martes, 5 de febrero de 2013

Bosque abandonado







Por qué crece en mí este abandono

que me convierte en un bosque calcinado

las rodillas arañadas por las piedras

las manos agotadas,malheridas

escrutando los ruidos de la noche

con el miedo y la angustia de cien vidas

acostadas en un bosque de zarzas.

Qué pudo ser de mí

ya no me importa.

Mil espejos que tuviera en cien palacios

siempre sería lo mismo

darían a luz un único reflejo

el mío;

en cada espejo desnudo

la misma mujer

sola.






13 comentarios:

Tracy dijo...

Miedo... soledad... supervivencia...

mariajesusparadela dijo...

Porque nada viene de fuera: todo está dentro.

Nieves dijo...

Estar perdida, desorientada y querer salir a toda costa de este sombrío bosque, eso es lo que capto e imagino de las letras que hoy nos dejas....

Me gusta este estilo aunque sea con este aire nebuloso...


Besos :)

virgi dijo...

La soledad que nos explota y quema los bosques, araña las rocas.
Y luego vuela y todo empieza de nueva.
Mi Reyes, besos besos

virgi dijo...

(perdón: "de nuevo")

Genín dijo...

Me acuerdo del viejo cumplido, "Sola porque tu quieres, guapa" y además, estar solo porque a uno le da la gana y se puede permitir el lujo de estarlo, como en mi caso, es una felicidad, no te voy a negar que a veces pesa la soledad, pero ya sabes tu que eso pasa en una casa con seis habitantes, o rodeado de una tropa...
Besos y salud

Emilio Manuel dijo...

La soledad, una de las mayores cargas que transporta el ser humano y que se está viendo aumentado gracias a un individualismo y a una insolidaridad malsana.

Un abrazo.

Nómada planetario dijo...

Todo es del color del cristal con que se mire, en este caso creo que lo haces a través de un filtro gris acentuado. La soledad tiene sus matices, en ocasiones pesa como un armario escaleras arriiba; otras veces te columpias en ella como si fueras una cría.
Besos guapa.

Isabel dijo...

La soledad, eso tan deseado y temido a veces.
Esa siempre pide que la vistemos con cuidado, no vaya a ser que se quite la ropa a tirones y nos deje tirados en ese inhóspito bosque.

Yo creo que tienes mucho dentro y fuera que te acompaña, sólo hay que saber buscarlo o cuidarlo.

Abrazos.

añil dijo...

Comparto lo dicho por Nómada, la soledad se presenta a veces de luto o a veces de gala. Es cómo estamos nosotros lo que decide el traje.

Besos guapa

Sue dijo...

Dicen que una mujer inteligente siempre está sola.
No sé, puede ser.

Te mando un abrazo cálido.

Montserrat Sala dijo...

A veces tus poesias me hacen estremencer de miedo; me acongojan.
es así y no lo puedo evitar.
Saludos muy cordiales, Reyes

Francisco Espada dijo...

No he podido verte antes, Reyes: una montaña de bolsas de basura me impedían ver tu lírica soledad.

Besos

Verdades

Hay ateos bañándose en la sangre de Dios y creyentes que ya están en el infierno. Sé por qué beben tanto los poetas es porque no saben qu...