domingo, 27 de diciembre de 2009

Baja el telón


Garrapateo, leo, muevo los papeles , cae la noche , la lluvia se ha ido.
Baja un par de grados la temperatura, tengo la espalda como una alcayata de a quince, aunque no espere clavarme en ningún muro.
Oigo en la Ser el programa de Iker Jiménez y el viejo rollo de la sensación de compañía en las habitaciones me provoca insomnio , justamente hoy que no sopla el temporal , y a pesar del frío, las perras podrán dormir tranquilas.
Se suponía que yo también , pero no.
En Cuarto Milenio preguntan a unos jóvenes colaboradores cuál ha sido el momento más impactante del año en su trabajo, y uno de ellos responde que cuando estuvieron en el piso de Daniel el Kum, estilista famoso que se arrojó al vacío huyendo de un fuego que supuestamente provocó él mismo.
"Olor a quemado, eso es lo que más me impresionó", dice el joven periodista, eso y que en noches anteriores el Kum había estado soñando que se quemaba, enredado en una paranoia que muchos relacionan con que ya no tenía más trabajo en TV .
Veía cables ardiendo donde no había nada , eso dijeron los vecinos.
Bueno.
Era famoso por trabajar en "Supermodelo" del canal Cuatro ,y se supone que tenía problemas mentales;fácil imaginar el frágil universo de quien vive de la imagen , gente inclinada al suicidio , dados a saltar por el balcón de madrugada con su perro en brazos, recibiendo a la muerte asustados y desnudos después de haber vestido las mejores marcas.
Como personaje literario, un caramelo .
Pero resulta que quince días más tarde , un bailarín de Fama , otro programa de Cuatro,de nombre Adrián Herrero, 26 años de edad , abandona esta vida en raras circunstancias.
No se sabe la causa de la muerte , pero había dejado la tele tiempo antes, hastiado de la mecánica del programa , de los ejecutivos y de las audiencias .
Posiblemente , (porque la familia ha guardado silencio ) se suicidara también.
Me ha sorprendido leer una carta de despedida que publicó en una red social y que todavía se puede leer en internet .
Quizá el párrafo final lo resume todo;
"Espero que este mundo no siga escogiendo entre los cuatro valores impuestos vendidos a granel con el objetivo de masificar ,agrupar a las personas como moscas en sociedad y vuelva a buscar la particularidad tan rica y de belleza natural inherente al ser humano .
Es una elección , porque ahí radica el sentido verdadero de la libertad.
Siempre dije que no tenía miedo a la muerte , siempre dije que mi mayor miedo era la pérdida de la libertad.
Y en este mundo me estoy asfixiando ya de sentirla cerca".

Aunque me he enterado de todo esto esta noche , porque no estoy al tanto de las noticias y menos de las de la tele,( cuyos personajes me parecen infumables, en su mayoría) , no he podido evitar tener una de esas ideas grandilocuentes que los ingenuos tenemos a veces en la soledad desvelada.
Me he imaginado a un ejecutivo en su despacho de Madrid, sentado sobre dos muertos , sin la más mínima sombra de culpa , consultando los índices de audiencia y maquinando nuevos muñecos,concursos de talentos para humillar gente , formatos importados de realitys para encajar en las retinas de los espectadores, mierda sobre mierda para atrapar el pájaro azul del éxito , cuyo criterio se hace cada vez más surrealista .
En el camino, esos juguetes rotos que también eran personas , y los que estamos al otro lado , masticando productos que atentan contra la salud mental y el buen criterio , sin darnos cuenta de nada .
Y me ha parecido un mundo peligroso.
Quizá Iker Jiménez debería mandar a uno de sus reporteros a investigar si el canal en el que trabaja está gafado;si las manos negras son excesivamente duras;
quizá los medios de Incomunicación arrastren más cadáveres que las guerras.
Cómo vamos a saberlo, nosotros, que nos creemos libres porque tenemos un mando a distancia en la mano.

(En la foto, Adrián Herrero ).

10 comentarios:

NáN dijo...

Bien dicho. La perdición del hombre no ha sido la TV, sino el mando a distancia.

De lo otro, pensemos en los empleados de la compañía francesa de TV que fue privatizada y llevan 25 suicidos en un año. O en mi empresa, con 4 o 5 mujeres en baja por depresión por motivos laborales. Por poner unos ejemplos.

Los ejecutivos tampoco son intocables. Me llamó la atención un programa en que entrevistaba a varios homeless de Nueva York que habían sido tiburones de la gran empresa. De los que los viernes salían en su limusina a beber champán francés.

Eso sí, en la Primera Depresión, cuando jugaban con "su" dinero, se lanzaban por la ventana. En esta última, como jugaban con el dinero, el trabajo y las compras de otros, se han quedado en su casa tranquilamente. (Esto lo contaba muy bien El Roto en un chiste).Que se lo pregunte al de Air-Cuentet.

Araceli Esteves dijo...

Cuánta razón tienes, amiga Reyes. Más mierda parece imposible, pero sigue cayendo delante de nuestros ojos sin que parezca importar a los que se lucran con la bazofia.La miseria humana es lo que más vende.

Fran dijo...

Claro que es verdad y como dice Araceli, más mierda imposible en esas madrugadas de tu insomnio con el mando a distancia.

Pero a mi me gustaría poderte escribir un día: hola, amiga de ese bar abierto por ti en la madrugada por mí en la amanecida; un bar, Reyes, que no tuviera televisión. La vida está llena de cosas decepcionantes, pero a mi todavía hay algunas que me producen aspavimiento de otro género.

Dame el mando, apaga la tele, cabreate conmigo pero por mucha razón que tengas, prefiero tus post con versos a corazón abierto, con besos amplios y diversos.

Quiero que no tengas razón en lo que escribes, que no se mate el supermodelo del canal cuatro, que no tengas más personajes con sabor a caramelo.

Quiero ya, sólo un beso y que te vayas a dormir de una puñetera vez.

BB dijo...

De acuerdo con Fran, ojalá no tuvieras razón
en lo que dices, que las cosas no sean tan
amargas como pintan, que te llenes el corazón
de versos hermosos y nos los cuentes, querida
Reyes. Nos volveremos niños, otra vez, no
crees? aunque sea por estos días, que siempre
son de fantasia.
Un beso
BB

sue dijo...

Un libro mejor que la tele, y mucho mejores tus post.
No conocía esas historias de suicidios, aunque conozco otras de otras personas. Siempre he sentido una curiosidad tremenda por los suicidas, me parecen personas muy valientes (aunque la mayoría digan lo contrario, que son cobardes por no enfrentarse a la vida). Yo, en ocasiones, también he tenido ganas de acabar con todo, pero nunca he tenido valor y supongo que siempre me convencen la curiosidad y la esperanza.

En nuestro mundo civilizado y libre el suicidio se da más a menudo de lo que pensamos y mucho más de lo que quisiéramos. La poca calidad de vida tiene la culpa.
Desde que nacemos nos meten en una vorágine de competitividad y consumo de la que ya nunca escapamos, a no ser que cambiemos radicalmente de vida. Hay corazones que lo llevan muy bien, otro regular y otros muy mal. Y hay corazones que no pueden llevarlo de ninguna forma.

En fin, Reyes, que vivas unas fiestas estupendas (a pesar de la dieta) y que esos programas oscuros no te roben la luz.

Un beso.

Isabel dijo...

El sensacionalismo busca confundirte, alienarte, mantenerte en la insatisfación y el miedo.
Todo lo bueno y nuevo está dentro y esto sale mejor sin tele que contamina. Con un buen libro, con una buena música. Con la compañía de los que te quieren.
Te estoy escribiendo y pienso qué puñetas hago dando consejos, bueno uno más: tira el mando a la basura.

Besos

Reyes Uve dijo...

NÁN ;
Tienes razón ,olvidaba que los suicidios son más frecuentes de lo que pensamos , sobre todo en ámbitos laborales.
Y además son silenciados , no sea que la gente se ponga a pensar .
Lo de Air Comet me parece tremendo, acaba de salir una chica con bebé de tres meses que sigue en el aeropuerto.
Es pa coger al tío ése y soltarlo allí, qué poca vergüenza.
Por cierto, felicidades porque creo que has pasado una Nochebuena de lo más tranquila y placentera.
ARACELI
así es , lo malo es que no tiene arreglo, me parece.bESITOS.
FRAN
tienes razón , a ver cuando coño , con perdón , puedo volver a dormir como lo hacía antes ...debe ser el desorden navideño, el temporal, los cuernos y la madre que me parió .
Te espero en el bar .
Un beso.
BB
no hay nada más cierto que hay que seguir adelante , sobrevivir y sonreír , y para ello es mucho más recomendable ausentarse de ciertos mecanismos del mundo exerior , al menos lo que tenga que ver con el entretenimiento , todo aquello que se pueda evitar .
Besos, BB.
SUE
a mí también me fascinan los que han sido capaces de apagar la luz cuando sienten que han llegado al límite, pero en el caso de la gente joven , ´me da mucha pena porque cuántas veces hemos pensado en hacerlo (yo creo que cualquiera con dos dedos de frente lo ha deseado alguna vez) para luego darnos cuenta de que NADA era tan grave , que las cosas pasan y que de las batallas nos han de quedar muescas , para ...no sé mu bien para qué , para cumplir un mini destino, para escribir un libro, para alumbrar un niño , para iluminar a otros, no sé .
Renunciar ,es lo último, creo.
Te deseo las mejores fiestas también .
ISABEL
me encantan tus consejos .
Así que no te cortes.
MIL BESOS .

Miguel Baquero dijo...

Me han dejado impresionado estas historias, que no conocía. Émotivo el fragmento de la nota de Adrián, aunque viéndole en la foto que has puesto, con esa pose tan marketiniana, parece uno más de los triunfitos y famositos amortizabes y recambiables que pululan por la televisión. Sin embargo, tenía una extraordinaria sensibilidad, quién lo iba a pensar en producción...

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Tú que te quejas tanto, sabes aquella de "cuentan de un sabio que un día...", pues no te quejes tanto que das una cochina envidia... Ay, quien recogiera lo que tú no valoras.

Uno y mil besos, a tu elección.

Reyes Uve dijo...

MIGUEL , yo tampoco lo sabía , ya ves.
En producción teneís el corazón muy duro, pero los directivos son peores todavía.
Jeje.
Un beso.
JUAN
de potra he visto estos comentarios , y de repente veo que has dejado muchos , en cada entrada antigua , así que voy a contestarte a todos.
Ahora a ver si corregimos eso de no valorar mis empanadas.
Besos.

Cazorla (II)

A mediodía del 2 de junio de 1694,una gran tormenta, que sería conocida por las generaciones  cazorleñas posteriores como "e...