sábado, 12 de marzo de 2011

Lo que las chicas creen


Me ha conmovido esta mañana sentirla tan cerca , contándome sus penas como si fueran un juego ; con el mismo tono de voz con el que vende por teléfono me contaba que no puede parar de llorar y que por eso ha estado faltando al trabajo estos días.
Fue una de las primeras que conocí , en el metro alguna vez viajamos juntas , recuerdo que pensaba "qué chica tan rara" , frágil pero dura al mismo tiempo, con cara de gallega , arranques catalanes y deje andaluz con un punto nasal que la hacían parecer más pequeña; fue una de estas personas con las que enseguida no quieres tener nada que ver fuera del trabajo, de no ser porque esto a mí me pasa a menudo en los empleos.
Me recordaba en su físico a mi amiga de infancia C. que estaba medio tarada y era así, una chica a la que han dejado tirada al poco de nacer, no abandonada en el sentido estricto de la palabra ,pero a su suerte , lo que las hace arrastrar esa fragilidad como un gesto de por vida.
No sé si me explico ; en las canciones de los Urquijo salen estas chicas , chicas urbanas que van seguras de sí mismas pero tienen un cartel de derribo en el nivel interior .
Por aquel tiempo , lejano ya, (hace cuatro meses) supe que estaba casada y que tenía una niña pequeña ; me pareció demasiado joven para todo eso, sólo veintiún años y ya subida a esos trenes.
Pero no sé , cada uno tiene una estrella y trata de seguirla.
Tampoco lo pensé mucho más .
Y hoy me contaba que no para de llorar porque se ha divorciado ; su marido , al que acabé conociendo ( porque trabajaba en el mismo sitio) , sale a menudo por la noche , está agobiado , quiere dejarlo .
Ella se ha ido a casa de sus padres , la casa común se la quedará el banco próximamente , un naufragio en toda regla.
Yo sólo puedo decirle a ella que su tesoro es la niña, su hija , que no piense en nada más ; le compro una palmera de chocolate porque ridículamente conmovida, al ver esos ojos rojos que no entienden nada , quisiera endulzar este momento de su vida .
Fíjate que hasta tuve ganas de ir a hablar con el chico, proponerle una tregua, tío, no la dejes ahora , la niña es muy pequeña, ya lo harás más adelante , yo qué sé, como una hermana mayor patética y proteccionista , pero es que yo sé que sólo tú la puedes salvar ahora ; que no se sienta triste mientras cría un hijo, por favor, eso es básico para el futuro de tu niña, mira que sé de lo que hablo.
Yo sé bien cuánto amarga un amor no correspondido, sé cómo te jode un naufragio cuando estás amarrada al palo mayor mirando la tormenta sin saber muy bien por qué o cómo llegaste ahí; ridículamente conmovida, he sentido por ella una ola de ternura , un deseo de decirle las cosas que no debe hacer y aquéllas otras de las que nunca se arrepentirá.
Pero no he dicho nada fuera de los tópicos habituales ; la veo en sus veintipocos años , enamorada de ese marido joven que volverá y se irá , quizá muchas veces; quisiera decirle , nena , no dés marcha atrás , ya sé que lo quieres , ya sé que es muy guapo , ya sé que creías que tenías un hogar , pero nada de eso vale una mierda, todo eso no es más que una idea, tú vales más que una idea, verdad?
Las personas tenemos tendencia a creer que las relaciones son una guinda en el pastel , las chicas sobre todo creen que serán felices , lo creen en serio y se casan jóvenes y tienen bebés como en las películas.
Esto es lo que las chicas creen.
Cómo hacerle entender esto a una joven que sólo piensa en esa falsa felicidad que compramos mentalmente como se compra una droga rápida, sin hacerse preguntas .
Cuesta muchos años apreciar el confort (que no conformismo ) de saber estar sola, aprender a disfrutarse , y no todo el mundo lo desea ni tiene por qué llegar ahí , aunque siempre he pensado que un poquito de educación emocional /sentimental nos vendría de perlas a todos los humanos y en especial a las mujeres ,porque no se puede desear el bien que se desconoce .
Me han soplado que las relaciones con su madre no son buenas( los Daily Express de los ambientes laborales , ya sabéis cómo son ) , y entonces he entendido que en efecto las cosas serán como me temo ;la cosa es que me ha dolido mucho verla así y atreverme a intuir su futuro con un velo de tristeza autoelegida al ver en el suelo los trozos de sus sueños rotos.
No he podido evitar preguntarme qué clase de madre tendrá .
¿La ayudará con esto, o la hundirá más todavía?
"Bueno, si necesitas hablar, llámame ; y piensa en tu niña" -le he dicho , repugnantemente distante .
Las dos sabemos que no me llamará .
Ella pasará el fin de semana pendiente del teléfono móvil mientras cambia pañales;
y yo sorprendida, casi pasmada , ante lo duro que me golpean ciertas historias ajenas.
Al final va a ser que tengo corazón .
Aleluya!!!

15 comentarios:

añil dijo...

Una historia tremenda aunque demasiado habitual, por desgracia.
Algunas situaciones nos dan en plena linea de flotación, pero los salvavidas son personales e intransferibles, cada cual fabrica el suyo a su medida. Creo que lo único en estos casos es dar todo el cariño posible y escuchar sin prisa.

Un beso, reina

TORO SALVAJE dijo...

Muchos náufragos Reyes.
De todo tipo e intensidad.
Quizás si, quizás nos falte educación emocional.

Yo no conozco a esa chica pero sé que va a sufrir mucho y me jode que sea así aunque no la conozca.

Quizás también tengo corazón.

Besos.

TriniReina dijo...

Pues sí que se le presenta difícil. Desde la distancia que dan los años, yo le diría que diera un portazo e hiciera cuenta nueva, porque lo que se agrieta, ya a lo más que puede aspirar es a romperse. También sé que aunque su madre fuese la virgen María, el regreso a la casa materna será traumático, porque ya no se sentirá de ni de aquí ni de allí.
En fin un naufragio en toda regla, con olas y palos y, si hay una hijo de por medio, sin cicatrización que valga...

Besos Reyes Corazón:):)

mariajesusparadela dijo...

Y lo peor es que nadie aprende en cabeza ajena , cuando hay sentimientos por medio. Y, mucho me temo que seguirá sin aprender, durante mucho tiempo, lo que es la libertad, aunque se gane su pan y el de su hija.
Educación. Cada vez más.
Qué precioso post, Reyes. Qué buen retrato. De ella y de ti.

iliamehoy dijo...

Y tal vez lo más triste, es que tendrá que pasarlo, dure lo que dure, no siendo justo, pero tan real como que la felicidad no existe, aunque insiste por ser. y tu palmera de chocolate puede paecer un gesto, pero es todo un despligue de afectos que la envuelven a pesar de su derrumbe interior.
Un abrazo y una sonrisa

Dorothy dijo...

No se me ocurre nada más desilusionante que una nila creciendo en un hogar triste. Por desgracia hay tantas historias como ésta...
Qué bien contada.

Nieves LM dijo...

Pobre mujer, duele su historia.
Dudabas de que tenías corazón Reyes? ummm no me lo creo, creo que es al revés que lo tienes muy grande y generoso. Besos.

muerte.roja dijo...

Un momento muy triste el de dar termino a una historia de amor como creo que habrá sido pero los finales siempre son así, desgarradores, quizás tarden en dar por terminada su historia hasta que alguno de los dos encuentre sustituto y al final la pequeña será la verdadera sufridora de la historia.

Si la cosa va mal hay que darla por finalizada cuanto antes porque si se alarga terminarán con el corazón roto y el el alma seca de tanta lágrima derramada.
Pero nadie escarmienta por cabeza ajena y siempre se piensa que puede funcionar que todo se arreglara y bueno puede que así sea ,no se...

Tu Reyes le has ayudado mucho la has escuchado y ha tenido una persona a la que contar lo que le ahoga, eso es algo que hoy en día es digno de alabar. Eres muy buena persona no hace falta que lo diga.

Elysa dijo...

¿Como es posible que dudes de que tienes corazón?
Si así fuera no estarías escribiendo aquí, creo que tienes demasiado corazón.

Besos

NáN dijo...

Fíjate que si esta fuera la primera y única entrada de tu blog, tendrías derecho al título de Blog de Utilidad Pública Máxima.

Deberían leer la entrada en todas las aulas con adolescentes.

Y si la entrada es buena de principio a fin, la frase "todo eso no es más que una idea, tú vales más que una idea, verdad?" sería para grafitearla.

¿Qué aprenden las chicas y los chicos? Y él, pobrecito, se siente "agobiado". No necesitamos un Ministerio de la Igualdad. Lo que necesitamos es una brigada policial, integrada por matones, que visite a los chicos en estos casos y les digan "Ven paquí, chaval, que te vas a enterar de qué es eso de agobiarte y abandonar a su suerte el barco que creasteis".

Pero muy matones.

Elvira dijo...

¿Por qué ridículamente conmovida? Conmovida, sin más. Pues claro que tienes corazón, se te sale por las costuras, querida Reyes. Lo que pasa que la lucidez es dura, y a veces nos protegemos como podemos.

Besos (me he reído con el comentario de NáN, que tiene toda la razón)

virgi dijo...

Corazón, Reyes querida, corazón tienes en exceso.
Y lucidez, ídem. Lo sabía cuando te leía, lo confirmé al encontrarnos.
Ya sólo me falta que encuentres el sitio que te está esperando, para seguir con mis "confirmaciones".
Un abrazo, eres un sol, una luna y montón de estrellas.

El Drac dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Drac dijo...

Ciertamente que estas historias duelen y duelen porque son personas que tienen bien cimentada su escala de valores y aman de verdad, forman un hogar con la seriedad que se atribuye a las cosas cuando se ama de verdad; el asunto está en que mientras por un lado habemos padres que formamos a nuestros hijos para que se comporten consecuentemente con el corazón y con buenos sentimeintos; hay padres que hacen vía educación y con su propio ejemplo exactamente lo contrario; de allí que se sucedan este tipo de parejas tan disímiles; una mención aparte precisan los hijos que son criados en ambientes conflictivos que se hacen adultos necesitando pareja y/o totalmente desaprensivops para con ellas. En fin creo que tenemos que uniformar las cosas, o todos somos golfos y nos dedicamos a las bacanales y perversiones y desvíos; o empezamos TODOS a sembrar valores y principios en nuestros hijos, pero debemos ser todos para que nadie salga lastimado. Un fuerte abrazo

Sue dijo...

Tanto rol, tanto rol mira lo que trae. Tanto creerse cuentos.

Un post precioso que no deja de ser triste porque lo que cuenta es asquerosamente real, aunque con un niño de por medio todo sea mucho más dulce.

Si no me doliera esta cabezota resacosa (si es que ya no estoy para estos trotes, joder) quizás me atreviera a escribir algo más, pero me duele.
Además, tú ya lo has dicho todo muy bien, querida Reyes.

Besos.

Qué se puede decir

Qué se puede decir a alguien cuando crees que ya lo has dicho todo??