jueves, 24 de febrero de 2011

Podemos abrazarnos


Lo mío es la incertidumbre, sí, pero también la libertad.
No mueve el viento una hoja sin que cambie la dirección de mi pensamiento y a veces entiendo , como si se encendiera una luz , por qué es imposible entenderse con nadie.
Podemos abrazarnos , rodar por el suelo alfombrado de violetas blancas como las de Elvira , creer que nos quieren y que queremos , y que nuestra opinión es la bandera libertaria que adorna nuestra vida .
Nada más lejos de la realidad , somos esclavos de nuestras opiniones( que a veces otros de nuestra etnia, religión o equipo ya han pensado por nosotros) y en muchos casos necesitamos juntarnos con gente que piense igual que nosotros, o lo que es lo mismo, que tenga las estampitas del mismo color que las nuestras , para no sentirnos perdidos.
Me siento sola en este descubrimiento de lo que me parece la estupidez ajena no ya sólo en la tele, que es el blanco fácil , sino también en la prensa , en el seudo trabajo y en los blogs, incluso gente que me resulta muy querida a veces me deja pasmada con un rapto de estrechez mental ( entendiendo por tal un lugar común clarísimo,como si entre todos hubiéramos aprendido una letanía colectiva ) y entonces me escandalizo íntimamente, aunque enseguida se me pasa.
Seguro que yo hago lo mismo y decepciono a otros, continuamente.
Es inevitable.
Sonrío como Iliame porque una vez, en la facultad , durante una conferencia de Torrente Ballester , estuve a punto de preguntarle al autor , que nos hablaba en plan abuelo buen rollo, si el escritor español moderno se había quedado sin tema , dado que teníamos libertad y comida.
En aquella época me parecía que la democracia era sinónimo de libertad y felicidad , era mi mundo muy pequeño , menos mal que por entonces no publiqué nada .
En el mundo que habito hoy , en cada persona que conozco late un conocimiento adquirido sin experimentación , inyectado en vena , sin análisis ni duda posible, y debe ser que yo también necesito mis cromitos del mismo color que los ajenos porque eso me hace sentir triste y sola.
No sé si es una exageración , o es el inicio de la senda del guerrero de la luz , y en breve empezaré a comer bayas silvestres y a hacerme un colchón de tierra , pero me apena estar usando cada vez más la cobertura normal socializada , ésa que te vuelve como el noventa por ciento de la población de un país occidental en crisis con raigambre democrática y sometida a calendarios de vacunación europeos , lo que sin duda nos hace un grupo humano inteligente y evolucionado.
Sin embargo , aunque no haya dramas en estas calles, yo sólo siento horror .
Gestos crispados y ojos ausentes , una incomunicación tan grande que al final lo que somos es un poblado donde cada uno sujeta su chabolo , aunque no haya nada que sujetar , porque lo que de verdad tiene sentido ya se lo llevó el viento y no nos hemos dado cuenta .
Cada día que vivo mi vida de hormiga encuentro más y más motivos para rebatir, cada día que pasa veo más lejos la luz de una cierta inteligencia en todo lo que me rodea y sin embargo cada minuto más se me quitan las ganas de hablar y convencer.
La cuadrícula es más perfecta según la gente es más progre , porque de los otros ,mejor ni hablar , (eso ya es materia inerte ) y de verdad que ya no sé ni qué decir cuando me veo en medio de gente.
Sólo se me ocurren cosas peregrinas, inmediatas; estudiar Bioenergética para entender lo que ahora sólo son intuiciones,quizá si puedo ayudar a los demás me sentiré mejor, aunque no pueda sacar mis cromos para cambiarlos con nadie .
Eliminar para siempre el lenguaje político/filosófico/vital en mis relaciones con los otros , reducirlo todo al simple tacto , encaminarlo a la curación.
Sí,a través de la terapia podemos hacer como que nos importamos, podemos charlar , podemos abrazarnos , y con la misma fe (en nada) olvidar que una vez nos conocimos.
Si me convierto en terapeuta, a nadie le sorprenderá que cobre por el arte de saber guardar las distancias.
Lo sabré hacer , sin duda; al fin y al cabo,los abrazos son mudos.


(Foto Google que enlaza con un taller de abrazoterapia , si tiene derechos o lo que sea el autor se me queje y la quito ).

23 comentarios:

virgi dijo...

Mi querida Reyes, tienes un olfato maravilloso, lleno de sensibilidad e inteligencia.
(y no me digas qué c... es lo que acabo de poner, pero es lo que me salió, así, sin más pensamientos)
Eres una maravilla y me enorgullece que nos conociéramos (¡toma ya, la Virgi que inspirada!)
No dejes de escribir.

Sue dijo...

Aquí sí que hay meollo reina, es como si esta mañana, mientras despotricaba contra todo en el cadalso, me hubieras escuchado y lo hubieras hecho bonito en un post. Entresacas como nadie los bajos a la literatura y conviertes lo que piensas (y lo que pienso, repito) en un precioso y perdurable texto a medida.

Yo también siento (cada día) ese horror y esa incomunicación. En mi, por supuesto, la primera porque si siempre he estado "alejada" de la masa, con la edad, en lugar de limar asperezas y acercar distancias, me ocurre lo contrario. Me alejo y me vuelvo arisca, aunque haya aprendido, a palos, a ser simpatiquísima. Puedo serlo si quiero, pero me sale poco. Y me sale poco porque, como tú, "me siento sola en este descubrimiento de lo que me parece la estupidez ajena".

Ayer, sin ir más lejos, intentaba explicarle a un compañero lo que es la libertad, eso tan sencillo de "tu libertad termina donde empieza la de los demás" pero él solo sabía decirme "pobrecicos los dueños de los bares que se están quedando sin clientes por la ley anti tabaco" y cuando me soltó aquello de ya no hay libertad, solo saben prohibir (discurso manido sobre la libertad escuchado en la tv a diario, supongo) , le dije "a ver, que nadie te está prohibiendo fumar, puedes fumar en la calle, en tu casa o en el cementerio, pero no en lugares cerrados y públicos. En todo caso te están prohibiendo molestar y fíjate sí seremos cenutrios en este país que nos tienen que dirigir como a los idiotar para ser cívicos".

En fin, no me enrollo que no son horas, solo decirte que ha sido un placer leerte antes de irme a dormir.
Siempre levantas las costras y eso es bueno. Muy bueno.

Un beso orgulloso (como el de Virgi)

muerte.roja dijo...

Todos hemos tenido una época en la que la libertad fue nuestra forma de vida y nuestra bandera.
Yo recuerdo bien ese tiempo, no hace mucho en realidad pero he cambiado, he olvidado y me he dejado engullir por la multitud,me cansé ser minoria,me cansé de no sentirne escuchada pero dentro de mi sigo pensando que....

La libertad es algo que se siente dentro, que lo material termina esclavisandote,que la vida, el planeta es lo mas bonito que tenemos y que los abrazos sobretodo si son de la persona amada te dan la vida asi que....

Todos deberiamos tener una persona que al llegar a casa nos diera un beso en los labios y un abrazo mudo como bien dices.
Deberiamos pensar en COLECTIVO, en PLURAL, solucionar las cosas entre todos como estan haciento los paises arabes hoy en día.
Aqui aún pensamos en mi casa, mi coche, mi trabajo. Estamos ignotisados, dormidos. Cuándo vamos a desperdar? Cuanto mas pueden jodernos para que el pueblo diga NO.
En fin hay tanto que decir y tan pocas ganas de actuar....

Me despido como no con fuerte abrazo

Elysa dijo...

Mucha tela, Reyes.
Sí,a través de la terapia podemos hacer como que nos importamos, podemos charlar , podemos abrazarnos , y con la misma fe (en nada) olvidar que una vez nos conocimos.
Me quedo con esta frase, por que es así como la siento.

Gracias por tu claridad.

Besos.

rombo dijo...

Tu escrito hace pensar...Pensar para luego actuar. Me ha gustado. Un beso.

carmen dijo...

La libertad es algo más que una palabra bonita, es tanto como capacidad para comprometerse y responsabilizarse. ¿ Alguien se apunta?
Es más fácil creer que la libertad es hacer lo que a uno le da la gana aunque fastidie a todo el mundo y se fastidie a sí mismo por no crecer nunca.
De todos modos cada día es una nueva ocasión puedes descubrir y descubrirte.
Tu pensamiento esta vez creo que vuelve a dar vueltas por el ombligo...
Un beso, princesa!

carmen dijo...

Evidentemente a estas horas he escrito bastante MAL
"Cada día es una nueva ocasión para tratar de descubrir lo grande en lo pequeño, tanto en la realidad como en nosotras mismas" . El cuidado de las cosas sencillas, ese es el secreto
Un beso otra vez!

Miguel Baquero dijo...

Me ha gustado y me ha emocionado este post, además de hacerme pensar en cómo a veces podemos decepcionar a los otros, en cómo nuestros pensamientos inevitablemente est´n cuadriculados, aunque tratemos de ir por libre vamos por libre siguiendo unas pautas, en cómo todo pasa hoy en día y acaba en nosotros mismos, y quien intenta escapar de eso es motivo de burla, en cómo la esclavitud de nuestro bienestar cada vez menor no deja de ser una esclavitud. Yo me siento ridículo al abrazar a otra persona y no tendría en realidad por qué.

TORO SALVAJE dijo...

Te agradezco que hayas escrito esto y que lo compartas.
Muchas de las cosas que pienso están en tus palabras y hay también otras que no he sabido ver con la claridad que lo haces tú.
Me emociona, sin lloriqueo eh!, encontrar a alguien que sepa radiografiar y transmitir tan bien lo que somos y en lo que nos hemos convertido.
Te lo agradezco Reyes.
De corazón.

Besos.

añil dijo...

¿Sabes? yo estoy convencida que si nos abrazáramos más, peroabrazos de verdad, de esos que no tienen tiempo ni espacio, si no dejásemos para mañana el roce con los otros, muchas cosas serían diferentes.
Yo he comprobado que a la gente le cambia la cara cuando se acercan para un simple "muack" con palmadita en la espalda y se encuentran sumergidos en un abrazo de verdad.
Un besote, guapa

TriniReina dijo...

Creo que lo has dicho todo y magnificamente bien.

Yo creo que nos hemos acunado en el conformismo y nos hemos vuelto vagos para salir de el, así que sobrevivimos en los dictados que nos marcan. También creo, a veces, que estamos a punto del estallido: interior o exterior.
Es muy cierto que nos sentimos arropados entre las estampitas del mismo color...

Te has explayado de lo lindo:) Creo que has liberado un poco de vapor.

Besos

Elvira dijo...

Tiene mucha sustancia este post, querida Reyes. Yo cada día tengo menos cromos y menos temas cuadriculados en la mente, y aunque eso pueda ser buenísimo, a veces asusta. Así que me quedo con los abrazos y los prados para retozar.

También creo que si nos diéramos cuenta de que no somos tan importantes como quizás alguna vez creímos, no nos exigiríamos (a los demás tampoco) tantas perfecciones ni heroicidades. Estoy con Carmen: centrarnos en el cuidado de las cosas sencillas.

Un fuerte abrazo para ti

iliamehoy dijo...

Entre la libertad pautada y la que me conviene,existe un camino hermoso no muy amplio, pero lo suficientemente generoso para dejar las expectativas en la orilla y permitir un acercamiento, ese roce que transmite sosiego al ambiente crispado; no se trata de convencer, ni de mantener una lucha de poderes, ni de a ver quien la tiene más grande ( la capacidad de libertad), es más bien un permitir bajar la guardia, el estado de alerta permanente, y encontrar un estadio intermedio que suscite dar y recibir una sonrisa profunda, genunina para que con este simple movimiento en la comisura de los labios se genere un efecto mariposa de resulatados sorprendentes. Y ya no te digo nada, si ampliamos esa capacidad a los abrazos.
Voy a leerlo de nuevo, porque un texto tan nutritivo requiere de más atencion, y porque me ha emocionado tanto que no puedo dejar de mirarlo.
Una sonrisa, y un abrazo, exentos de cualquier derecho, excepto de que te lleguen intactos.

NáN dijo...

Veo la ironía con la que escribes "lo que sin duda nos hace un grupo humano inteligente y evolucionado."

Tanto despotricar de los árabes, sus gobiernos tiránicos y corruptos. Y cuando la gente se siente hasta el gorro, sale a la calle y derriba esos gobiernos, ¿qué hacen nuestros representantes europeos? Se reúnen para tratar el tema del peligro de oleadas de inmigrantes.

Nada de brazos abiertos a los que sufren, a los que se la juegan por un mundo mejor. Nada de empezar a hablar de cómo se pretende ayudar a esos países nuevos a que asienten la libertad: solo miedo expresado a los desplazados y miedo semioculto a que se pierdan los negocios que se hacían con los tan criticados dictadores.

Pero ¿solo son nuestros representantes? Imaginemos a los que nos rodean si nuestro Gobierno les diese un tratao humanitario de favor: una debacle de crítica.

Siempre quito hierro a las críticas a los políticos, porque encubren que hacen lo que nosotros queremos.

Un asco, tú, de "inteligentes y evolucionados", con nuestros carnés de vacunación ordenada.

Isabel dijo...

Ya que hablas de la experimentación te diré algo que he experimentado a partir de una frase que leí hace mucho: "solo soy yo cuando estoy sola"
Y a qué cuento viene que te diga, como curiosamente solemos hacer, mi fiesta o mi feria.

Creo que reflejas muy bien cómo somos y pocos sienten. Como ese dolor cuando, a veces, nuestros genes buscan algún reflejo del clan y la tribu para sentirnos acompañados en ese estar aquí de paso.

Este es un abrazo vitual, espero que cuando me deslie algo pueda ser físico.

manolotel dijo...

Una reflexión, parece, hecha con retazos de todo, incluido el corazón (o, el "descorazón") y por tanto muy abierta, con muchos puntos de fuga, dejando asomar esas trampas con las que solemos engañarnos para mantener la estabilidad en un mundo complejo que se mueve aparentemente a su aire.

Poco hay que añadir a lo que has expuesto. Efectivamente estamos hechos de lugares comunes, de proverbios y refranes contradictorios las más de las veces y no es extraño, por tanto, esa incertidumbre que sentimos ante casi todo. De ahí, lo de las estampitas y la necesidad de un grupo donde los conceptos y el lenguaje signifiquen lo mismo para todos.

Pero en mi opinión no todo es adquirido del grupo. También tenemos algunas convicciones profundamente arraigadas que condicionan nuestro comportamiento y son la base de nuestra responsabilidad individual y por tanto de nuestra libertad.

Por encima de todo, o, al mismo nivel, no lo sé, está la piel que no creo que sea un simple receptor químico de sensaciones puntuales. Tampoco un límite a nuestra inteligencia. Como dijo alguien, la piel es lo más profundo y no solo nos define, también es memoria.

Metafísica. La culpa es tuya :-). ¡A quien se le ocurre pensar, en los tiempos que corren!.

Un besote.

iris dijo...

Es de los post más sincero que he leido en mucho tiempo...me ha encantado. Se nota que te lo dictó el corazón. El ser humano es en su esencia "grupal", para lo bueno y para lo malo, por eso tienen tanto éxito las redes sociales.Besos y abrazo vitual.

Sila dijo...

Hace mucho tiempo, tanto que ya ni recuerdo. Dejé de opinar verbalmente, acerca del comportamiento del hombre, de sus intereses, complejos y demás enfermedades – que conste que no generalizo- Es duro tener que llegar a este punto pero, una vez lo has conseguido, es cuando realmente, desde este lado, puedes estar mínimamente a gusto contigo misma. He dicho dejar de opinar verbalmente, ya que esta es una forma de auto envenenarte . Tu te haces las preguntas y recibes respuestas dirigidas de ti misma, de la frustración que te llega de tanto darle vueltas, esas vueltas que tienen sonido, el de tu voz que reprocha en ti. No te sientas culpable, ya que entonces el peso es demasiado para ti, compártelo con los demás , ya que culpables, somos todos.
Un abrazo muy fuerte, amiga!

mariajesusparadela dijo...

Creo que mientras haya personas como tu, aun estamos salvados. Gracias.

José Antonio del Pozo dijo...

Hola, Reyes, a mí me parece que incluso con los Otros se puede dialogar, hay personas que merecen la pena por encima y por debajo de las etiquetas, y hay que tener, creo, las antenas bien abiertas para ofrecer un cauce a quien se intuya que merece la pena, aunque no piense exactamente como nosotros, más que los bandos, nos une creo yo la banda de un sentimiento difuso que ante una sensibilidad concreta nos susurra... esta persona merece la pena, aunque no piense como yo, me puede enriquecer, podemos escucharnos las razones y los sentires de cada uno. Hay sensibilidad en tus lineas, eso es todo.
Te invito a magdalenas.
Un saludo bloguero

BB dijo...

Desafortunadamente, nos hemos colocado en una hilera, donde todos parecemos tener los mismos miedos, la misma incertidumbre. Le tememos al abrazo, al roce, al encuentro y corremos a nuestro refugio interior, para sentirnos a salvo.
Triste y profundo tu planteamiento, Reyes.
Y yo, te abrazo
BB

El Drac dijo...

Creo que el ser humano NUNCA podrá dejar de aprender incluso la ciencia que suponemos tan avanzada NO LO ES; por ejemplo hace más de una veintena de años se ha descubierto que el hombre procede del mar y que los fósiles encontrados (cromagnon, neanderthal, pitecantropus)pertenecen a variedades de simios; para ello existen hipótesis fuertes en sí mismas: que para hablar necesitamos SABER controlar nuestra respiración, como los anfibios y que los monos caminan doblados EXCEPTO cuando caminan en el agua, otra cualidad es que hemos ido perdiendo el pelo como los hipopótamos y los elefantes. En fin, y como te darás cuenta a esto no se le da difusión porque preferimos el marasmo de seguir siempre con los mismos conceptos y azuzar los vicios de moda, alcohol, drogas, promiscuidad; incluso (y aquí seguramente te vas a molestar) exaltamos la homosexualidad como uno de los estandartes de la vida moderna y no decimos del alto índice de SIDA y cáncer al recto de sus integrantes de sus integrantes varones, que su promedio de vida está llegando escasamente a los 40 años; que las lesbianas aparte de las profundas depresiones e inclinaciones suicidas, han tenido problemas por lograr la custodia de su PROPIO hijo biológico frente a su pareja, que al ser tratada como marido tiene los mismo derechos que éste. Un fuerte abrazo

Isabel Romana dijo...

Tu reflexión también me afecta, reyes. Me siento cercana a esa situación que describes, sobre todo en el aspecto de la desorientación y de la comunicación, la sensación de que hemos perdido cosas (ilusiones, hechos, logros) casi sin darnos cuenta, de que hemos sido engañadas por un espejismo: quizá esa ecuación libertad=felicidad que creíamos posible, ese confiar sin límites en los demás, la idea de "eso a mí no me pasará nunca" y nos pasa... En fin, reyes, quizá lo mejor sea la ficción. Un abrazo.

Cazorla (II)

A mediodía del 2 de junio de 1694,una gran tormenta, que sería conocida por las generaciones  cazorleñas posteriores como "e...