sábado, 3 de diciembre de 2011

Gatos de porcelana

Ahora que soy vieja,y que junto a las paredes de mi casa transcurre una juventud que me parece feroz,cultivo el arte de la esperanza como otros cultivan orquídeas;no es amarga la vida ni siquiera para los viejos,esto quien alguna vez la amó lo sabe;de joven pensaba que sería un horror perder la lozanía y las ganas,pero resultó que nunca las perdí.
De joven vi cómo se iban algunas compañeras ,tragadas por su propias pesadillas, y en la tapa del ataúd sólo quedaban cabellos como quedan en los sumideros;me prometí a mí misma que alentaría la esperanza hasta el último de mis suspiros,contra toda lógica y toda predicción.
Y me dediqué a amar;no sólo amé a los perros y a los caballos, amé a las mujeres que lloran en su cama todas las noches, a los niños cuyo dolor pasa invisible frente a los ojos de los adultos que no olvidaron su propio dolor ;amé a mis amigas enjauladas que creían que eran felices,amé a mi madre que saltaba a la comba en el patio a los cincuenta y muchísimos y a mi padre cuyo primer cigarrillo fue aplastado por la mano de su abuela en un callejón de Sevilla;amé a mi tío Juan que se fue de este barrio sin poder amar su propio cuerpo;amé al pequeño Abraham que me gritó esa frase"Mira,prima, mira qué fuerte soy" cuatro días antes de morir;amé todos los deseos que tuve desde que nací;ositos ,muñecas, esponjosos patitos de verdad, el helicóptero de mi hermano ,las galletas de mantequilla y la pipa donde fumaba mi abuelo.
Amé a la niña que un día me regaló la luna sin apenas merecerlo.
Amé el chocolate,el café,los días de lluvia, mi voz sonando aun sin decir nada importante.
También amé a los hombres;un bombero; un afilador;un mozo de almacén que soñaba en inglés con subtítulos; un príncipe moro que se hacía barquitos con mis cartas de amor;un explorador que triscaba entre los coños como las cabras de Heidi y me olvidaba antes de cruzar la esquina;un ingeniero de minas;un músico que al caminar le sonaban en los pies los trocitos de su corazón roto,(aunque éste último me rechazó,todo hay que decirlo).
Ésos fueron los tiempos en que convertí mi vida en un cancionero,porque tarareaba de continuo,desde el alba hasta la noche;con el pianillo y las partituras entonaba cualquier música que me hiciera soñar ,y vibraba entre las piernas con el más mínimo estímulo.
Ahora que soy vieja no he cambiado mucho;mi corazón ha perdido algo de ritmo porque la verdad ,ha rodado cuestas y colinas , andenes de estación y desiertos.
Pero sé que el tiempo no puede matarnos;sé que sigo siendo yo.
Cada noche ,cuando los motores de los coches tuneados hacen temblar las paredes de mi casa,entono aquellas canciones guarras y la cosa se anima tanto que entran en celo mis gatos de porcelana.

...
Ésta es la última aportación a un concurso que nos ha dado a muchos enormes alegrías, además de amigos ;creí que sería más breve pero es lo que me ha salido y al final ha sido un texto duro para mí porque han salido cosas que no pensaba;dejadme además que dedique al texto a la organizadora ,María Jesús ,por su empuje estalactito o estalagmito ,ya no me acuerdo, que al final nos ha hecho a todos esforzarnos gota a gota para componer estas obritas blogueras;besos y suerte para todos).

29 comentarios:

Paqui dijo...

Reyes, qué grande eres, como persona y como escritora.Te deseo lo mejor en la vida y en el concurso. Estoy segura de una cosa. en ambos brillarás porque emanas luz. Un beso

ana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ana dijo...

Simplemente decirte que Paqui tiene razón, eres muy grande y parece que todos lo vemos y tu no lo ves. Todo lo que escribes me llega muy dentro porque eres un poco como yo, te entiendo y me llegas hoy mucho más porque he conocido un poco más de ti a través de tu vida derramada en letras. Y nada, que te quiero.

Borré el comentario anterior porque me equivoqué.

Maripaz Brugos dijo...

Reyes, que precioidad!! uff, me apasionan tus escritos, me trasmites un mundo de sensaciones como en remolino, que me atrapan el álma.
Jamás el páso del tiempo, ni la dureza de la vida podrá con la persona que sabe amar y dar amor. Lo has descrito de una manera bellíima.

atrildoblaje dijo...

Estoy orgulloso de ti.

Genín dijo...

Vaya, te ha brotado como un torrente, solo tenias que conducir sus aguas, a lo que al final ha resultado un remanso de paz, al menos, yo lo quiero ver así, para ti, y lo has hecho con maestria...
Suerte.
Besos y salud

Emilio Manuel dijo...

Como digo en la entrada que tengo hoy publicada, estás alimentando al lobo que está lleno de amor y compasión.

Un abrazo.

añil dijo...

Os felicito a ambas, a Maria Jesus por su empuje y a tí por tu obra.

Un beso

mariajesusparadela dijo...

El día en que decidas hacer tu propio libro, dejándote ir, como tu sabes, haremos cola en las librerías.
Una cola más larga que la del paro.
Gracias por la dedicatoria, pero en tu caso, no tengo mérito alguno.

mercedespinto dijo...

La “juventud” es un talante ante la vida, un estado mental; nada tiene que ver con los años sumados, sino más bien con la capacidad de amar. Es verdad, el tiempo no puede matarnos, pero sí el desamor, y a cualquier edad.
Me alegra de haber “competido” contigo en este concurso de amigos, y haber disfrutado tus sabrosos textos.
Un abrazo y mucha suerte.

Tracy dijo...

Un texto duro pero extraordinario, lo he llorado mucho, pero al final quedé bien, seguramente lo necesitaba.

NáN dijo...

Decía Gil de Biedma:

En la vida solo hay tres etapas interesantes: infancia, juventud y vejez. Entre la segunda y la tercera, lo más interesante que te puede pasar es una grupi.

Le doy la razón. (Y yo soy viejo de verdad, no como tú... pero cobro el paro y antes de que se termine cobraré la jubilación: eso ayuda mucho).

NáN dijo...

¡¡¡¿grupi?!!! ¿En qué estaría yo pensando?

gripe

Nieves dijo...

Una magnifica aportación llena de tu sabiduria y esencia.

Mucha suerte en el concurso!!

Besitos Mil :)

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Pues, como uno es lineal y sin esmaltes, sólo puedo decir en voz alta lo que pienso cuando te leo: ¡Chapó!

Besos, genia genial.

Jose Vte. dijo...

Mafnífico retrato el que has hecho de tu vida, lleno de añoranza anunque también hay algo de amargura por lo que se deja atras, incluidas personas.
Como siempre te sales, Reyes, tu manera de contar las cosas, tus vivencias, llegan profundamente. Eres buena de verdad.

Te deseo mucha suerte y te doy un fuerte abrazo.

Encarni dijo...

Fijate que si no es por estos concursos ni siquierta te hubiera conocido, o lo mismo hubiera tardado más en encontrarte, después, gracias a Ana, te conocí personalmente y gracias a tus escritos como éste te voy conociendo mejor como persona y como escritora. Una participación estupenda, con la sal y la pimienta de la vida ni más ni menos.

Un abrazo fuerte, y mucha suerte.

iris dijo...

Me ha gustado mucho el texto, me ha encantado ese recorrido nostálgico y la reafirmación de que aunque seamos viejas seguimos siendo la misma persona. Besos y muchísima suerte.

yraya dijo...

Preciosa entrada para el concurso de Paradela.
Suerte y un abrazo

Isabel dijo...

Y tú ¿qué quieres ser de mayor?

Sin serlo ya lo bordas.

Abrazos.

BB dijo...

Siempre un placer leerte, Reyes y es además, un entrar a hurtadillas en tu intimidad, descubrirte y admirarte.
Besos
BB

Montserrat Sala dijo...

Hola Reyes, Ya pronto no vas a necesitar quien te de animos de aquellos que hacen levantar a un muerto, porque escribiendo, como la haces, vas a recibir muchos, agasajos y parabienes
Deseo. no equivocarme, y te envio una fuerte abrazo

Elysa dijo...

Reyes ¡¡¡precioso!!! es realmente emocionante y enriquezedor leerte. Ponte a ello en serio, como dice mariajesusparadela: la cola sería más larga que la del paro...

Besitos

alma dijo...

Es para repetir :) Hay que volver sobre él y leerlo en voz alta. Me gusta mucho. Un abrazo y mucha suerte

La Zarzamora dijo...

Suerte en el concurso, Reyes.
Me atrevo a comentarte, vengo de lo de Sue y Ana.

Qué frágiles son esos gatos de porcelana que siguen maullando y nos arañaron el alma.
Besos.

Ana dijo...

Qué buena apuesta hiciste aquel día...amar sobre todas las cosas. No cejes en tu intento.

Enhorabuena por la entrada.

virgi dijo...

¡¡¡Esta es mi chica!!!
La que sé que lo conseguirá más pronto o más tarde. Reyes, que escribe con todo lo que tiene y nos toca el corazoncito.
Un abrazo, cielo. Grande.

Sue dijo...

Me ha encantado, qué más puedo decir.
Qué suerte que ames tu voz, que la ame la prota del relato. A mi me gustaría amarla un poco más pero sobre todo me gusta leerte cuando te pones así, en plan "lo que salga".

Joder, qué maravilla.

Besos.

Mercedes dijo...

Reyes, solo he leído tus entradas para el concurso de Paradela…Pero me pido vez en la cola, en esa larga cola que doblará las esquinas para comprar el libro que seguro publicarás.

Cuanto me gusta como escribes!.

Un abrazo.

Mamá

Mamá es una desconocida que deambula por la casa, quitando el polvo , vaciando las cestas de la ropa sucia y de vez en cuando quejándose ...