jueves, 22 de marzo de 2012

Hermanita


Te sigo queriendo,hermanita
por las salvajes florecillas de tu boca
por la prisa que te diste en animarme
cuando el barco se hundía por las pedradas
de los hombres sentados en la orilla.
Te sigo echando en falta ,hermanita
ahora que la vida se hace tan difícil
para todo lo que sea sembrar ya no hay espacio
los pedestales eran todos de cemento
nadie nos enseñó a amasar la tierra buena
y crecimos despreciando nuestros cuerpos.
Hermanita,hay cosas que sólo son tuyas y mías
palabra de mujer que se descose
como aquellos trapos blancos del pasado
donde nuestras abuelas escondieron unas lágrimas
más viejas y calladas que la aurora.
Hicimos instrucción para no ser perseguidas
sellamos nuestros labios para no hacer ruido
aprendimos a seducir desde el armario
organizando el mundo a través de una rejilla
y los hombres dijeron "qué bonito".
Así estaba bien
las mujeres son las que mandan,dijeron sonriendo
ellas siempre mandaron
a la chita callando y al mono durmiendo;
empezaron a sobrarnos las hojas de la parra
las que tapaban las fuentes de la vida
y quedamos desnudas frente a predicadores
que se empalmaban debajo de sus faldas.
Entonces fue cuando caímos en desgracia
por nuestra propia mano
o quizá por envidia
liberación de qué
liberación de mierda
atadas,desgrasadas,calcinadas
pesadas,envueltas o medidas,
reventadas
rebeldes
bigotudas
malas madres
prostitutas
vestales
o listillas.
Hermanita,ahora soy feliz
hay tantas cosas que quisiera contarte
que tengo chispitas de oro entre los dedos
y una llama gloriosa al lado izquierdo
de la caja de música que tú también oíste;
te marchaste una tarde enfadada conmigo
quizá en el fondo sólo estábamos unidas
por el dolor común a todas las hermanas
que llevan el apellido Traicionadas
o por la débil ramita del olvido.
Ya lo sé
eso no importa nada
no volveremos a vernos a este lado de la vida;
y sin embargo yo
te seguiré echando de menos
hermanita.

13 comentarios:

Genín dijo...

No, no me atrevo a comentar nada, tengo el corazón encogido...
Besos y salud

iris dijo...

Bajo mi punto de vista, tan sólo se me ocurre una palabra: "MAGISTRAL". Gracias por regalarnos estos momentos de buena literatura. Besos Reyes.

TriniReina dijo...

Reyes te superas, creces, te elevas, te magnificas
Este poema es magnifico. Fuerte, duro...
Es un poema que no se debe ni comentar. Sólo leerlo y releerlo y silenciosamente aplaudirlo.

PD: Ayer te eché de menos.

Besos

Isabel dijo...

Eres genial, pero eso ya lo sabes.

Me encanta tu Mafalda, me identifico con ella, es más, lo voy a practicar.
Creo que tengo por ahí hasta el juego de construcción.

Besos grandes.

José Vte. dijo...

No me puedo resistir a decirte, una vez más, cuanto me gusta lo que escribes y como lo escribres. Me emociona. Gracias

Un abrazo

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

No me lo preguntes, porque te diré como siempre: poesía eres tú.

Besos.

Sue dijo...

NO sé por qué me has llevado hasta Violeta Parra, una mujer que luchó contra gigantes sin olvidarse de sus raíces ni ensuciar su género, el nuestro, que nada tiene que ver con llevar tacones y pintarnos los labios, y que, al fin y al cabo, no es tan diferente de ese otro género al que nos quieren enfrentar.

Un beso reina.
Te escribo.

Elysa dijo...

No solo te digo: GRACIAS

Besitos

Nieves dijo...

Precioso Reyes!!!

Te deja sin palabras.

Besotes :)

NáN dijo...

Muy bien.

Estoy contigo.

Sigue por ahí.

Larisa dijo...

Qué bien escribes cuando escribes bien.

Me adhiero al comentario de Trini.

Besos.

O SuSo dijo...

Hermosa declaración, me conectas con todas mis hermanas, con la hermana que llevo dentro, con el hombre que admira a las mujeres por lo que son, que lucha por que de una vez por todas se le caiga ese velo de perjuicio social hacia el otro sexo...

Vaya declaración, pone emociones hondas a lo que ha ocurrido con las mujeres "desde que el hombre es hombre" a lo que está sucediendo.

Me da la impresión que estas palabras no son tuyas, son universales, todas deberíamos abrazarlas, sentirlas, porque fuimos menospreciadas, insultadas, violadas, embarazadas de impotencia, porque vivimos desde detás de la reja, porque ya es hora que se caigan todas las ojas de parra, todos los velos impuestos, todas las formas obligadas.

Mil gracias a ti Reyes, y mil gracias a tu hermana, esté donde esté.

Abrazos desde el lado izquierdo de mi caja de música, donde hay una luz verde que brilla, ahora mismo femenina por ti.

Alice vio la luna... dijo...

Reyes, tía, me encantas cuando te pones poeta. ¡Qué versos! Se me ha puesto la piel de gallina.

Un besazo grande,

48

Hace diez años tenía treinta y ocho, y se me ha olvidado qué estaba haciendo cuando calentaba la sartén del mediodía. Hace veinte te...