lunes, 27 de mayo de 2013

Autoengaños

A veces el autoengaño puede ser algo tan simple como esto.

6 comentarios:

Sue dijo...

Jajaja

No es por nada, pero eso se lo digo yo a muchos compañeros de mesa que supuestamente están a régimen y piden el postre que más engorda y el café con sacarina. Me parto.
No les doy la torta, pero ganas me quedan jajajaja

Francisco Espada dijo...

El camarero debe entender que a esa persona le apetece tomar dulce, pero no puede excederse, de ahí que no se pierda el dulce y sacrifique el azúcar del café. Un poco de comprensión es de mucha utilidad, ¿verdad que sí, Reyes?

Besos

Sindel dijo...

Muy bueno!!! :)
Un abrazo.

Genín dijo...

jijijiji Pero el camarero no tiene mas remedio que morderse las uñas y joderse... :))
Besos y salud

Emilio Manuel dijo...

¿No es para menos?,

Es como esos que se hacen varios kilómetros para adelgazar, en la operación bikini, y luego se toman un desayuno del carajo, a media mañana una buena cerveza con su tapita y no sigo, cuando se pesan se sorprenden de que no adelgazan.

Saludos

añil dijo...

A ver, seamos serios, si pides sacarina con lo que sea, siempre será menos que con azúcar, o no?
No se puede ser tan tirano y no permitir un caprichito de nada cuando la intención es buena.

Muack

Mamá

Mamá es una desconocida que deambula por la casa, quitando el polvo , vaciando las cestas de la ropa sucia y de vez en cuando quejándose ...