar y siempre que se pueda hay que disfrutar. Luego... ¡¡que nos quiten lo bailao!!
Animaté y no te agobies, que ese es uno de los estados peores para el ser humano.
Que el mundo es injusto y está lleno de cabrones, ya lo sabemos, pero seamos edonistas, aunque también revolucionarios o contestatarios o tocapelotas, pero no nos olvidemos nunca del placer de estar vivo y de poder contarlo.
Besos.
PD: Me asombro de lo positivo que estoy hoy. Eso es bueno... sobre todo para mi.
Más besos.

Reyes Uve dijo...

GRACIAS , estos comentarios vuestros , todos y cada uno de ellos , he de pasar a leerlos de vez en cuando porque me animan , más que una pastilla , más que una tapita de jamón , más que ninguna otra cosa de las que ahora pueda tener a mi alcance.
BESOS A TODOS .

Mamá

Mamá es una desconocida que deambula por la casa, quitando el polvo , vaciando las cestas de la ropa sucia y de vez en cuando quejándose ...