miércoles, 9 de diciembre de 2009

Veintiún años


Hoy ha hecho veintiún años que murió mi abuelo materno.
Si digo ese número en voz alta , no me lo creo ni yo .Pero debe ser verdad que ya hace ese tiempo que llegué a casa con mis piernas jóvenes y mi melena rizada , feliz de besos del Carlos , que solía despedirme con honores en la parada del bus , después de haber pasado la tarde dando vueltas por la feria del Libro Antiguo de Sevilla, en la mano un número de Trece de Nieve dedicado a Lorca , que él me había comprado en una de las casetas .
Debe ser verdad que hace ese tiempo que abracé a mi abuela , que lloraba desconsolada en el sofá ; no sabía qué decirle , así que sólo le dije "Abrázame " .
El abuelo se ha muerto, me dijo.
Era Diciembre y yo confiaba en la poesía, que no tenía palabras para eso ; era un día nublado que podía atravesarse con una vela encendida , que anunciaba la Navidad con sus días mágicos.
Hace veintiún años que la casa empezó a resquebrajarse por uno de sus rincones más alegres , la parte del abuelo que siempre hablaba alto , el abuelo de pómulos marcados a quien ni siquiera una guerra pudo convertir en viejo ;
el abuelo que me explicó qué significaba la nostalgia ;
la primera persona que lloró con algo escrito por mí , y con ese gesto no sabía que me marcaba para siempre ;
el abuelo que cantó con Pepe Pinto y que estuvo de pie casi todos los días de su vida , alternando el arte con la vida , como suele ocurrir por aquí abajo .
Veintiún años de un día blanco que nos dejó cegados a todos por un tiempo, hasta que la vida siguió y todo eso.76 años que parecían 34 , y no exagero .
Hoy mi abuela tampoco está en el sofá , y yo he dado demasiados tumbos ; pero aun así , veintiún años me parecen demasiados casi para cualquier cosa.

11 comentarios:

☼El Rincón del Relax☼ *Beatriz* dijo...

Siempre un placer pasar a visitarte, aun no sea tan seguido como mereces, pero no dispongo del tiempo que desearía.

Recibe un relajante y enérgico abrazo de luz para tu ser.

Beatriz

NáN dijo...

Te felicito por haber tenido un abuelo que vivió de pie.

21 es tres veces siete. Un buen número pra recordar.

Fran dijo...

Bello recuerdo a tu abuelo. Nunca abandones a los viejos. Pueden ser felices en pleno sufrimiento hasta en la oscuridad.

Un intento de beso

Araceli Esteves dijo...

Esa huella que dejó en ti, no la borran ni 21 años ni 221. Felicidades por ese abuelo que seguro que de alguna forma vive en ti.

añil dijo...

Es mucho tiempo, es cierto, pero no el suficiente como para que la huella de un gran hombre se pierda. Seguro que lo fué.

Un beso.

Raúl dijo...

Para ciertas intimidades, 21 años son todo un abismo.

BB dijo...

Para los cariños que nos dejan huellas imborrables, no existe la distancia del
tiempo, se convierten en parte de nuestro
andar, imprescindibles.
Hermoso homenaje a quien se ama.
Un beso
BB

virgi dijo...

¡Qué bonito, Reyes!
Me hubiera gustado disfrutar así de algún abuelo, pero por cosas de la vida, no pudo ser. De veras, me ha encantado y emocionado.
Besos, artista

Miguel Baquero dijo...

Solo puedo decirte que celebro que disfrutes de tan buenos recuerdos y que eso de que "era un día nublado que podía atravesarse con una vela encendida", pues en tu línea de siempre.

Un abrazo

Sheila dijo...

Acabas de recordarme que hace 33 que se fue el mío, puede que todos estos años hayan
pasado y parezcan pocos, puede que en realidad nunca me dejara...

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Intuyo que te dejó una bonita herencia.

Besos

Mamá

Mamá es una desconocida que deambula por la casa, quitando el polvo , vaciando las cestas de la ropa sucia y de vez en cuando quejándose ...