miércoles, 13 de agosto de 2014

Las casas y los coches

Las casas y los coches
qué importantes son en las vidas de la gente
unen o separan o causan conversación
generan sellos o meses de alquiler
los amores caducos olvidan los rencores
los coches y las casas
qué importantes.
Pueden hacer que un hombre tenga varias vidas
que una mujer conserve privilegios
o al revés
porque pegan con celo los recuerdos
y componen el patchwork del pasado
donde cada cuadro tiene un color y una textura
y acaban mezclados sobre la misma cama.
Qué importantes oh sí
aquellos bienes tangibles que todo lo estropean
los huecos de ascensor
las plazas de garaje
las cartitas del banco
las notificaciones
(que también traen su dolor
su pequeño dolor
como una herida
que no puede castrar la vieja guerra
donde los soldados del presente se arrastran
enmohecidos)
y cómo se arruina la gente en los naufragios
cómo cantan las criaturas del mar de los papeles
de los viejos cajones
donde durmieron los libros de familia
las cosas por hacer
los hijos no nacidos
qué espantoso sopor
qué epitafio
el amor soportando una ITV
con todos estos parches en las ruedas.
No soy perfecta yo ni mucho menos
pero cómo me aburren las cadenas
con las que las casas y los coches amarran a la gente
y los dejan tirados en un fárrago insaciable
de inventarios,de cosas que sólo son harapos
para un amor mendigo que fue,que ya no es
o nunca estuvo.



(Foto fotosdigitalesgratis).

4 comentarios:

Genín dijo...

Totalmente cierto, lo curioso es que algunas personas pasan gran parte de su vida anhelando esa casa y ese coche para meter en ellos su amor esperando que dure toda la vida, entonces, solo entonces, las cadenas no importan... :)
Besos y salud

Karu dijo...

olvidan que estamos de paso y que al partir nada nos llevamos solo lo vivido. Prefiero siempre invertir en relaciones, en viajes, en momentos de placer con gente querida.
Un abrazo, me gusto tu blog, me quedo leyendote

Sue dijo...

Pregunta tonta: ¿y si no tienes ni casa ni coche ni amor para toda la vida (que dice Genín)? ...

virgi dijo...

Hay gente que le gusta ese tipo de cosas. Y a los demás no creas, también un poco.
Besitos, que voy volviendo
(menos mal que nos vimos!!!)

Deseo

El deseo no es tan malo como dicen, no es bajo ni mezquino ni ruin, es un hálito de dioses que tenemos entre los bolsillos y que podemos...