martes, 15 de marzo de 2011

El bollo de leche (texto sobre amor con punto al Serrat)


Después de estar todo el día a dieta hiperproteica, se ha hecho de noche en mi corazón y también en el patio.
Y me lo he cargado todo.
Cuántas veces habré pensado en ti sabiendo que era inútil, como los cardos que crecen a los lados del camino ; también los cardos pueden ser los mensajeros de buenas noticias, siempre lo consideré así.
Experta en cardos, puede ser un buen título para mi vida amorosa.
El amor es un sentimiento absurdo en las ciudades , pero cuando cae la noche es difícil engañarse a uno mismo; por eso yo, después de estar todo el día ingiriendo proteínas para cargarme los riñones, a última hora de la noche me quedo mirando ese bollo de leche que yace solitario en su funda de plástico ; uno que se salvó de la merienda de seres más tiernos y afortunados .
Y sin pensarlo decido cubrir mi corazón con ese manto de besos que no llegarán , porque de llegar dejarían tras de sí un reguero de cardos pisoteados , más repetidos que la pelusa y totalmente insultantes para cualquier personaje de novela rosa que se precie ; el bollo de leche se deja abrir con un cuchillo blando y muere sonriendo mientras la nata de spray , ésa que suele echarse sobre las fresas cuando no hay nada mejor , lo inunda en un orgasmo repentino, el mismo que siento yo mientras me dejo abrazar por quien no puede abrazarme.
Engullo, está buenísimo , como si un ángel me hubiera dado a probar su néctar , y eso que es repostería envasada .
Pero claro, al lado de las proteínas puras parece un bocado maravillloso .
Cuando saco la leche del frigorífico , el guionista de esta peli me gasta una broma ;la fecha de caducidad del cartón es la de mi cumpleaños.
Sonrío, sé que para entonces no habré perdido ni un par de kilos, porque tengo la mala costumbre de caer bajo dulces lluvias de tentaciones ,porque los tiempos pasados en estado de sacrificio me parecen desiertos insalvables, aunque sólo hayan durado nanosegundos, nanolatidos , nanosoledades como las que se derivan de los nanopolvos, como los besos mentirosos de tu boca inmediata y egoísta.
Hoy las proteínas y las flores nublaron el mejor órgano sexual que poseo , la tapadera, y al final preferí el dulce hidrato plastificado.
No hay tanta diferencia y aunque culpable , me siento mejor que de haber ido de excursión mendicante a obtener un poco de amor.
Así pues, viva la nata de spray .
Y allá ellos, los sembradores de cardos , príncipes de la esterilidad .
Como dije no hace mucho, cada uno tiene una estrella y hace bien en tratar de seguirla.
A los que habéis creído que me leeríais algo de amor, aquí os dejo a Serrat para compensar un poco la visita.
Maravillosa canción , eh?

16 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Esta canción me gusta mucho.
Me emociona.

Los bollos no.

Besos Reyes.

mariajesusparadela dijo...

Pues sí que hemos leído de amor. Mal que nos pese.

(Dicen que también ayuda el chocolate).

Allek dijo...

Que tal..! después de un tiempo de ausencia paso a saludarte!
te dejo un fuerte abrazo!

añil dijo...

Me estoy poniendo mala. Con la sequía que llevo en en temas de "caprichos gastronómicos". Hasta el chocolate a desaparecido de mi vida.

Menos mal que nos queda Serrat.


Un beso

TriniReina dijo...

Prefiero a Serrat que la nata; me cae fatal al estómago. En cambio, el chocolate, es el sucedáneo que utilizo:):) Cada uno encuentra el amor donde le apetece o le dejan:):):)

Ay, Reyes, qué vamos a hacer contigo:)

Besosssss

Sue dijo...

Canción de redoble.

Yo no soy muy de dulce, pero los bollos de leche sí me gustan. Y las medias noches. Y los croisant. No están demasiado dulces (nada empalagosos) y si quiero los relleno con miel, mermelada o jamón serrano.

(Joder qué hambre me estoy provocando)

Del amor hace cada uno su metáfora, y puede ser un bollo o una hostia bien dada en plena cara. ¿Aprendemos por el camino? Dicen que sí. Yo creo que poco o nada. Aún así hay que seguir caminando y lo haremos solo si mantenemos el amor más importante de todos: el amor propio.

"El amor es un sentimiento absurdo en las ciudades, pero cuando cae la noche es difícil engañarse a uno mismo" (...) ¡Qué maravilla!

Un beso desde el cadalso, que acaba de iluminarse con el amor y la luz de tu Blog.

Elvira dijo...

Yo he hecho dietas de esas en las que no te puedes dar ni un gusto, y la verdad... pues sigo con unos kilos de más. Y no me paso con la comida, pero a veces con los años el metabolismo se vuelve más lento.

Mejor el bollo de leche que un mal "amor".

Besos

Isabel dijo...

Es que donde se ponga un bollo de leche o una onza de chocolate o una torta de Ines Rosales...

Con la que está cayendo bien hacemos en guardar calorias, por si...

Besos dulces

iliamehoy dijo...

A mi, Serrat me sirve para casi todo.... incluso para quererme un poquito.
Una sonrisa

muerte.roja dijo...

Después de tu retiro al desierto llegas llena de amor y ternura.
Supongo que amor llega las mayorías de las veces bajo el manto de la noche. Es extremadamente hermoso todo lo que cuentas y si... Yo me sentaría a tu lado compartiendo la noche, recordando momentos en los que nos sentimos amados.
¿Puedo coger uno de esos bollos?

Lo importante es amar, el no ser correspondido es parte de la emoción y suspense.

iris dijo...

Tranquila, no te sientas culpable, es normal que caigas ante la tentación de la nata y el bollo de leche, pero no tires la toalla, sigue intentandolo,es bueno que estés pendiente a tu cuerpo, pero también es bueno que te dés un capricho (de vez en cuando)...ya sabes, como dice Serrat :"esas pequeñas cosas" que nos hacen felices. Besos preciosa.

Alice se perdió dijo...

Hola, Reyes. Yo hace tiempo que tiré la toalla con esto de la dieta: llegué a la conclusión de que no me compensaba tanta penuria. Los primeros meses fui víctima de un terrible efecto rebote: después de pasarme un año a dieta sin almidón, un buen día abrí la veda del pan y la pasta y no volví a mirar atrás. Supongo que ya estoy estabilizada en mi peso y lo mejor de todo es que, desde que no estoy castrada, me siento mucho más feliz que antes. Es también triste la relación que estableces entre el hambre de hidratos de carbono y los pinchazos de los cardos del amor, pero es cierta. Ahora, te digo una cosa... si no puedes convertir los cardos en jazmines, ¿por qué no sucumbir a un pan de leche industrial preñado de nata en spray sin sentimiento de culpa?

Nieves LM dijo...

ay Reyes te noto triste, lo mismo es por la dieta, a mí me deprimen muchísimo. No es malo darse una alegría de dulces de vez en cuando, a falta de otras. Muchos besos.

Elysa dijo...

Yo primero le doy a lo salado y a continuación al chocolate ¿tengo arreglo? ¿qué significa esto en cuestiones de amor? Como siempre no aclaro nada.

Besos

Nómada planetario dijo...

Me recuerda todo esto que ando pasado de kilos, la rodilla fastidiada y la bici cogiendo polvo. Un plan.
Disfruta de esos bollitos tan ricos.
Un abrazo.

Dorothy dijo...

¡Viva la nata en espray!
¡Larga vida a la nata en espray!
Las víctimas de la dieta hiperproteica estamos contigo.

Deseo

El deseo no es tan malo como dicen, no es bajo ni mezquino ni ruin, es un hálito de dioses que tenemos entre los bolsillos y que podemos...