miércoles, 29 de enero de 2014

Flipanzas

Ayer flipé.

No es que sea difícil que yo flipe,puesto que mis porros,al ser mentales,son baratos y frecuentes,pero digamos,que flipé un poco más de lo normal.

Ya flipo,como digo,cada día con los titulares,los des-informativos,las malas noticias del "siempre lo mismo y un poco más",con las cosas buenas como el parón de la justicia a la piqueta privatizadora en Madrid,en un plano más íntimo el hocico de mi perra,las formas de las nubes,etc.

Desde el domingo he flipado,a menudo y en secreto,en los ambientes hospitalarios después de la operación de hernia de mi padre el lunes,he vuelto a estar en ese planeta donde la gente nos volvemos muñecos esperanzados o tristes mirando por las ventanas,oyendo las sirenas de las ambulancias y pisando un suelo aséptico que silencia nuestros pasos y los oculta de la vida "normal".

Estando alí todos,leves o graves,habitamos un mundo en tránsito que para algunos se convierte en lo único posible y para otros una mudanza necesaria.

Todo salió bien,con los remiendos lógicos,pero todo muy rapidito.Me atrevería a decir que con cierta complicidad de la cirujana,que hablaba cantarina y me "conocía" de haber hablado con ella por teléfono y todo muy armónico,sin apenas desplantes ni malas respuestas de enfermeras ni esperas absurdas,y aun así a mi padre hubo que echarle un galgo porque a las 24 horas de la operación ya iba por el pasillo con la ropa de calle puesta y el alta en la mano "por si se arrepienten,vámonos rápido de aquí".

Flipé con lo fácil que resultó todo y con mi propia reacción amable y templada dándole conversación a las puertas del quirófano,un poco menos útil que cualquier mujer resuelta en hospitales y situaciones duras ,pero digamos,con mi toque de fantasía cuando la ocasión lo requiere que no sé de dónde sale,no lo sé ni yo.

Será la sensación ésa de que ese hombre,de repente vulnerable cual cordero,capaz de hacer que las chicas que se lo llevaban estallaran en risas por los comentarios que hace con la cara seria(decía que la que le había ordenado quitarse los dientes era "mu peligrosa"),no tiene nada en común conmigo y sin embargo lo tiene todo,es tan raro que dan ganas de chillar.

También flipé de segundas,ya en casa, con la película "Arrugas",anoche en la 2;y flipé con las cosicas que mis hermanos y yo podemos llegar a decirnos en wassap y las fotos que podemos llegar a enviarnos,llorando de risa estaba en el sofá,sola y a oscuras, a eso de las doce.

Creo que me vino muy bien,dada la tensión acumulada en las horas previas;

pero mi flipanza más fuerte fue con un relato,otra vez un libro del que ya he hablado,de nuevo Dear Life de Alice Munro,creo que editado por Lumen.

Un relato.

Un relato que empieza de una manera normal,con una acción narrativa normal,y acaba en hachazo en la cabeza sin sangre ni aspavientos,tan sólo metiéndose en la cabeza de una mujer que tiene una cita médica,nada más.

Cotidianeidad y pensamiento ordenado,las cosas son lo que la mujer cree que son,pero resulta que a veces sólo estamos en un fragmento de nuestra vida de pura visita,porque realmente ya estamos en otro lado.

Cuando empecé a sospecharlo ya era tarde; era tan bueno que me dije "Si la autora no lo resuelve así,lo haré yo,escribiré algo muy parecido",pero la maestra lo bordó y acabó como pensé.

Ayer por la tarde di la vara a todo el mundo,a mi pequeño mundo,con ese relato llamado "Con vistas al lago " o algo así,que no podré reproducir pero que alimenta mi débil espíritu creativo,hace croar la rana de mi cerebro.

(He sabido que Alice Munro tenía, en sus propias palabras,la "frustrante manía de escribir" incluso cuando criaba a sus hijos).

Llevo en la cabeza sus personajes,situaciones y un cierto olor a aserradero canadiense.

De repente soy como una niña que sueña con cuadernos nuevos llenos de páginas blancas;soy la niña pava y dulce de la foto;
soy mi propia voz que contará historias a trozos sin importarle a quién le gusten;
puedo seguir creyendo que yo algún día escribiré cuentos como ésos;

sólo que los míos olerán a lo vivido;

a lejía,pelusas y flores de azahar.



4 comentarios:

Genín dijo...

Yo si que me quedo flipando con eso de que a las 24 horas le dieron el alta a tu padre, increíble... :)
Me alegro de que todo fuera bien :)
Escribirás, y lo que sea, olerá de maravilla :)
Besos y salud

mariajesusparadela dijo...

Ya estás tardando: llevo aaaaños esperando.

Isabel dijo...

Primero, me alegro de que saliera todo bien y rápido.

La verdad es que a estas alturas yo no había leído a Alice Munro, me encabezoné en encontrar "Secretos a voces", uno de sus primeros libros que no lo han vuelto a editar hasta después del Nobel y mientras tanto hace algún tiempo me metí en "La vida de las mujeres", y no me cautivó; eso me ha pasado con el primer relato de Secretos, esa manera de enfocar las situaciones, esa sabiduría, que yo creo innata en esta mujer, es admirable.
Como lo es tu escritura, Reyes, cuando te pones, así que si estás inspirada no lo demores, cariño, que tú puedes.

Aranciata Esagerata dijo...

Reyes, me has metido el gusanillo en el cuerpo y no me va a quedar más remedio que hacerme con "el relato".

Un beso, Arancha

P.D. Veo que a pesar del tiempo, todo va bien.

Mamá

Mamá es una desconocida que deambula por la casa, quitando el polvo , vaciando las cestas de la ropa sucia y de vez en cuando quejándose ...