martes, 6 de marzo de 2012

El maravilloso mundo que cambia tanto (Pierre Dukan).

Leo con estupor y maravilla cómo Pierre Dukan,el famoso dietista millonario por la dieta del salvado de avena y proteínas,reflexiona y opina sobre la necesidad de que las mujeres no pierdan las curvas,y se expresa ampliamente sobre el crimen antinatural que supone que así haya sido.
Dice el reportaje que esto está molestando a mucha gente que ha hecho su dieta perdiendo hasta más de treinta kilos, en algunos casos.
Confieso que no entiendo por qué se arma revuelo,yo creo que el Dukan es muy inteligente;hice su dieta el año pasado y perdí unos cinco o seis kilos en un tiempo récord pero destrozó para siempre mi idilio con el salmón ahumado;además supe lo que era el estreñimiento,(yo que diarreo fácil tanto en palabras como ideas pasando por lo más obvio),aunque se me puso la piel de puta madre con tanto pescado y carne.
Sin embargo...
Me di cuenta de que algo no iba bien una noche en que como Homer Simpson sobre los donuts,me sorprendí metiéndome a paletadas en la boca los macarrones que le habían sobrado a Selene,con un mono de hidratos que no se lo saltaba ni la familia Montoya al completo.
Y la dejé,un poco asustada.
Al cabo de unos meses lo volví a intentar,(aunque Dukan también dice expresamente en el libro que no hay que hacerla más de una vez en la vida) esta vez con un resultado psicológicamente desastroso.
El 16 de Octubre,cuando me torturaba con más ideas peregrinas como estudiar para las oposiciones de Justicia,sufrí mi primer ataque de ansiedad.
¿De quién es la culpa?
Nadie más que yo ignoró la recomendación del tío de que su dieta no era para mí,perfil psíquico sensible,sobrepeso de 9 kilos aproximadamente,mujer en tratos ya con una menopausia temprana( se puede decir "menopausia joven?"Porque así consuela bastante)y además ansiosa por sobrecarga en la red.
En ningún momento me sentí estafada porque me preocupé de leer el libro antes de ponerme a la tarea y decidí ignorarlo,y como yo millones de dukanianos ;Dukan explica claramente que es una dieta pensada para gente que necesite perder peso de verdad (pérdidas superiores a diez kilos en todos los casos),no para chicas o mujeres descontentas de sí mismas,en realidad los autores de ciertas modas no tienen la culpa de que la gente no interprete correctamente lo que lee.
O que cierta información se pase de boca en boca por internet convirtiéndose en moda.
En este caso, él y sus editores,lo que hicieron fue aprovechar la racha y llenarse los bolsillos, pero no más que cualquier otro establecimiento especializado en pérdidas de peso que se aprovechan exactamente de lo mismo.
De hecho en la Dukan no es necesario comprarse complementos caros ni hacer cosas raras.
Que ahora en su nuevo libro opine (de forma escandalosa,dicen los pacatos de turno)cosas como que cuando la cultura invade lo natural supone el fin de la civilización ,a mí me parece perfecto.
No lo considero una claudicación ni una maniobra ,sino una forma de pensar bastante razonable para estos tiempos en que las mujeres se están empezando a detener un poco delante del espejo no para insultarse sino para conocerse mejor.
Claro que juego con ventaja;porque con mi 1,69 de estatura y mi peso actual ( el que quiera saberlo que me busque en Google Morbid Fenómenos Naturales del sur de Europa)me encanta que Dukan hable bien de los pechos,caderas y muslos de las mujeres;no propone obesidad sino naturalidad,dice.
Aplaudo con las orejas y con todo lo que (todavía) no se me ha caído,que viene a ser más o menos un ranchito de pocos centímetros de piel suave en un bosque enorme y devastado.
Y qué.
Si me hubiera querido un poco a mí misma en el pleistoceno,esto no habría ocurrido.
Ni Dukan ni nadie tendría que haberme devuelto la identidad,excepto yo misma,quizá no fue necesario pasar por ningún rasero ni meterme en ninguna talla para tener el derecho de existir.
Y ahora disculpadme;tengo una infusión enfriándose y un libro nuevo para leer en la agenda de pendientes.
(Sobre el post anterior,decir que forma parte de una serie de biografías femeninas inventadas que iré colgando en este mes;es curioso cómo algunos pensáis que hablo de alguien real,otros os metéis en el bolsillo al personaje y unos cuantos más abiertamente afirmáis no haber entendido nada...jaja;no pongáis cuidado,son ejercicios feministas aderezados con datos reales pero saber cuáles sí y cuales no tampoco es relevante).
Feliz Todo,Mujeres!!
Y Feliz Todo,Hombres!
Coñoyá.
...
Hasta la próxima biografía.(muy prontito).
(Fe de Disculpas Políticamente Correctas; a la familia Montoya,a Homer Simpson,a los pacatos,a los que no ven oportuno el feminismo militante,a Pierre Dukan y a los macarrones).
Foto; Yo celebrando mi vida.(Digo,es una foto de Nancy Upton de un sitio web llamado "Trendencias").

24 comentarios:

San dijo...

Celebremos esa naturalidad de las mujeres, Bien por las que se encuentran bellas aún rebosando carnes por las tallas minúsculas de esqueléticas medídas.
Besos Reyes.

Montserrat Sala dijo...

Bueno pues enterada me doy, de que se trata de una serie de escritos ,segun tú autobiográficos, y que pretenden que tengamos una mayor idea de con quién, nos carteamos. A mí ese detalle no me hacia puñetera falta,pero la intención es buena, la acepto. porque me ecanta tu bervorrea, andaluza i tus metáforas destornillantes.

En cuanto a las dietas, solo hay una que finciona al 100x100. Sabes cual es? y note voy a cobrar nada, ni te vendo ningún libro, ni un solo C.D. Ni te mando a un psicólogo, ni a una charla sobre el tema, ni una conferencia de un nutricionista, ni nada.
Ahí va el método homologado por M.S.P:

Come todos los dias 4 veces mínimo. come de todo, no tienes que reñir con el salmón, ni con las morcillas.
Cuando te sivan un plato de macarrones o de lentelas, pides otro plato vacio, y le pones la mitad. Haz esto un año entero y cómprate una balanza, y cada dia te pasas, te fijas un peso ideal alto. y de allí no pases. Veras como estas mas sana, y mejorarás tu autoestima.
NO ES BROMA !!!.
Tú sabes que es verdad!
Caramba! pués síguela. una cervecita tampoco te hara daño
de cuando en cuando.

Eastriver dijo...

Hija, me acabas de presentar a este tal Dukan. Es que te juro que alucino con las alcachofas, los hidratos, las proteínas y demás collonades (collonades = paridas). Bueno, no es que lo critique, es que yo pienso que la única dieta válida es la de perder peso con sentido común, y con tiempo. Todo lo demás collonades que alucino que tanta gente leída y lista caiga de cuatro patas, señal inequívoca de que todos necesitamos creer en el misterio (y señal inequívoca también de lo vaga que es la especie humana).

Yo, aunque no te lo creerás, también he hecho alguna dieta. Ya sé que soy menudo pero chica, què vols, a los hombres se nos ponen los quilos en el barrigón que parece que te pases el día bebiendo cerveza y no es eso (ya sabes que lo mío es el vino tinto). Y ahora, con lo que te diré, pensarás que mi locura es más seria de lo que jamás sospechaste: yo creo que sé la manera de perder peso. Incluso estoy por hacer un libro, que se forran todos, jaja. Va, te lo cuento: uno pierde peso cuando se aplica mentalmente a perderlo. Perder peso es una actitud vital, querida Reyes, jajaja. Si yo no me peso, engordo y se me pone la barriga que no veas. Si comienzo en plan, cada domingo a la misma hora me peso, y me apunto los quilos, y todo eso, no te creas que luego hago mucha cosa, porque puedo comenzar a comer más verdura, pero luego la complemento con bombones o chocolatinas, o sea que nada. Pero mira, poco a poco, los domingos, tras pesarme, este domingo perdí cien gramitos de nada, el otro perdí doscientos, y así, que la cosa va lenta, en un año me quito de encima los tres o cuatro quilos que me sobran. Sin esfuerzo ninguno, pero ninguno, sólo con la conciencia de "Me llamo Ramón y estoy perdiendo peso". Lo que no pueda la mente, hija, jajajaja. Yo ya no sé si este método sirve para quien quiera perder muchos más...

Lo de la biografía de tu entrada anterior me pareció francamente divertido. No supe si el personaje era inventado o existía, alguna loca sobre la que te habías previamente ilustrado, pero te seguí la cuerda porque pensé que, tanto si existía por sí misma o sólo en tu imaginación, me hubiera gustado conocerla.

Petons.

Sue dijo...

Nunca hice dieta, más bien al contrario, soy una lima y no engordo, pero si engordara me daría igual. Comería y estaría deliciosa con diez o doce kilos más. La gente que no me ha visto comer, cree que no como. Es entonces cuando yo digo: invítame a cenar y luego hablamos. Je, nunca cuela. La gente ofende por ofender.
Nadie llama gordo a un gordo, es de mala educación, al menos yo no lo hago, sin embargo, parece que decir estás flaca o qué delgada estás no es de mala educación.

Pues lo es y además molesta.

Cuando empezó "la moda" de la delgadez todo el mundo pensó que yo estaba delgada por moda, o que no comía para no engordar, e incluso algunos se atrevían a decir: "es que una mujer está mejor más gorda" como si una pudiese elegir el cuerpo que tiene o contrariar su naturaleza.

A la mierda.

Cada uno es como es, está como está y mientras la salud no se vea perjudicada qué coño le importa a nadie.

Reyes, a comer y a callar. Cuida tu salud, el resto, bah.

Besos.

Genín dijo...

Totalmente de acuerdo con Sue.
Y además, yo te encuentro estupenda!
Besos y salud

Neogeminis dijo...

Siempre he descreído de las dietas, aunque sé de gente a quienes le han servido. supongo que dependerá en gran parte de l voluntad...que yo no tengo! je

un abrazo.

Salvador Navarro dijo...

Alabo tu capacidad para compartir tu intimidad, tus complejos y tus 'descomplejos', así como la alegría que supone leerte
Sigue así

Francisco Espada dijo...

Como las viejas carreteras comarcales, cuando una mujer pierde sus curvas, cuando el paisaje se convierte en monótona autovía rectilínea, se han desvanecido gran parte de sus encantos.

Montserrat Sala dijo...

Hola buenos dias:
Creo que eyer em pasé un poco,como consejera-moralista. Eperaba com así ha sido, una muestra de tu enojo, y estoy sorprendida al ver, que mi cachambroso blog, ocupe un lugar entre tus blogs preferidos. sé que no lo merece,pero, como decia aquel; que a nadie le amarga un dulce
Gracias niña Reyes.Feliz día.

Emilio Manuel dijo...

Mi hija y yo hicimos la Dukan y nos ha ido bien, lo que es cierto es como en todas las dietas, si te abandonas tararí que te ví.

Saludos

LA ZARZAMORA dijo...

Esa dieta Dukan ha causado furor en Francia, no sabes la de amig@s que se lanzaron como salvajes a perder kg con ella.
Y que recuperaron nada más la dejaron.
Es un timo, y no tiene nada que ver con la psicología de uno.
Arriba el chocolate, la cervecilla y los macarrones!!!
Y esas curvas, en las que perderse en días de lluvia.
Besos, Reyes.

Nieves LM dijo...

Nunca me gustó la dieta Dunkan, prescindir de ciertos alimentos es lo peor para la salud, no entiendo como hay gente que la hace.
Los que tendemos a engordar (a no ser que estemos hipermegaliberados) estamos casi siempre a dieta, por no desparramarnos a un lado y a otro de las sillas . Dietas pero controladas por médicos o dietistas.
Besos Reyes.

Tracy dijo...

Pero si tú estás estupenda, deja ya de pensar en Duncan

Miguel Baquero dijo...

Yo antes también celebraba los cuerpos naturales, pero hace poco, subiendo unas escaleras, acabé cansadísimo... es que peso una barbaridad, la verdad. Según me dijo cierta vezuna médica: "tengo obesidad mórbida" ¿Mórbida o morbosa?, le pregunté a la enfermera elevando asi las cejas repetidas veces a lo sensual. No, no morbida. Total, que tengo que bajar kilos más que nada porque (esa es otra) están comenzando a resentírseme las rodillas. Cómo bajarlos ya es otra cuestión...

mariajesusparadela dijo...

A mi me encanta la "bervorrea" de Monserrat...
Lo tuyo, en la dimensión habitual...

Nieves dijo...

Yo que vivo en una dieta eterna o mas bien en autocontrol permanente te comprendo perfectamente, ya me conoces y tiendo a coger kilitos rápidamente así que de ves en cuando me corto de comer esas tonterías que no debería comer y pierdo kilitos.
Pero claro hay que tener fuerza de voluntad....


Besitos :)

Alice vio la luna... dijo...

Si yo un día me veo como la Nancy Upton ésa de la foto, que en un ataque de ansiedad todo es posible (te entiendo, pobres macarrones) me corto las venas!

Besitos,

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Yo de estas cosas no entiendo: hay personas flacas, gordas, altas, bajas, rubias, morenas y cualquie otra mandanga, pues bien, entre todos esos grupos, y los que queda en la natural elipsis -¡en todos!-, los hay atractivos y no atractivos,¡hasta en los guapos!, entonces, ¿por qué preocuparse tanto por el peso?

Besos.

Elysa dijo...

El eterno tema de la dietas... siempre ahí para fastidiar, algún día supongo que inventaran esa pildorita para que las personas tengamos el peso ideal y seamos toditos igualitos y tan semejantes que esto será un aburrimiento. Ya verás...

Besitos

Montserrat Sala dijo...

MªJesús: Siempre tan ingeniosa. Aún estando tan cansada.
Me pongo a temblar, porque cuando estés descansada....
Gracias la ironia fina. Me encanta

José Luis dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
José Luis dijo...

Este post me ha parecido especialmente divertido (aunque creo que las disculpas a los macarrones ya no tienen remedio...). simplemente creo que se trata de cuidarse, o al menos de no abandonarse.
Cuidarse no es igual a dieta.
Dieta no es igual a "renunciar a"
no debería estar hablando de esto un tío que tiene alto el azúcar y el ácido úrico (me preguntaron si comía mucho marisco! jajaja. lo de la cerveza ya es otra cosa...)vaya, ababo hablando de mi.
Lo dicho, divertidísima Reyes. Tómate las cosas así..pero no tomes muchas...;)
besote

O SuSo dijo...

Pues si, la única dieta válida, la Dulcaar, un CD y a bailar sin parar.

Y mira que de lejos pensé que la foto era una de tus performans,ja,ja,ja.

Cuando dejaremos de buscar en el exterior lo que sólo nosotros podemos darnos.

Un abrazo

Reyes dijo...

Gracias Montserrat,voy a probarlo ...pero también tengo que hacerlo con la Cruzcampo? O sea vaciar media caña en otro vaso vacío?
jejeje...
Muchos besos para ti y todos los demás,nos seguimos la pista.

Qué se puede decir

Qué se puede decir a alguien cuando crees que ya lo has dicho todo??