miércoles, 25 de mayo de 2011

Cuando yo tenía (poema en el metro de Sevilla)


Cuando yo tenía algo
(juventud, orgullo , esperanzas)
me costaba dar un paso al frente
todo lo ponía en duda
revisaba las esquinas de aquéllos que decían
que las ideologías no eran importantes
dejaba pasar los inviernos
como funcionarios grises de corbata
aunque dejaba anónimos en todas las solapas ;
era yo tan indecisa
tan pura como arcilla
bienpensante
sin pulir ,como las piedras desprendidas
aunque luego llega el mar y las transforma
no en un día ni dos
en cuarenta años
cincuenta mil mareas
una tras otra
así fui rodando siempre
hasta que ahora me di cuenta
o fue ayer, quizá , no sé a qué hora
que ya no tengo nada
ni juventud ni orgullo
ni ganas de estar sola en mi desierto
por no tener
ya no tengo ni miedo ;
más bien quiero salir
sentarme en los bancos de los parques
fundirme con la nada de los otros
para que ellos sientan que algo somos.
Lo haré también por mí
y por la niña
por esa chica del metro que va leyendo
basurillas en tocho tipo Anne Rice
lo haré por ese hombre con peluca
demasiado pelirroja en su discreta cabeza
que igual conserva valores como fósiles
creyendo que el mundo es ordenado y fértil;
por todos los esclavos que no saben que lo son
y por todos los piratas
que navegan los mares egoístas
aunque ellos a mí no me dieran ni agua;
lo haré porque sé hablar
porque estoy viva
porque la piel es mi bandera
y mi corazón la fuerza
que ha tirado de mí en estos años
sin que haya tenido que poner nunca
el cartel de "En ruinas " en la puerta.
Estuve abandonada, sí
porque tenía demasiados prejuicios
y demasiado miedo
y demasiadas dudas.
Pero siempre creí.
Ayer mismo fue, no sé a qué hora,
sentí que ya no tengo nada
y esa nada
me hace libre
como un poco de viento que acaricia
las copas de los árboles;
me he declarado por fin materia viva
y viva estoy y estaré a partir de ahora.

15 comentarios:

virgi dijo...

Y yo aquí leyéndote y aplaudiéndote.
Y orgullosa de haberte hecho esa foto mirando al mar, al mar que te hablaba de lejos con el rumor de la sal, los peces, las olas y las algas.
Al mar que ya te sentía viva a pesar de la distancia, mientras lo mirabas sobre las plantas y el horizonte.
Te abrazo más que fuerte.

Elysa dijo...

Que así sea Reyes, que así sea y lo sigas proclamando alto y claro.

Besos

TORO SALVAJE dijo...

Admiro que te sientas tan viva.
Me sentí identificado hasta más o menos la mitad del poema.
Ahí me quedé y te vi volar en los siguientes versos.

Me alegro por ti.

Besos.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Toda una declaración programática, compa Reyes; y me gusta que emanen de ella vitalidad y ganas: buen camino, bueno...

Un fuerte abrazo y seguimos trasteando.

mariajesusparadela dijo...

La segunda parte del poema, esa que toro no comparte, está en la foto: no hay más que ampliarla y ver que el brillo de esos ojos es el mismo que descubrí un día en los ojos de una niña que estaba alimentándose de su madre.
Mira tu las dos fotos y dime que me equivoco ( si te atreves).
Y, donde hay una mirada niña, hay fuerza pra luchar, ya, de una santa vez, asumiendo y sin esperar nada de nadie, tomando el toro por los cuernos y luchando cuerpo a cuerpo, sabiendo que venceremos.
Como tu sabes.

jose rasero dijo...

Tengo que cojer el metro de Sevilla... ¡cómo cunde!... seguro que anda habitado por duendes con musho age (y mucho duende, valga la rebundundancia)

Besos, guapa!

Elvira dijo...

¡Qué hermoso, chiquilla! Besos y aplausos

iris dijo...

¡UAUUUUU! Es una sensación muy fuerte esa de sentirse materia viva y fundirse con el paisaje. Recuerda ese momento siempre que necesites sentirte libre. Un beso , quiero que sepas que eres una de mis escritoras favoritas.

Isabel dijo...

Estupenda sensación: no sentir miedo y fundirse en la nada de los otros.
Seguro te ha salido de un tirón.

Besos

añil dijo...

Eso que "tenías" no era realmente importante, lo que tienes sí.

Un beso, linda.

Sue dijo...

Vaya, creo que me deja comentar wow! Por fin.

A ver, que ya he olvidado lo que quería decir...emm, que sí, que yo también te aplaudo y que hay que seguir pensando que este desastre que hemos permitido TODOS tiene solución. Y que es un poema muy bello.
Me gusta que no tengas miedo, eso es lo mejor que nos puede pasar.
Sin miedo se vive mejor.

Oye, que no sabía que Sevilla tenía metro...

Guay!

Besos.

muerte roja dijo...

Me quedo con esa última frase "no tengo nada y esa nada me hace libre"
Cuando se medita esta frase se siente la libertar del comienzo como si tu propia historia renaciera. No se si me explico, el caso es que igual que pareces animarte cada día al leerte me animas a mi a intentarlo de nuevo a seguir adelante.

Un beso Reyes, no decaigas :)

E. C. Pedro dijo...

Pues en mi primer comentario en este blog delcaro que es cierto que ni la libertad, ni la vida, ni gran cosa se da sin un poco de decisión. No siempre funciona, pero para encontrar hay antes que estar buscando.

Saludos.

genestel dijo...

Realmente precioso... me hace reflexionar tanto!!

Un besote!

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Me imagino en un banco de un parque, con mi soledad limitando con la de la persona que lo comparte conmigo... con la ilusión de los dos de que estamos acompañados... ¡serás malaje!

Beso, de todas maneras.

Mamá

Mamá es una desconocida que deambula por la casa, quitando el polvo , vaciando las cestas de la ropa sucia y de vez en cuando quejándose ...