lunes, 18 de octubre de 2010

Mi reino por un trabajo


Es una pena no tener internet más que en caladas cortas , apresuradas, como el yonki apostado en una esquina que apura los restos de su dosis porque no sabe cuándo conseguirá otro chute.
Sobre todo porque no hay tiempo material de contar todo aquello que a veces deseo derramar en este blog como quien vuelca un vasito de aceite, o de hiel , o de azúcar , según los días , en este cuadriculito tan lleno de amor y paciencia.
Así os podría contar episodios tremebundos de la búsqueda de empleo , no necesariamente malos , sí bastante surrealistas , anecdócticos , con los que pintar mi cuadro goyesco de la actual realidad , que os aseguro que ya completaría por lo menos tres novelas , plagadas de personajes sabrosísimos.
Sabéis que no lo haré, mis queridos amigos, porque flojilla lo soy , lo he sido siempre, y soy a la disciplina lo que el morbo sexual a Tarta de Fresa ,o sea, que estoy perdida para la posteridad , para mis contemporáneos y para mí misma,pero antes me gustaba , en mi época de hikikomori , reflejar muchas de las cosas que respiraba en mis días.
Ya no puedo , pero si pudiera os contaría miles de cosas.
Como esa mañana de sábado en la que acudí a una reunión informativa de una empresa relacionada con el sector de la estética, ilusionada ante el perfil de un empleo para el que hace falta conducir , visitar y poseer las habilidades similares a mi último trabajo digno .
Llegué al hotel con media hora de antelación y no me gustó el percal.
Muchas chicas jóvenes y actuales haciendo una ordenada cola no me pareció un buen presagio , a mí , a mi serena belleza , a mi currada madurez, y lo digo hoy , que es el día mundial de la Menopausia , y que lo pille el que sea espabilado.
Me aposté entre dos coches y pensé en irme a casa , como un atribulado personaje de "Los lunes al sol" ,pero me dije "Qué coño , he madrugado un sábado y tengo que saber de qué va esto ".
Así que me quedé , y entablé enseguida conversación con la chica que estaba la última , que resultó ser de Cádiz .
Más había madrugado ella, pues, pensé, qué putada.
La verdad es que era bastante simpática , ya no dejamos de hablar porque nos unió la estupefacción de ver que en la media hora restante no dejaron de llegar candidatas , más y más, de todos los perfiles y estaturas, hasta que aquello comenzó a parecerse a una convención de distribuidoras de Avon , pero sin incentivos.
Al pasar a la sala del hotel la cosa adquirió tintes dramáticos (se dice así en las narraciones burdas , verdad?pero es que es cierto )porque no había suficientes sillas para todas , y la verdad es que la gaditana y yo empezamos a reírnos.
El señor que estaba al frente de la convocatoria pidió disculpas porque al parecer se habían juntado varias coincidencias que habían dado como resultado aquel descuadre , y repartió unas cuestionarios.
En "Observaciones" escribí lo siguiente ;
"Pido perdón por la letra,pero esta masiva afluencia de personas citadas hace que tenga que escribir de pie" ,
y en el apartado "Cosas que te gusta hacer en tu tiempo libre" puse que a mí lo que me gusta es pasear , estar con mi hija y escribir reseñas literarias,más o menos como a todo el mundo, así lo dije textualmente .
Ejem .
Y es que alcanzar cierta edad tiene eso de bueno.
En los momentos ridículos se tiene una paz interior , una tolerancia , una luz , una clarividencia , una sabiduría que te lleva a tomarte todo como el juego absurdo que seguramente es , (o se ha convertido ) la búsqueda de trabajo remunerado en esta sociedad .
Pero no es una visión negativa .
Salimos de allí con una amplia sonrisa en los labios sabiendo que habíamos hecho todo lo posible por conseguir el trabajo, frente a todas las que se fueron marchando según el señor hablaba y decía cosillas en esta primera criba.
Y además , yo al menos, llevaba en el bolsillo el teléfono de una chica que ha sido quiromasajista en su propio gabinete durante años mientras terminaba la carrera de ingeniería informática.
En cuanto a la chica gaditana , me regaló la anécdota de que llamó emocionada a su madre un día que tuvo un trabajo en el que valoraban sus estudios, una sola vez en toda su vida laboral.
Viva Noruega.
Qué gente tan linda tenemos por aquí optando a trabajos mediocres, leche.
Encontrar curro, no , pero amistades , anda que no hago yo amistades en los procesos selectivos.
Y anda que no tengo historias en el disco duro gracias a todo esto.
Cuando me ponga a escribir , nadie me lo va a creer .
O sí .
Lo malo es que sé que me váis a creer.

16 comentarios:

Osvaldo Michelon dijo...

´Hoy no es el día de la menopausia, es el dia del cooperativismo; se lo digo por si le sirve de pequeño impulso a considerar un nuevo enfoque a la búsqueda de curro. ¡No, no se preocupe!, que no voy a decirle que represento a una firma que... bla bla bla...grandes ingresos...bla bla bla.. y sin salir de casa...
Soy un paria más; pero que tiene claro que el curro, si no queremos que nos manoséen, nos lo tenemos que inventar. Todo es cuestión de hablar con otros damnificados por el statu quo; aunar talentos y/o capacidades, y a ser posible, en negro, que ya está bien de pretender que les solucionemos el problema a ellos antes de empezar a ver cómo nos irá. Ánimo querida.

Elvira dijo...

Es muy duro buscar trabajo ahora. Lo vivo muy de cerca, aunque no directamente en mis carnes. ¡Suerte, suerte, suerte!! Y un beso

Pilar Vidal Clavería dijo...

Hola Reyes,

Pues me parece que si, que nos vamos a creer lo que con tanta gracia y soltura nos cuentas.

Lo mejor es que sabes exprimir el lado positivo y divertido de tus aventuras y nos haces pasar un buen rato.

A por el curro, que tu puedes

Un abrazo desde la esperanza

Sue dijo...

Ay belleza madura, qué suerte haberte encontrado.
A veces me recuerdas a personas que conocí en el pasado, otras no y casi mejor. Tú eres mucho más espontánea y divina.

Lo de la búsqueda de trabajo me pone los pelos de punta, porque mi experiencia ha sido siempre horripilante. Recuerdo una entrevista en una compañía de seguros, sobre todo cómo me miraban dos tipos mientras otro me hacía preguntas. Me sentía desnuda y estúpida. El puesto era para coger el teléfono , pero parecía que lo que ofertaban era un puesto de ingeniera para tele dirigir misiles rusos, dada la seriedad con que me preguntaban.
Para empezar no entendí el cuestionario de tres a cuatro páginas que me dieron antes de entrar (un psicotécnico que si no eres una paranoica antes de empezar, logra convertirte en una bien gorda cuando logras terminarlo) así que la cosa no empezó bien. Supongo que el hecho de comentar cuáles eran mis metas en la vida fue la segunda de las razones por las que desecharon mi perfil y mi ateísmo confeso (era una empresa de base opusina ) fue la gota que colmó el vaso. Vaya, que no me echaron a patadas porque su dios no quiso.

Hay muchas otras experiencias y entrevistas, sobre todo de esas de grupo que siempre he odiado porque te obligan a discutir sobre un tema absurdo con gente que no conoces y que a veces, incluso, te cae mal. Y total para un contrato de sustitución en un polígono industrial perdido en los arrabales de la gran ciudad. Me han llegado a ofrecer contratos de dos días, e incluso, me han ofrecido mucho dinero a cambio de "acompañar" a los clientes estrella de cierta compañía a la que fui por un puesto de vendedora telefónica. "El teléfono no es para ti" me dijo el tipo que quiso convencerme de que tenía algo con "más clase" para mi.

Ojalá yo pudiera llamar a mi madre un día y decirle: "Mama, me han ofrecido un puesto donde tienen en cuenta mis cinco años de carrera y voy a ganar un sueldo digno con el que dejaré de dar tumbos en cuchitriles compartidos y de pedir asilo familiar. ¿Te das cuenta? Ya soy mayor. Lo que siempre quise ser".

En fin, que estoy copando tu espacio Reyes. Te mando todas mis fuerzas positivas y un buchito de vino para que el trabajo llegue. Yo siempre despotrico sobre el mio porque lo odio, a veces me dan ganas de coger el bolso y largarme (muchas), y seguramente lo haré cuando menos se lo esperen. Por eso también estoy buscando y te entiendo, aunque no esté tan desesperada (de momento).

Palmira Oliván dijo...

No te desanimes Reyes, al menos, vas haciendo amistades ;), siempre hay que mirar el lado positivo (aunque sea muy muy muy difícil pensarlo y creérselo). Si lo que buscas no viene ahora, no te preocupes, vendrá hipermejorado y te rebasará con creces. Lo bueno se hace esperar...

Mucha suerte y besotes.

Isabel dijo...

A pesar de... me gusta el tono que empleas y sé que tarde más o menos encontrarás lo que buscas, no lo dudes.

Besos, besos...

carmen dijo...

Mira, princesa, después de leerte con atención y cayéndoseme la baba por tu madurez, tu ternura , tu aplomo, y tu"belleza" sin meno....ausia, te despacahas con un : " y lo malo es que me vaís a creer"... Y yo me digo: nos ha engañado??? O, no??

Anda, contéstame de veras

virgi dijo...

¡Qué requetebuena eres, Reyes!
Una gozada leerte. Me encantas, luego se lo paso a Ed, seguro opina igual.
Besos.
Conserva ese disco duro, porfi.

Araceli Esteves dijo...

Claro que te da para escribir. Y te lo leeremos TODO.

luzbelguerrero dijo...

¡PLÍÑ! un diez REYES
Hágale caso a DON ORLANDO, vamos a darles en los morros creando nuestras propias alternativas

añil dijo...

El día que ecribas todas esas cosas que almacenas enel disco duro seguro que tenemos un éxito de ventas y yo podré presumir de conocerte cuando lo fraguabas, jajaja.

Ánimo y paciencia, yo ando por los mismos derroteros y las oposiciones son tambien bastantes deprimentes pero me pasa un poco como a tí, cuando llego y veo tal cantidad de gente, en vez de nervios me da risa.

Un beso

NáN dijo...

Qué desperdicio de seres humanos, de mundo, de las pocas cosas que necesitamos, básicas, y cuesta encontrar.

Sigue buscando, relajadamente. No todos los que dan trabajo son idiotas.

Un abrazo muy grande.

iris dijo...

Querida Reyes, me encanta que seas positiva, si sigues así al final conseguiras lo que buscas, ya sabes:"quien la sigue la consigue". Ánimo preciosa, que los buenos trabajos también existen. Besos.

ARO dijo...

Un placer leerte. Es divertida la historia real que cuentas, pero triste al mismo tiempo para quien la vive en primera persona. Saludos.

Miguel Baquero dijo...

Pues claqeo que te creeremos, tú no puedes mentir. Me ha gustado lo de la serena belleza, y también ese escepticismo cargado de buen humor que has ido adquiriendo, eres algo así como un gran reserva, ¿no se dice así?, no entiendo de vinos. Yo, si fuera seleccionador, nada más que por contestar las preguntas con esa distancia, le elegiría, pero sabido es que si alguien hay ceporro y con poco gusto en nuestros días son la gente de recursos humanos, así que te deseo que sigas aguantando con la misma paciencia. Un abrazo

Reyes dijo...

GRACIAS A TODOS por esos comentarios , y por los buenos deseos , yo creo que todos estamos más o menos en la lucha, tanto el que tiene trabajo como el que no .
Se puede decir que ya tengo trabajito, o medio trabajo, lo dejaremos en eso ,pero es que sigo buscando.
Teneís razón aquellos que dejáis caer la idea de que va a ser necesario montarse chiringuitos propios.
Besos , y más besos .

Mamá

Mamá es una desconocida que deambula por la casa, quitando el polvo , vaciando las cestas de la ropa sucia y de vez en cuando quejándose ...